La llegada de Monseñor Salazar y Herrera

La Voz de Caldas: 1926-2019

“Ayer a las cuatro de la tarde, hizo su arribo a la ciudad, Monseñor Salazar y Herrera, Obispo de la Diócesis, después de dos meses de ausencia, durante los cuales asistió a las solemnidades del Congreso Eucarístico de Chicago y visitó algunas ciudades de los Estados Unidos. Llegaron también con su señoría, los reverendos padres Adolfo Hoyos Ocampo, Gonzalo Uribe Villegas, Darío Márquez y Rafael Ananías Escobar.

Hasta San Francisco (hoy Chinchiná) y otros puntos del camino, salieron a encontrarlos numerosas personas y la llegada a la ciudad fue sumamente animada, por gran número de fieles, de a pie y a caballo; unos 10 automóviles bajaron hasta El Rosario; y hasta San Antonio fueron el ejército y la banda departamental”.

Lunes, 9 de agosto de 1926. La Voz de Caldas

De Granada a Manizales

Monseñor Salazar y Herrera. Foto Centro de Historia de Manizales

En 1871 nació en Granada (Antioquia) un niño llamado Tiberio de Jesús Salazar y Herrera. Era hijo de Jesús y María de Jesús. En 1891 ingresó al Seminario Mayor de Medellín y fue ordenado sacerdote en 1897. Fue profesor del Seminario, notario de la Curia y capellán de los hermanos Cristianos. En 1899 fue párroco de La Ceja (Antioquia) y allí fundó el Colegio San José. En 1909 fue trasladado al curato de Sonsón (Antioquia) y allí construyó una iglesia de piedra que después sería la Catedral de la Diócesis de Sonsón.

El 6 de julio de 1922 fue preconizado obispo de Manizales (consagrado por monseñor Manuel José Caicedo). El 3 de diciembre de ese  año tomó posesión de su sede. Como obispo de Manizales enfrentó el incendio que destruyó la Catedral el 20 de marzo de 1926. En Manizales fundó el cementerio San Esteban.

En 1932 fue nombrado arzobispo coadjutor de Medellín. Monseñor Caicedo lo nombró Vicario General de la Arquidiócesis. En 1935 fundó la Hora Católica, espacio radial por el que pasaron grandes figuras católicas y conservadoras. En ese mismo año, monseñor Salazar presidió el Congreso Eucarístico Nacional de Medellín.  En 1937, al morir Caicedo, es designado nuevo Arzobispo titular de Medellín. Como arzobispo fundó el periódico oficial de la Arquidiócesis llamado Boletín Arquidiocesano, periódico que se publicó hasta 1963.

Gracias a su gestión fundó, en 1936, la Normal Antioqueña de Señoritas, la Universidad Católica Bolivariana (Universidad Pontificia Bolivariana) y el Liceo Salazar y Herrera (hoy universidad).

El 4 de marzo de 1942 Tiberio Salazar y Herrera murió en Medellín y fue sepultado en la Catedral Metropolitana. En su vida ordenó 44 sacerdotes.

Viernes, 9 de agosto de 2019. UMCentral

Avisos de ayer

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Universidad de Manizales. Esta sección busca rescatar notas publicadas en este periódico en 1926 y contextualizadas hoy

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *