La Normal de Varones busca un nuevo edificio

La Voz de Caldas: 1926-2019

Una nueva queja recae contra la Casa Ulen, compañía norteamericana contratada por el gobierno nacional para la reconstrucción de Manizales luego de los incendios de 1925 y 1926. Si en días pasados se le acusó de no adelantar la construcción de la carretera de Manizales a San Francisco (hoy Chinchiná), ahora se le acusa de no entregar el nuevo edificio de la Escuela Normal de Varones.

En diciembre de 1925 la Ulen tumbó el edificio de la Normal porque quedó muy mal luego del incendio de 1925, y se comprometió a entregar la nueva sede en agosto de 1926. Mientras tanto la Normal, con sus alumnos, docentes, otros empleados y trebejos, pasó a operar en una casa particular que el gobierno le alquiló al señor Santiago Vélez hasta  julio próximo.

El reportero M.T. Arias Mejía sostiene en La Voz de Caldas del 9 de junio de 1926 lo siguiente: “Si el destartalado edificio que se derribó, era malo por muchos aspectos, la casa en que actualmente se aloja la comunidad, es mil veces peor”. Informa que una comisión de la Asamblea visitó el establecimiento y “pudo observar con sus propios ojos y palpar sin riesgo de engañarse, todo lo que allí faltaba”. Y reseña: “los alumnos apenas sí pueden moverse con dificultad, la mitad estudia en un corredor angosto y todos tienen que soportar, entre otras mil cosas que a cada momento les interrumpen su estudio, todo el ajetreo de la cocina que les queda debajo. De los dormitorios y demás dependencias del edificio, no hay para qué hablar: todo es demasiado estrecho, incómodo, asfixiante. En una palabra, se vive allí de milagro”.

Y dice que si no fuera porque la alimentación es buena, el aseo riguroso “y porque a la comunidad se le saca a mañana y tarde a respirar otros aires, a días que hubiera que tenido que salir en marcha precipitada, huyendo de una epidemia o vencida por el desaliento”.

Dice el informe que es urgente levantar el nuevo establecimiento “porque el tiempo se angustia, porque el nuevo edificio aún no se ha empezado a construir, no obstante haber comprado el Departamento un magnífico lote para este fin y haberse suministrado a la Ulen todos los datos para el plano de la escuela, plano que no se conoce todavía en la Dirección de I. P.”

Miércoles, 9 de junio de 1926. La Voz de Caldas

Mujeres y hombres unidos

Foto de la primera edificación de la Escuela Normal de Manizales (Archivo Institucional)

Escuela Normal Superior de Caldas

Mediante el Decreto 131 del 2 de febrero de 1909 se crea la Escuela Normal de Varones de Manizales; y el 26 de enero de 1910 se funda la Escuela Normal de Señoritas de Caldas. Luego aparecen otras en el Departamento. Un dato interesante es que había más escuelas normales para señoritas que para varones en Caldas: de las 16 instituciones existentes en el departamento, 14 eran para señoritas. Lo anterior es posible que se explique desde los planteamientos de Herrera, M. (1993, p. 117) “en la enseñanza normalista se fortalecieron instituciones femeninas que proporcionaron el personal docente para las escuelas primarias femeninas; aspecto que se dio en virtud del rol formador y familiar que ofrecían las mujeres para atender a los infantes”. Información tomada de la investigación “Origen de las Escuelas Normales en el Departamento de Caldas, de Yasaldez Eder Loaiza Zuluaga (Universidad de Caldas).

La Escuela de Varones funcionó en el barrio San José; y cerca al Estadio. Luego se unió a la Escuela Normal de Señoritas de Caldas y comenzó a llamarse Escuela Normal Superior de Caldas. La Normal se ha sumado a los colegios que han cambiado su modalidad a mixta. Juan Carlos Gómez Montoya, secretario de educación de Manizales, dice por qué este cambio: “La educación ya es integral, ya no es solamente orientada a objetivos individuales de carácter masculino o femenino, sino que es una integralidad donde a ambos les interesa cómo hacer que las individualidades funcionen y también el tema grupal”. Entre las instituciones que se han sumado a este cambio se encuentran el Colegio Mayor de Nuestra Señora, Seminario Redentoristas, Colegio San Rafael y el Colegio Filipense, antes reconocidos por ser masculinos o femeninos.

Martes, 11 de junio de 2019. UMCentral

Avisos de ayer

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Universidad de Manizales. Esta sección busca rescatar notas publicadas en este periódico en 1926 y contextualizadas hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *