Junio de 1926: Cuatro hechos de sangre

La Voz de Caldas: 1926-2019

Cuatro sucesos de sangre fueron la comilla de los habitantes de Caldas en esta semana de junio de 1926. Presentamos cada caso.

1. “La fuga trágica de la cárcel.

La insubordinación de anoche.

Anoche se fundieron dos bombillos en la cárcel, en el patio 2° donde se encuentra la peor laya de criminales.

Anoche a las 6 y media, el señor Director dio orden de cambiar los bombillos fundidos, y al abrir la puerta el agente Luis Enrique Serna N° 119 y entrar los guardianes con la escalera, y cuando la iban a pasar por la puerta, atropellaron los presos Bernardo Henao, Santiago Vélez, Manuel  Marulanda, José J. Gómez y Francisco Rubiano, y con estos todos los otros presos atacaron la guardia. A Serna no lo hirieron pero le cortaron mucho la ropa; entonces se salieron: la guardia los persiguió y alcanzó a coger a Francisco Rubiano, con la persecución de los otros, ya cerca del puente para pasar al matadero viejo, venía un ciudadano, Antonio Sordo, y como los guardias iban gritándole alto a Bernardo Henao, le dijeron a Sordo que lo atajara y al intentar Sordo atajarlo, Henao lo atacó cuchillo en mano, y aquel tuvo que huir. Ya llegando cerca al matadero viejo le dispararon varios tiros detrás y allí cayó muerto. El inspector 4° hizo el levantamiento del cadáver”.

Ver información sobre las cárceles en Manizales a comienzos del siglo XX: http://umcentral.umanizales.edu.co/index.php/2019/05/27/penas-de-bartolo-y-algo-insignificante-en-el-penal/

2. Eliseo: casado y con novia

El 16 de junio La Voz de Caldas publicó la siguiente noticia:

¿Se trata de una celada? Ayer fue misteriosamente herido el señor Eliseo Osorio

Ayer fue un hombre a avisar al señor Eliseo Osorio de la cuadrilla de peones que trabajan en la calle del matadero bajo las órdenes de don Antonio Mejía D., que su madre o una de sus parientes estaba agonizante. El señor Mejía concedió permiso a Osorio para que fuera a ver lo que ocurría en su casa, y al pasar frente al lugar llamado “Palonegro”, en donde había como una fiesta, le disparó con su revólver un hombre llamado Luis Enrique López, causándole tres heridas de consideración.

La policía capturó a López y el otro fue llevado al tratamiento médico.

En la forma como los hechos se verificaron parece que se trata de una asechanza de la cual fue víctima Osorio. No se saben de antecedentes, pero de averiguar éstos y todo lo demás que sea del caso se ocupa nuestro Cuerpo de Detectives”.

Y el 18 de junio, el Cuerpo de Detectives de La Voz de Caldas resolvió parte del hecho. En carta dirigida al director del diario, señor Eudoro Galarza Ossa, el Detective Número Uno (de quien se desconoce su nombre humano), le informó:

“En mi carácter de Jefe del Cuerpo de Detectives de LA VOZ me dediqué ayer a investigar la causa de las heridas de Luis Enrique López a Eliseo Orozco, y en cumplimiento de esa misión le manifiesto que no hay baile de por medio ni asechanza como en un principio se creyó”. Pasó lo siguiente: “Orozco (no Osorio) pretendía a la señorita Julia Ocampo a pesar de su estado de casado, y la hacía muy frecuentemente regalos y demostraciones de amor. Él naturalmente la engañaba, ocultándole su verdadero estado de civil”. Luego reveló que los hermanos de Julia, y Luis Enrique, hermano político de ella, se enteraron de que Eliseo era casado y evitaron que la cortejara. “En la Inspección Cuarta de Policía fue conminado para este objeto”. Pero “antier por la tarde”, Orozco en vez de irse para su casa para averiguar el estado de gravedad de su padre, “que en realidad lo estaba”, decidió entrar a la casa de Julia “en donde lo encontró López y allí mismo le disparó cuatro tiros de revólver, hiriéndolo en la forma grave que ya queda dicha”.

Por último el investigador se despide: “Hasta ahora es lo que he averiguado, señor Director, Detective Número Uno”.

3. Crimen de los 13 hachazos

Ilustracion tomada de martinolmos.wordpress.com

El pasado 16 de junio de 1926, La Voz de Caldas publicó la noticia que resolvió el caso de los 13 hachazos. Informó que en Neira fue capturado Alejandro Izquierdo, quien en abril pasado había asesinado a Juan Bautista Vásquez, en el punto llamado Cascarero. Lo mató de trece hachazos. “En la indagatoria confesó el delito, después de una serie de preguntas y respuestas negativas”. También fue capturada Teresa Jaramillo, mujer de Vásquez, como cautora del asesinato. El inspector Abad la puso en prisión.“Ayer salió una Comisión de la Policía con Izquierdo a buscar el hacha, instrumento del delito, en donde dice aquel haberla escondido”. Leer caso de los 13 hachazos: http://umcentral.umanizales.edu.co/index.php/2019/04/25/trece-hachazos/

4. Celos, malditos celos

El último caso se publicó el 19 de junio de 1926. Se originó en Calarcá, municipio caldense en aquel entonces (hoy es quindiano). El corresponsal de La Voz informó lo siguiente:

“En el paraje de ´La Bella´ de este municipio tuvo lugar una tragedia que tiene hondamente conmovida a esta sociedad. Sus antecedentes y consecuencias fueron las siguientes: El señor Pablo Emilio Cardona sostenía amores, con propósito de casarse con la señorita Herminia Mondragón. Pero resultó que a todas estas llegó un antiguo novio que la señorita Herminia tenía y que hacía algún tiempo estaba ausente, cosa que no sabía Cardona.

Hace poco Herminia y su antiguo novio fueron invitados en su calidad de padrinos a una fiesta nupcial que se verificó en esta población y ambos bailaron. Súpolo Cardona y se mostró durante todo el día nervioso y malhumorado.

Por lo noche Cardona se fue a casa de su novia y seguramente hubo entre ambos recriminaciones duras, quizás y sobre todo de parte de Cardona.

De pronto se oyó en la habitación donde los 2 conferenciaban una detonación de un disparo de revólver y cuando la madre de Herminia llegó encontró a esta ya exánime, bañada en sangre y con un revólver en la mano.

Cardona manifestó a la señora que Herminia misma se había disparado y que no había él podido impedirlo porque lo hizo en la forma más rápida e inesperada.

Mientras se hacen las averiguaciones del caso, Cardona se halla preso y se adelantan con él las investigaciones correspondientes”.

Viernes, 18 de junio de 1926. La Voz de Caldas

Crímenes pasionales

Ilustración tomada del diario El Comercio, Perú

Según el abogado penalista Juan David Jurado, anteriormente se sancionaban actos morales. Para la época el Código Penal vigente tenía el Artículo 298 de la Ley 109 de 1922, que sancionaba como delito el homicidio, el adulterio y la bigamia. Para tal tiempo, impregnado de conservadurismo, la infidelidad era un delito, pero solo podía denunciar la esposa. Tres de los crímenes tienen que ver con asuntos pasionales: el par de supuestos amantes que asesinan al esposo de la mujer a hachazos, el hermano político de Julia que hiere a Eliseo por seducirla a ella estando ya casado y y el triste aparente suicidio de una mujer que toma esta decisión por haber bailado con su exnovio y recibir el rechazo de su prometido. Todos los implicados debieron responder ante la justicia. La sanción para ese entonces era de 10 a 15 años máximo, sin disminución de pena.

Martes, 18 de junio de 2019. UMCentral. Manuela Vivas Galviz

Avisos de ayer

Los avisos apoyando a las candidatas al Reinado Estudiantil en 1926 inundaron las páginas de los diarios de la época. Aura y Carola fueron las que más publicidad recibieron.

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Universidad de Manizales. Esta sección busca rescatar notas publicadas en este periódico en 1926 y contextualizadas hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *