Desde Fresno se quejan del cable aéreo Manizales-Mariquita

La Voz de Caldas: 1926-2019
Cable aéreo Manizales-Mariquita. Foto Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales

Enrique Llano, de Fresno, fue entrevistado por LA VOZ DE CALDAS para que pudiera denunciar el supuesto abandono existente en los cables aéreos. Estas fueron algunas de sus denunciadas publicadas este diario de la tarde, del que se sorprende de que junto con el comercio “estén tan en ayuno” de lo que pase en esta empresa”.

-“… lo más grave allí es que los cables están muy deteriorados, de tal manera que se están rompiendo con deplorable frecuencia y ya puede usted imaginarse lo que significa esto: se rompe el cable en una sección, y naturalmente toda la carga vuela por los precipicios, montes y cañadas sufriendo así enormes daños, de los cuales la empresa no hace caso, pues se pliega a la muletilla inexpugnable de ´caso fortuito´. Y no es esto sólo: lo grave, lo extraño, lo injustificable es que esa carga se queda por allí botada sin dolientes, expuesta a ser robada a ciencia y paciencia de los empleados de la empresa, pues en vez de recogerla o siquiera taparla con lonas, retiran esta para toldos de los trabajadores u otros menesteres dejando las mercancías sin custodia ni cubierta.

-Aseguró que la empresa no tiene cables de repuesto: “… tal vez los haya pedido, pero según me informó un distinguido empleado del cable, no hay sino cuatro rollos que están en Mariquita, y esos no son suficiente ni para reponer una sesión, ya que para cada una de éstas se necesita cinco o seis rollos; de modo que necesariamente habrán de tener que continuar luchando con los empalmes y soportando las rupturas frecuentes, que es como decir el desastre”.

-Sobre los robos anotó: “El número de trabajadores ha sido recientemente reducido considerablemente, pues la empresa despidió varios celadores, y naturalmente los peones que trabajan en el día, no pueden pasar la noche a campo raso cuidando de la carga, máxime si no se les paga horas extras como sucede”.

-Denunció que la empresa no tiene leñas suficiente para todas las estaciones de motor: “(…) y sucede a veces que por falta este elemento, la movilización de carga es muy insignificante. (…) es que los dueños de montes en el páramo subieron el precio de las leñas en proporción al alza de víveres y jornales, y que la empresa no acepta esta alza, que yo he considerado justa, casi obligada, pues mal podrían los que explotan este negocio hacerlo con pérdida”.

-Denunció que las bodegas de las estaciones permanecen congestionadas, que en Marquita la carga de importación está frenada; en Fresno “tenemos hace días una congestión de carga de exportación, de tal manera que el jefe de aquella estación se ha visto precisado no recibí carga de Manzanares ni de allí mismo del Fresno, con lo cual los trastornos que se sufren son considerables. (…)” Igual sucede en Soledad y en la estación Camelia el fenómeno es al contrario: “no hay congestión porque los exportadores de Manizales no mandan café a dicha estación y porque allí no llega carga de Mariquita”.

-Añoró la presencia en esa empresa de los señores Lindsay y Blakett; y puntualizó  diciendo que los manizaleños deben hacer algo para solucionar estos problemas que están afectado el comercion con el departamento del Tolima.

Miércoles, 11 de agosto de 1926. La Voz de Caldas

Se acabó en 1967

Los cables aéreos se construyeron en Caldas para solucionar el problema de transporte debido a los obstáculos de la topografía montañosa del Departamento. Luego de construirse el cable Manizales- Mariquita (1922-1961) se impulsó la construcción de otros, como el de Manizales-Aranzazu (su destino final sería Aguadas, y operó entre 1928 y 1942) y Manizales-Villamaría, solo funcionó 3 años.

El cable Manizales-Mariquita (Tolima) tuvo fines comerciales, sirvió para transportar carga y así activó el comercio de productos y servicios entre los dos departamentos (aunque no faltaban personas intrépidas que lo usaron para viajar, y algunos sufrieron accidentes mortales). Se construyó entre 1914-1922 para atravesar la agreste topografía andina; dejó de operar el 20 de octubre de 1967.

Domingo, 12 de agosto de 2019. UMCentral

Avisos de ayer

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Universidad de Manizales. Esta sección busca rescatar notas publicadas en este periódico en 1926 y contextualizadas hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *