Esposas

Casa por cárcel: tres funcionarios para vigilar a 800 presos en Manizales

El Matutino

Esta semana se hundió en el Congreso de la República el proyecto de ley que eliminaba el beneficio de prisión domiciliaria (casa por cárcel) a los condenados por casos de corrupción. Pero, ¿qué es la prisión domiciliaria y cómo se vigila a los presos o detenidos que gozan de este beneficio?

La detención preventiva (personas sindicadas y procesos en investigación) y la pena de prisión (personas condenadas) son mecanismos instituidos por la ley para el ejercicio de la justicia. Regularmente, estas medidas se ejecutan en establecimientos carcelarios administrados por el mismo estado.

La “casa por cárcel” es una pena de restricción de la libertad sustitutiva a la detención o prisión intramural, determinada por un juez. Eventualmente, según el crimen o el comportamiento, un preso o detenido puede gozar de permiso laboral. Otros tendrán que usar un grillete electrónico (que costearán los condenados) para que que se les haga seguimiento remoto.

En Manizales hay cerca de 800 personas bajo esta modalidad carcelaria. Sin embargo, la escasez de personal de guardia del establecimiento penal de Manizales impide que se pueda hacer un control efectivo del cumplimiento de las penas. Según Cristian Torres Arias, funcionario del INPEC, “ni yendo todos funcionarios diarios que laboran en el establecimiento a visitar a cada interno que está en prisión domiciliaria se alcanzaría a darle recorrido a todas estas personas”. Torres Arias afirmó en El Matutino que en Manizales hay solo tres personas para realizar esta función.

Para acceder al beneficio de detención domiciliaria se requiere (ley 1709/2014):

  • Que la condena se imponga por delito cuya pena mínima prevista en la ley sea de ocho años de prisión o menos.
  • Que el sentenciado haya cumplido el 50 % de la pena.
  • Que el penado no pertenezca al grupo familiar de la víctima.
  • Que se demuestre arraigo social y familiar del convicto.
  • Que no se trate de alguno de los 75 delitos excluidos del mecanismo.
  • Que el condenado preste caución que garantice el cumplimiento de las obligaciones inherentes a la medida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *