Informe Especial: La música retumba en las paredes universitarias

Unidiario

Grupos que interpretan canciones andinas, de rock, de jazz, hasta flamenco hacen parte de las universidades de Manizales. ¿Cómo funcionan?, ¿cuántos son?, ¿qué aportan a la formación académica?, son algunas de las preguntas que UniDiario intenta resolver.


 

Los principales grupos de práctica son de canto y de interpretación de instrumentos de cuerda. Foto Nicolás Henao

Los universitarios de la ciudad generan espacios de regocijo para salir de lo académico, entre estos, la música es una de sus principales actividades. Existen desde pequeños grupos que normalmente practican en un garaje o la sala de una casa, hasta grupos profesionales que han viajado a concursos internacionales.

Juan Camilo Marín, coordinador de Manizales Campus Universitario, explicó que las instituciones comparten actividades culturales entre ellas a través de la Alianza SUMA. “Por medio de esta plataforma estudiantes que no pertenezcan a cierta universidad pueden acudir a clases en otra diferente, no solo las académicas, también aplica para espacios extracurriculares, principalmente los culturales”, manifestó.

Los principales escenarios de ensayo e incluso de presentación son los auditorios de la Universidad Nacional (UN) en las sedes Palogrande y La Nubia, el teatro Ocho de Junio de la Universidad de Caldas (UC), los salones de música de a Universidad Católica de Manizales (UCM), entre otros. Henry Cardona, coordinador del área de expresiones artísticas de la UC, añadió que las personas no necesitan un lugar específico para hacer música. “Se puede ensayar en cualquier lugar, esa es la magia de un músico”, comentó. Lea:( Música e imagen llenaron el Rogelio Salmona ).

También se brindan diferentes incentivos para que la comunidad se anime a participar dentro de los grupos. En la Universidad de Manizales (UM), la Autónoma (UAM) y la UN, los estudiantes que pertenezcan a los grupos culturales tienen la posibilidad de obtener un descuento en su matrícula universitaria. Germán Augusto Cano Restrepo, coordinador de la sección cultural de la UN, aseguró que “uno de los principales incentivos es el formativo, que es el más importante. Destacamos a los estudiantes que asisten a concursos de gran nivel y, si logran el primer o segundo puesto, quedan exentos de la matrícula por dos semestres”.

No todas las instituciones prestan servicios para que los estudiantes puedan acceder al ámbito musical. En la Universidad Católica Luis Amigó no hay grupos de música, ya que por la falta de participación de los mismos estudiantes en el pasado, estos desaparecieron. “Carecemos del proceso de enseñanza de la música como tal, pero nos alimentamos mucho del poder que tiene para complementar los procesos cognitivos y de enriquecimiento humano”, dijo Luis Rodríguez Mejía, estudiante de décimo semestre de Psicología e impulsor del proceso de institucionalización de la música en la Universidad. También le puede interesar:(Crean dispositivo que transforma señales cerebrales en notas musicales).

Un hobby que requiere mucha dedicación


Daniela Jimena Mendoza Cobaleda es estudiante de séptimo semestre de Medicina y cantante de rock. Ha sido becada con un 25% de la matrícula durante tres semestres por la Universidad de Manizales por representar a la institución.


Daniela Jimena Mendoza Cobaleda, estudiante de séptimo semestre de Medicina y cantante de Rock. Foto cortesía de Daniela Mendoza

¿Cómo hace para estudiar medicina y al mismo tiempo participar en semilleros de canto?

Es sobre todo saber cómo manejar el tiempo y hasta qué punto se puede llegar, es básicamente eso. La clave está en ser muy organizada en cuanto a los tiempos, tener un horario claro de estudio y sacar tiempo para uno.

¿Cuál es el apoyo que le da la U. Manizales por participar en los semilleros de canto?

La Universidad incentiva mucho la parte cultural, deportiva y académica, les da muchas opciones a los estudiantes y eso es algo muy bueno porque realmente fomenta mucho el desarrollo humano y cultural.

¿Cómo es el proceso para obtener una beca?

Para el proceso de la beca es imprescindible ser constante, estar en los semilleros, ir a los ensayos y darlo todo, de ahí miran el empeño que uno le pone al trabajo y deciden si se puede conceder la beca; es básicamente la disciplina que uno le pone a la música. La repartición de los beneficios es muy equitativa, una persona solo puede estar becada una vez al año, esto está pensado para que todos puedan tener la oportunidad.

Uno de cada cinco jóvenes manizaleños desarrolla actividades culturales. La tercera parte de esta proporción practica música, pero más del 70% de quienes lo hacen es independiente o ya tiene una trayectoria con organizaciones privadas o desde sus colegios.

 

No toda la música está en las universidades

Romaut, grupo conformado por Alejandro Jaramillo, Camilo
Ortiz y Daniel Santiago Gaviria.

Romaut es una banda de rock/pop conformada por universitarios. Daniel Santiago Gaviria Galvis, integrante de la agrupación y estudiante de Administración de Sistemas Informáticos de la Universidad Nacional, argumentó que su grupo practica música de manera independiente porque la institución les brinda pocas opciones, dice que no tienen en cuenta su género. “Yo toco el piano y en la Universidad no me estimulan eso. Tienen en cuenta otros instrumentos, pero esos no me llaman la atención. Conozco los beneficios que otorga la Universidad, pero lo que hago no aplica”, agregó Gaviria. Lea: (Estudiantes de comunicación participaron en Semana del Emprendimiento Musical 2018).

Desde la dirección de la sección cultural de las diferentes universidades se afirmó que para constituir nuevos semilleros se debe realizar un proceso que lleva tiempo pero que es posible hacerlo. Por otro lado, David Santiago Arredondo Jaramillo, estudiante de Medicina en la Universidad de Manizales, desde hace cuatro años ha participado en diferentes grupos musicales de rock, blues, latino y música andina. “He tenido todas las facilidades porque lo que yo manejo -instrumentos de cuerda y voz, lo tienen en la Universidad. He aprovechado las oportunidades y ahora soy muy activo musicalmente. Mi carrera no me ha representado un obstáculo, incluso me sirve de complemento e impulsa mi trayectoria musical”, expresó. Arredondo Jaramillo tiene una beca cultural que representa el 50 % de su matrícula. Lea:(“La música inspira la puesta en escena”: Sopa loca).

 

 

La respuesta de quienes no practican

UniDiario encuestó a 33 estudiantes de diferentes universidades de la ciudad sobre sus intereses musicales y los obstáculos que se les presentan al respecto.

Con base en las respuestas se puede determinar que, sin importar la universidad en la que se estudie, las respuestas son similares y relativamente proporcionales. A pesar de que a la mayoría le gustaría desarrollar sus habilidades musicales, la carga académica es el motivo más común que consume el tiempo libre o extracurricular de los estudiantes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *