De día estudiante, de noche estrella del hockey

En portada

Juan Nicolás Henao Díaz

Juan Camilo. Foto de su facebook

Son las 8:30 p.m. en Manizales, la noche está fresca, algo raro en esta época de inverno. El sitio: la cancha de la Liga Caldense de Patinaje, el único en la ciudad donde amantes a este deporte pueden practicarlo. El personaje: Juan Camilo Zuleta Ramos, estudiante de décimo grado del Colegio San Luis Gonzaga, una de las promesas del hockey colombiano.

Juan es delgado, alto y moreno; juega de delantero en el Club FCM Rolling de Hockey. A sus 16 años ya ha participado y ganado en campeonatos locales, departamentales, nacionales e internacionales.

Con una expresión que refleja concentración y templanza, Juan Camilo se pone sus canilleras, los patines y empieza a recorrer toda la pista para iniciar el entrenamiento con sus compañeros de juego. El mismo que hace de lunes a viernes, de 8:30 a 11:00 de la noche.

Sus inicios

“Me gusta este deporte porque es muy activo y es diferente al resto”, comenta Juan, mientras hace algunos ejercicios con pesas para desarrollar musculatura en los brazos. Recuerda que inició a los 6 años por consejo de un amigo, le sonó y 10 años después ahí sigue.

Su madre, Adela Ramos Gutiérrez, siempre lo ha apoyado. Asegura que el deporte lo ha influenciado positivamente, “le ha dado una visión diferente de la vida. Todo se puede lograr con mucho esfuerzo y dedicación”.

Juan deja las pesas a un lado y se dirige al centro de la cancha para reunirse con sus compañeros, la brisa no lo afecta, está concentrado en las palabras de su entrenador, Carlos Alberto Alzate. Uno de sus mayores logros fue hace dos años cuando participó en el Interligas, en el que juegan todas las ligas del país, allí su equipo se llevó el subcampeonato sub-20.

Pero su gran sueño cumplido, por lo menos hasta el momento, se dio en el 2018 cuando representó al país en el Campeonato Panamericano de Naciones de Hockey Patín en Bogotá, donde con mucho esfuerzo logró quedar en el tercer puesto. “Para mí, llegar a este torneo fue muy importante porque tuve la oportunidad de  representar a mi país en un campeonato internacional, además me siento muy orgulloso porque he hecho muchas cosas que a otras les toman años”, manifestó mientras tomaba agua apresuradamente en el entrenamiento.

A eso de las 10:00 de la noche, luego de hacer trabajos físicos y tácticos, juegan un partido, se están preparando para un nuevo torneo. Suena el silbato y empiezan los gritos de los acompañantes que decían: ¡si se puede !… cada pase que hace Juan con sus compañeros del grupo es como si tuviera una bola de fuego de la cual tuviera que deshacerse rápido. En el hockey, los partidos se juegan a dos tiempos de 22 minutos cada uno. 5 jugadores por equipo.

La anécdota que más recuerda Juan Camilo por lo frustrante para él, fue cuando estaba jugando la semifinal en el 2018 cuando representó al país en el Campeonato Panamericano, la semifinal era contra Chile. “Todas las personas al comienzo nos decían que íbamos a perder ese partido, pues Chile contaba con jugadores de Portugal que llevaban mucho tiempo en el deporte”, manifestó Juan.

Al inicio del partido Colombia empezó perdiendo, “en ese momento el estrés  se apoderó de nosotros pues los tiempos de juego son muy cortos”, explicó Zuleta. Faltaban 5 minutos para acabar el partido, Chile cometió una falta, era un tiro directo. Fallaron. Los ánimos iban en caída, los gritos aumentaban pero al minuto 21, empataron. Debían definir por penales, Colombia los erró todos, por lo que Chile llegó a la final.

Laura Henao, compañera de juego de Juan Camilo desde hace 10 años, manifiesta que siempre ha sido dedicado a este deporte y que por eso hoy recoge los frutos de su esfuerzo.

Final del primer tiempo: 0 a 0.

 

Camilo, en el centro, con su equipo. Foto del álbum del deportista

Futuro

10:40 p.m. empieza a hacer más frío y una llovizna cae, los padres, pendientes del entrenamiento de sus hijos, sacan sombrillas y sacos. Inicia el segundo tiempo.

Suena el silbato y todos los acompañantes a favor de su equipo se unen para, de alguna manera, apoyar a que en este segundo tiempo algún equipo haga un gol.

Final del partido: 0 a 0. “No siempre se puede anotar”, manifestó Juan Camilo al salir. Los proyectos del joven jugador de hockey, Juan Camilo Zuleta, son claros, quiere participar en el World Roller Games en Barcelona, España en julio de este año. “Es el reto más difícil”, aunque sabe que con esfuerzo y dedicación puede ser posible: “Igual estoy muy joven, aunque prefiero no ilusionarme, igualmente siempre voy a seguir el gusto por este deporte que tanto quiero”.

Juan Camilo guarda sus patines y se va con su madre, pues sabe que debe descansar, la cancha lo va a estar esperando al día siguiente para un nuevo partido, el reloj marca las 11:20 de la noche y Zuleta debe madrugar para el colegio y trasnochar para seguir cumpliendo sus sueños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *