Caldas tiene cinco municipios desminados de explosivos

En portada
El proceso de paz ha permitido el desminado en muchos campos de Colombia Foto tomada del portal fundeu.es

“Eran las 12 del mediodía. Yo cogí el camino más allá de Letras, en Puerto Brasil, cuando al salir a la carretera, pisé el artefacto. Gracias a Dios yo me acordé de lo que me habían enseñado en el Ejército entonces rasgué cuatro pedazos del poncho y me  lo amarré en la pierna. Yo gritaba, pedía auxilio, pero no había nadie. Luego, Roberto Coca, el dueño de una finca acompañado de su hijo Julio César Coca, fueron a auxiliarme. Don Roberto se quitó la chaqueta, le cerró la cremallera y me metió la pierna por una manga. Me sentaron y así me sacaron hasta la central. Estábamos a tres kilómetros cuando llegó la Cruz Roja y me llevó a la Clínica de Villa Pilar. Allí estuve 42 días hospitalizado”.

Lo anterior ocurrió el 7 de marzo de 2006. La víctima fue don Atalivar Serna Ríos. Él a sus 75 años hace parte de las 11.735 víctimas afectadas por las minas antipersonales en Colombia. Sus sueños y metas fueron derrumbados ese día en la vereda de Puerto Brasil, en el municipio de Herveo, Tolima. Una mina antipersonal hizo que perdiera una pierna y la escucha de uno de los oídos.

El conflicto armado en nuestro país abrió paso a un enemigo oculto en la tierra: Las minas antipersonal. En una guerra de más de 50 años la esperanza despierta paulatinamente. El gobierno del presidente Juan Manuel Santos (2010-2018) anunció la aprobación de la Ley 1448 de 2011 que contempla medidas de atención, asistencia y reparación integral a las víctimas del conflicto armado interno. A esto se le suma que, Filadelfia en julio de 2018, fue declarado como el primer municipio de Caldas libre de minas antipersonal. Con esto, ya son 350 municipios sin sospecha de minas en Colombia.

Según Descontamina Colombia, la Dirección para la Acción contra Minas Antipersonal, hasta el 31 de marzo del año 2019 se registraron 11.735 víctimas por minas. El 2006 se ubicó como el año más crítico, pues se presentaron 1.228 de víctimas. El 60% han sido miembros de la Fuerza Pública y el 40% restante corresponde a civiles. En lo corrido de 2019 se han presentado 58 víctimas. Según una publicación de Caracol Radio (6 de julio 2019) Caldas ha invertido más de  11 mil millones de pesos  en el proceso de desminado humanitario.

Para desminar un campo se requiere de un arduo trabajo, que en el mayor de sus casos, implica riesgos en quienes ejercen esta responsabilidad. Con apoyo de la Brigada de Desminado Humanitario del Ejército Nacional cada vez son más los territorios que gozan de no estar expuestos a explosivos mortales. Solo en Caldas los municipios de La Dorada, Risaralda, Salamina, Supía y Filadelfia están libres de estos explosivo. En otros como Pácora, Manizales, Anserma y Norcasia todavía queda por trabajar.

Atalivar: Manizales es su cárcel

Atalivar enfrenta su realidad de víctima por una mina antipersonal. Foto Mariana Valencia Duque

¿Qué sucedió con usted después de esta tragedia? Cuando salí de la clínica, me tuve que quedar en Manizales por lo que no he vuelto al campo. Vivo solo con mi señora porque mis hijos no quisieron regresar al campo por miedo de que les pasara lo mismo, así que ellos decidieron irse para otras ciudades. Deseo mucho que el Gobierno se compadezca y me dé vivienda porque yo vivo arrimado.

 ¿A qué se dedicaba antes de aquel suceso? Yo era agregado de una finca. Me encargaba de sembrar y cuidar de los cultivos y manejaba ganado, el manejo del ganado era lo que más disfrutaba. La verdad… extraño el campo porque allá vivía muy bueno y no tenía problema con nada.

 ¿Qué es la ciudad para usted? La ciudad para nosotros los campesinos es una cárcel. Nosotros en el campo andábamos libres, no gastábamos plata a diario como lo es aquí. En Manizales soy artesano, hago todo tipo de manualidades para dama como collares, correas, aretes y demás, pero es duro venderlos porque no es permitido hacerlo en espacio público. En los eventos yo pago mi puesto de venta y logro vender cualquiera de mis artesanías.

¿Qué piensa sobre el avance de Caldas en el proceso de desminado? Estoy  muy contento por estos municipios que ya lograron quedar libres de sospechas de campos minados y aprovecho para dejar un mensaje de agradecimiento al Ejército Nacional y a todas las entidades que hacen esta labor para que nosotros los campesinos podamos regresar con tranquilidad a nuestras tierras, el campo.

 

 

Una lucha contra la muerte

El mayor Andrés Yobany Noval Páez tiene como prioridad devolverle la tranquilidad al campesino y que su comunidad recobre el uso de sus tierras. De esta forma, se garantiza, entre otros, el derecho a la vida.

¿Cómo nace el Desminado Humanitario? A finales de la década de los años  90, Colombia firma el Tratado de Ottawa (http://www.accioncontraminas.gov.co/accion/Paginas/Tratado-de-Ottawa.aspx, ) en el que obliga a las naciones contratantes a liberar el suelo de la nación de sospecha de minas. El Ejército Nacional reunió a un grupo de hombres quienes comenzaron a levantar todos los campos minados que estaban en las bases militares y así se completa el primer requisito de este Tratado. En el 2016, el Ejército creó una brigada de Desminado Humanitario con 5.000 cinco mil hombres que son los que estamos trabajando en este momento.

 ¿Cuál es el fin de la brigada? Es la asistencia humanitaria que se les brinda a las comunidades afectadas por minas antipersonales, las municiones sin explotar y los artefactos explosivos improvisados, siguiendo los estándares internacionales de la acción contra minas. Tenemos como propósito liberar las tierras de estos artefactos explosivos para que estas sean usadas con plena libertad por desplazados, víctimas del conflicto armado y comunidad en general.

¿Quiénes pueden ser parte de este? Los desminadores humanitarios pueden ser desde los civiles, militares, víctimas de la violencia, excombatientes hasta personas en situación de discapacidad. Antes de comenzar a trabajar, la persona es entrenada para cumplir con unos estándares de seguridad.

¿Qué tipos de contaminación existen en Colombia? En Colombia existen dos: La mina antipersonal (MAP) es un artefacto explosivo que se crea para herir o causar la muerte. Se camufla en diferentes objetos. Y el segundo, las municiones sin explosionar (MUSE) que son artefactos, que con o sin intención, no estallaron después de ser lanzados.

¿Cómo es el proceso de desminado? Existen tres fases: el estudio no técnico: investigación de las sospechas, referenciación y señalización de áreas peligrosas; el estudio técnico: delimitación y reducción del área peligrosa; y el despeje: destrucción de los artefactos explosivos. Para iniciar, un equipo de estudio no técnico es enviado a un municipio. Un líder, un enfermero y unos auxiliares son los encargados de hablar con la comunidad y de validar la información. Sí efectivamente la hay, se hace una marcación y se le pide a comunidad que no circulen por el lugar. Cuando hay marcación, se organiza un área administrativa que consiste en organizar un campamento, los alojamientos, una sala de primeros auxilios, los estanques, etc. Luego, yo mando a mis desminadores que tienen un visor, un equipo de protección personal, un chaleco y su detector. Después de liberar el espacio de contaminación de minas, se entregan las tierras.

El Ejercito Nacional hace parte del Desminado Humanitario. Foto Mariana Valencia Duque

Pasos para el despeje manual

El mayor Andrés Yobany Noval Páez sostiene que existen tres técnicas de despeje de minas: el desminado manual, el canino y el mecánico. Los pasos para desminar son los siguientes:

-Análisis y evaluación del riesgo para determinar el método a emplear

-Inspección visual y localización de alambres de tropiezo

-Remoción de vegetación, maleza y capote

-Investigación del terreno: mediante el uso de detectores de metales, mediante la excavación   total y sondeo.

-Marcación de avance durante las operaciones

-Aislamiento, marcación e investigación de señales

-Destrucción de artefactos

 

 

 Caldas en paz

“Hablar de minas es también hablar de una política pública, de educación, cultura, deporte, salud y de seguridad de manera transversal para erradicar este flagelo”

Jorge Hernán Montoya Jiménez es el Jefe de Seguridad y Convivencia Ciudadana del departamento de Caldas -Secretaría de Gobierno- y  día a día trabaja con pasión para que Caldas logre alcanzar en su totalidad la libre sospecha de minas antipersonal y la tranquilidad de sus habitantes.

 ¿Cómo se está trabajando desde la Secretaría de Gobierno con el Batallón de Infantería N°22, Batallón de Ayacucho? La Secretaría de Gobierno sin sus organismos de seguridad no tendría el mismo proceso. Con su comandante, el coronel Gerardo Avilán Villalva, y sus demás unidades tácticas motorizadas en cada una de sus bases militares, se  protege a nuestro Departamento. Lo hacemos unidos, solo así garantizamos seguridad y convivencia ciudadana en Caldas. El Ejército controla nuestras vías de acceso, los corredores viales por los cual transitan propios y visitantes, articula los esfuerzos en nuestra zona rural y cuida de nuestra población. Nosotros, como Secretaría de Gobierno a través del Fondo de Seguridad, proporcionamos unos recursos que permitan la ejecutoria de esas labores.

 ¿Cómo se trabaja para combatirlas? Con la firma de los acuerdos de paz, Caldas redujo la tasa de homicidios. Tampoco hubo incursiones de grupos armados al margen de la ley, bandas criminales y paramilitares. Fuimos un corredor estratégico para la incursión de grupos armados al margen de la ley en su momento como el EPL, el M19 antes de los años 90; tuvimos incursiones posteriores en los 90 del Frente 47 de las Farc. La estrecha relación que tenemos con los departamentos de Antioquia, Risaralda, Quíndio, Tolima y Valle del Cauca y sus guerrillas hicieron de Caldas un centro de acopio e intervención. Ese análisis introductorio es indispensable porque a las minas antipersonales no llegamos porque sí. Hoy decimos que nuestros 27 municipios han transformado su labor. El Desminado Humanitario N.º 1 y el Batallón de Desminado N.º 2, que es el batallón de ingenieros, han venido trabajando  es una gran cantidad de municipios en nuestro Departamento

¿Qué avance ha obtenido Caldas con el proceso de Desminado Humanitario? Tenemos el municipio de Filadelfia certificado como el primero entregado en el Departamento libre de sospechas de minas antipersonal. El 11 de abril del 2019 fue un día de gloria para nuestro Ejército Nacional y desde luego para nuestra población. Los municipios del oriente como La Dorada, del occidente como Supía y Risaralda, y del norte como Salamina fueron entregados por nuestros batallones como libres de sospecha o reporte de minas, esto es gracias a la articulación de esfuerzos que nos obliga a trabajar bajo postulados de respeto a ultranza de los derechos humanos de nuestra población.

 ¿Cuál ha sido la estrategia? Solo a través de la vocación del campo. Nuestros caficultores, sembradores de diferentes productos, son los que a través de su memoria histórica han permitido identificar cuáles son esos escenarios y espacios en los que hay sospecha. Desde esa óptica el trabajo con la comunidad, puerta a puerta, hombre a hombre, se han convertido en una pieza fundamental para el esclarecimiento de estos terrenos.

 ¿Por qué hablar de minas antipersonales? Hablar de las minas antipersonales es hablar de una puntica de un iceberg que no desearíamos recordar, pero lo que hace es advertirnos que el Estado no puede abandonar a nuestras víctimas del conflicto armado y que la vocación de la tierra siempre velará por sus frutos para surtir nuestra economía y la experiencia de poder exportarlos. Hablar de minas es también hablar de una política pública, de educación, cultura, deporte, salud y de seguridad de manera transversal para erradicar este flagelo sufrido en nuestro departamento de Caldas.

Se entregan cuatro municipios libres de sospecha de minas Foto Mariana Valencia Duque

Se utilizan señales de marcación en terrenos sospechosos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *