En 1926: enfermeras a la calle

La Voz de Caldas: 1926-2019

Que al menos dos enfermeras recorrieran la ciudad y atendieran a las personas de menos recursos económicos se logró en  1926. Así registró la noticia La Voz de Caldas el 24 de junio de 1926

Servicio de Enfermeros Ambulantes

Enfermera ambulante. Tarjeta postal

A iniciativa del concejal don Enrique Cordobés se aprobó en el ayuntamiento una proposición tendiente a buscar la mejor manera de conseguir, para la ciudad, los servicios de dos enfermeras graduadas que recorran todos los barrios y trabajen por el implantamiento de la higiene, especialmente entre las clases menesterales y proletarias.

En el asunto de higiene pública nada se hace en Manizales; es el único pueblo, con visos de ciudad, donde no se tiene un dispensario público, donde las enfermedades endémicas hacen más pasto y por causa de las enfermedades vergonzosas, sufre más serios quebrantos y debilitamientos y deformaciones, la ignorante juventud. Es aquí donde la acción de los médicos oficiales es nula casi del todo, porque un solo profesional mal remunerado no tiene tiempo bastante para servir a las escuelas, a los encarcelados, a las necesidades de salubridad pública, porque ese médico tiene que atender a su clientela ya que con la asignación del presupuesto no alcanzaría a vivir.

Es aquí donde hay más alarmante descuido de la higiene pública. Esta verdad que la dicen todos los ciudadanos; esa penosa necesidad se hace cada día de más relieve.

Quizá el servicio que puedan prestar las enfermeras, sea un remedio sino suficiente, al menos sí de gran valía, para las clases indigentes, para las cárceles, escuelas, asilo y orfelinato.

Y no es asunto que demande grande erogación; una enfermera muy bien preparada prestó sus servicios en una clínica de la ciudad y por un emolumento razonable; personalmente, porque nosotros estuvimos al cuidado de la enfermera, pudimos apreciar la utilidad de los oficios que desempeñan esas mujeres de corazón abnegado, que van por las calles propinando aquí u allá los cuidados atañaderos a la noble profesión de curar las dolencias del prójimo.

En todas las ciudades civilizadas, se ha establecido el cuerpo de enfermeras ambulantes, que pertenecen a la institución universal de la Cruz Roja. Van ellas con su estuche de pequeña cirugía y con cuanto sea necesario para atender a los accidentes que ocurran por las calles; enseñan regímenes alimenticios y maneras de preparar alimentos y bebidas; en fin, son mujeres de confianza que han hecho estudios especiales, lo que las capacita suficientemente.

A iniciativa del doctor Barberi se estableció en Bogotá el interesante servicio de que nos ocupamos y los estudiantes de medicina hacen muy justos elogios de lo que las enfermeras representan y las labores que verifican.

Nosotros creemos que para Manizales no resulte planta exótica eso de traer las enfermeras, que dirigidas por la Cruz Roja atiendan la higienización de las habitaciones de los pobres, que recorran las calles y desempeñan cuanto sea necesario de remediar en algo las urgentes y apremiantes necesidades de la higiene pública.

No se precisa hacer largo comentario alrededor de tan importante idea, que son más elocuentes las razones que se callan, que las podamos poner a este ligero comentario.

J. PALEX

Jueves, 24 de junio de 1926. La Voz de Caldas

 

La Enfermería

El nacimiento en 1935 de la Asociación de Enfermeras Visitadoras Nacionales (Aevn) permitió en Colombia la profesionalización de esta disciplina. La Ley 266 de 1996 reglamentó el ejercicio profesional de la Enfermería.

La Aevn permitió la creación de escuelas de enfermería en diversas ciudades del país. En Manizales, en 1937 se creó la Escuela de Enfermeras. Luego aparecieron en las universidades.

“La Aevn se formó por interés de unas damas de la élite que inscribieron sus acciones en dinámicas de caridad cristiana de ayuda al prójimo. Su condición socioeconómica les permitió desarrollar actividades de donación y apoyo económico pero con el tiempo su actividad se organizó a partir de modelos norteamericanos y muchas de estas señoritas se propusieron sacar adelante una formación académica en salud y articularla a su misión social. Recordemos que alguna de las integrantes de la AEVN pertenecieron a organizaciones femeninas que promovieron la defensa de los derechos civiles y políticos de las mujeres”. (Información tomada  ¿De la subordinación a la autonomía?, Carolina Manosalva Roa.)

Florence Nightingale, fundadora de la enfermería

Lunes, 24 de junio de 2019. UMCentral. Mateo Peláez

Avisos de ayer

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Universidad de Manizales. Esta sección busca rescatar notas publicadas en este periódico en 1926 y contextualizadas hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *