Preocupados porque abren los negocios los domingos

La Voz de Caldas: 1926-2019

Curiosa es la nota del 1 de julio de 1926 que publicó LA VOZ DE CALDAS. En ella se plantea la preocupación porque algunos comerciantes están abriendo sus negocios los domingos, día que deberían cerrar. Esta es la nota:

Locales cerrados un domingo. Foto Eje 360

“Descanso dominical

Varias veces se ha hablado de la necesidad que hay de que también el comercio dedique el día domingo al descanso, como todos los demás hombres que se ocupan en otras actividades. Lo decimos porque varios comerciantes abren sus tiendas en los domingos como los días comunes de la semana.

Pero a pesar de que se ha dicho, no ha podido cumplirse ese propósito social porque se ha opuesto a él un comercio que no es propiamente nacional. Esos comerciantes abren sus tiendas los domingos en alcances de unos pocos centavos campesinos. Y los comerciantes nacionales como ven que aquello es una competencia desleal, abren también para defenderse de ella.

Por eso la ciudad de Manizales da en los días domingos la impresión de un pueblo de judíos por la ansía del logro pecuniario y de una aldea de última clase por sus costumbres comerciales. Ya se ha dicho que el descanso dominical no trae pérdidas para nadie y que las ventajas son las mismas si se abre todos los siete días de la semana que si se abre solo seis. Porque el público ya sabe que no hay ventas los domingos y acude de proveerse de lo que necesita antes del cierre dominical.

Volvemos a excitar nuevamente a los comerciantes a que dispongan que haya el cierre dominical, como es uso y costumbre en todas las ciudades serias del mundo”.

Jueves, 1 de julio de 1926. La Voz de Caldas

 

De sábado a domingo

Imagen tomada de Mr. Chusco

El 7 de marzo del año 321 el emperador romano Constantino declaró que todos los domingos fueran  de descanso. El Código Justiniano sostenía que “durante el domingo, el venerable día del sol, debían cerrarse los talleres, y los magistrados tendría que descansar”. Así que se descansaba el domingo para celebrar el nacimiento de Apolo (dios del Sol), entre otros dioses.

Con la llegada del cristianismo se acentuó esa obligación. La Biblia trae dos referencias. Éxodo 34:21 dice: “Seis días trabajarás, pero en el séptimo día descansarás. Aun en el tiempo de arar y de segar, descansarás”. Luego Deuteronomio 5:14 sostiene: “más el séptimo día es día de reposo para el Señor tu Dios; no harás en él ningún trabajo, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, ni tu asno, ni ninguno de tus animales, ni el forastero que está contigo, para que tu siervo y tu sierva también descansen como tú”.

Para los cristianos el séptimo día era el sábado (la semana iniciaba el domingo). Lo que hicieron entonces los cristianos fue adaptarse a la cosmovisión pagana para sobrevivir y convertirse en la religión del mundo occidental. Así que pasaron el séptimo día (sábado) al domingo. Lo justificaron diciendo que Jesús había resucitado un domingo. El papa Benedicto XVI argumentó: “la estructura de la semana se ha invertido. Ya no se dirige hacia el sábado sino hasta el domingo, para participar en el reposo de Dios”.

En Colombia existe el descanso dominical remunerado. El Artículo 172 (que modifica el artículo 25 de la Ley 50 de 1990 de la Constitución) indica que “salvo la excepción consagrada en el parágrafo c) del artículo 20 de esta ley, el empleador está obligado a dar descanso dominical remunerado a todos sus trabajadores. Este descanso tiene duración mínima de veinticuatro (24) horas”.

Encontramos tres razones para no trabajar los domingos. 1. La legal: si se trabaja se debe remunerar; así que los patrones no se arriesgan, a menos que se obtengan muchas ganancias. 2. La religiosa: los católicos fervientes entienden lo que significa el domingo para su dios (los judíos conservan el sábado). 3. La cultural: simplemente se impuso la idea de que el domingo es para descansar, que es un día “muerto” para vender o comprar.

Por lo anterior se entiende lo dicho por LA VOZ: “(…) la ciudad de Manizales da en los días domingos la impresión de un pueblo de judíos por la ansía del logro pecuniario y de una aldea de última clase por sus costumbres comerciales”.

Aunque hoy, en el siglo XXI, la visión es diferente. Una gran ciudad se distingue porque los negocios abren hasta los domingos.

Lunes, 1 de julio de 2019. UMCentral. Fernanda Hilarión

Avisos de ayer

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Universidad de Manizales. Esta sección busca rescatar notas publicadas en este periódico en 1926 y contextualizadas hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *