Una encuesta para sacar al Gerente del Ferrocarril de Caldas

La Voz de Caldas: 1926-2019 UMCentral

Durante tres días, 15, 16 y 17 de julio de 1926, LA VOZ DE CALDAS realizó una encuesta con una sola pregunta. “¿Cree usted que la Gerencia del Ferrocarril de Caldas debe continuar como está hoy o considera conveniente para los intereses del Departamento que se verifique un cambio en ella?” Las respuestas (cerca de 90 y todas de caballeros, a ninguna dama se le cuestionó) aparecieron en esos días en el periódico y no más de cinco personas apoyaron la gestión del polémico Gerente.

Estas fueron algunas respuestas:

1. “Me contaron que algún día llegaron a la Estación de Pereira los señores Nepomuceno Mejía, Antonio Arango y Manuel Ocampo a las 8 y media de la madrugada y ya había partido el tren ordinario; pidieron un tren expreso y les dijeron que con mucho gusto que esperaran un poco; se estuvieron hasta las 12, fueron a almorzar donde Barbarita, regresaron a las 3 de la tarde y les dijeron: “todavía se demora algo” a las 3 y media los despacharon; por lo tanto al doctor Echeverri lo deben retirar de todo empleo oficial. Roberto Bernal.

2. Llegué a la estación de Santarrosa en compañía de Nacianceno Uribe, pedimos dos tiquetes para Villegas y se nos contestó: hoy no hay tren hasta las tres de la tarde. Eran las seis de la mañana. De regreso salí a la estación de Villegas, pedí tiquete, y me contestaron: en Cartago está el Gerente doctor Néstor Echeverri y dieron orden de no vender tiquetes. Preguntamos a Cartago si venía jaula para las bestias, avisaron que sí, para venirme en auto, y el tiquetero me dijo: no se vaya que de algún modo lo acomodo. Y en efecto lo hizo, y dejó a los demás. Esto sucedió en las estaciones hasta Pereira, esto hace 20 días. José M Ángel.

3. Me abstengo de dar mi opinión porque puede el doctor Echeverri atribuirla a enemistad. Manuel Ocampo.

4. Yo no opino, porque a mí me tienen aquí por muy vasquezcobista y probablemente es hasta verdad. Jaime Gutiérrez.

5. Considero que las cosas están bien. Emilio Ocampo

6. Solamente al doctor Arias Mejía se le ocurre nombrar Gerente de una empresa como el Ferrocarril a un joven que salió ayer del colegio donde estudio Derecho. Allí perdieron sus glorias ambos. Pedro José Mejía

7. Las leyes para los abogados; las gerencias de los ferrocarriles, para los ingenieros. Bernardo Escobar.

8. Allí estorba algo, no sé qué será. Eduardo Robledo.

9. Es un error de pueblos jóvenes e inexpertos creer que un hombre inteligente sirve para todo puesto… Colocar un hombre, porque tiene talento fuera de la radio de sus conocimientos, es perder talento y perder el hombre. Este es el primordial defecto de Manizales. Carlos Sanín.

10. Por lo que sé del Gerente, me parece enérgico y competente. Quizá no sea muy hábil para hacerse a simpatías. ¿Será esto factor de importancia? Mario Camargo.

11. Creo no haya necesidad de cambiar al actual Gerente del Ferrocarril, pues quedándole un poco de dignidad y teniendo en su contra un buen porcentaje de la opinión pública, presentará muy pronto su renuncia irrevocable. Antonio Jaramillo M.

12. Un lugar para cada cosa: Rionegro para Córdoba; la Gerencia del Ferrocarril para Germán Uribe, otro paisano; y Salamina para don Néstor. Francisco Sáenz G.

13. El doctor Ocampo, gobernador interino del Departamento Modelo, debe reconocer los merecimientos del doctor Echeverri por la circunscripción electoral de Salamina y por lo tanto considerar la forma de situarlo en un puesto en el cual no le toque mandar ni obedecer. El Ferrocarril de Caldas es actualmente el problema más grave del Departamento pues este es un tragadero de mil millones que deben corregir para nuestra salvación. ¿El hombre? Aquilino Villegas. Guillermo Londoño Villegas.

14. (…) No hay que olvidar que el doctor Echeverri es hijo dilecto del norte del Departamento, la región más leal hacia Manizales en esta época en que se respira un ambiente mefítico de desintegración, y probablemente allí no estarán mirando con complacencia la campaña contra ese ciudadano, cuya única falta, al parecer, es la de que no sonríe constantemente al pasar. (…) viene un problema muy grave para Manizales, que ya tiene honradas raíces por desgracia, de desintegración y de odio de muchos lugares del Departamento. Jaime Gutiérrez.

15. Que le exijan la renuncia, que le den su pasaporte para Salamina y que nombren inmediatamente al General Vásquez Cobo, con un sueldo mensual hasta de mil quinientos pesos. ¡Este el hombre! Fidel A. Marín.

Viernes, 17 de julio de 1926. La Voz de Caldas

Néstor, fuera

El tema del Ferrocarril de Caldas, que aún no llegaba a Manizales, solo hasta Chinchiná, era asunto diario de los editoriales de LA VOZ DE CALDAS. Constantemente este periódico denunciaba la desorgación de Ferrocaldas, y por lo mismo se ganó la animadversión de las entidades gubernamentales. Aseguraba el diario que el comercio, y sobre todo el de Pereira, estaba decidido a prescindir del servicio del Ferrocarril para usar otro sistema de transportes, incluyendo las recuas de mulas, porque “la organización del Ferrocarril de Caldas es mala y no da garantías”. Sostenía que Ferrocaldas no movía la carga en el tiempo oportuno, que la descuidaba, que no tenía bodegas suficientes, que la atención era muy lenta y deficiente.

Aseguraba LA VOZ que constantemente recibía quejas del público quejándose de los viajes en el Ferrocarril, que se hacía en carros feos e incómodos, que eran lentos y sucios, y que las ventas de tiquetes se hacían en medio del mayor desorden.  Por último, insistía que el Ferrocarril era el peor enemigo de la reconstrucción de Manizales, y lo decía porque los materiales (cemento, hierro…) para construir estaban embodegados en Buenaventura, o embolatados otras partes del país.

Por eso, desde sus páginas, LA VOZ inició una campaña con el lema “¡Se necesita un hombre!”, un hombre gerenciara bien el Ferrocarril, y propuso que ese hombre era el General Alfredo Vásquez Cobo (gerente del Ferrocarril del Pacífico). Esta encuesta fue parte de esa campaña.

El gerente Néstor Echeverri (quien había sido secretario de Hacienda de Caldas y tesorero de Manizales) fue nombrado en ese cargo por el gobernador Gerardo Arias Mejía. Arias renunció y fue nombrado como gobernador encargado Francisco José Ocampo, fundador del periódico La Patria (competencia de LA VOZ), quien se negó a retirar a Echeverri de su puesto. Arias acusó a LA VOZ de obrar con sevicia, de no indagar lo que ocurría dentro de la empresa y de dar mala imagen de Caldas.

Luego de la encuesta, LA VOZ publicó lo siguiente el 17 de julio de 1926: “Nunca la opinión pública se había mostrado tan unánime y tan consciente y nunca en Manizales un periodista había estado tan bien respaldado por el coro de la voz del pueblo. El pueblo que nunca se equivoca ha condenado al ostracismo al Gerente del Ferrocarril de Caldas y cuando lo ha condenado, es porque sabe que allí se necesita ¡un hombre! Este nos lo deparará la administración que viene, porque la actual es débil ante los hombres y el actual Gerente del Ferrocarril nunca ha sabido escribir una renuncia a tiempo”.

El periodista era Eudoro Galarza Ossa.

Otro asunto que develó esta encuesta fue el deseo separatista de Salamina. El gerente Echeverri nació en 1895 en este poblado, y así como en Aguadas, allí existía un movimiento de ciudadanos que buscaban que Salamina fuera parte del departamento de Antioquia.

Miércoles, 17 de julio de 2019. UMCentral. Manuela Martínez Rendón

Avisos de ayer

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Universidad de Manizales. Esta sección busca rescatar notas publicadas en este periódico en 1926 y contextualizadas hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *