Junta de Reconstrucción

La Voz de Caldas: 1926-2019

El interventor ha dirigido al Ministro de Hacienda un extenso telegrama en que le pinta el estado de la reconstrucción, y le dice que no hay los dineros necesarios para atender a todos los pedidos, le dice cómo van los trabajos de la Ulen y le plantea el gravísimo problema de los transportes.

Hasta el presente ha ganado la Junta de Reconstrucción $364.000. De los cuales en materiales y maquinarias $300.000. Tiene actualmente la Junta en caja $26.000 para atender al pago de 350 obreros que tienen la Ulen en las varias obras.

La empresa eléctrica Municipal ha avisado a la Junta de Reconstrucción que no tiene fuerza para mover la maquinaria que viene para la Ulen. ¿Cómo se va a solucionar este problema? El interventor va a convocar una junta de ciudadanos entendidos para ver de resolver el problema de los transportes.

La máquina de hacer tubos ya salió de New York.

De Bogotá anunciaron el viaje de Mister Campbell, Gerente General de la Ulen, con dirección a esta ciudad, a revisar los trabajos. La interventoría contestó diciendo que no se estimaba necesaria esa visita.

La interventoría ha pasado una nota al Concejo, dándole cuenta de la manera como se está proyectando el asilo, que ha de ser una cosa bien determinada y dividida, según sean los servicios que requiere un asilo. Se proyectan siete pabellones, en lo que quedan excluidos por completo los niños y las mujeres inclusas. Tendrá capacidad para trescientas personas.

Foto La Voz de Caldas

Viernes, 21 de mayo de 1926. La Voz de Caldas

La segunda fundación de Manizales

Luego del incendio del 3 de julio de 1925 que calcinó 32 manzanas del centro de la ciudad, el gobierno nacional designó a la compañía alemana Casa Ulen Company para que reconstruyera a Manizales.

Desde el 10 de noviembre de 1925, la Ulen Company se encargó, en conjunto con la Junta de Reconstrucción de la ciudad, de la denominada “segunda fundación de Manizales”. Cuatro meses y diez días llevaba el proceso de reconstrucción cuando nuevamente se registró una conflagración en el sector del centro, el 20 de marzo de 1926, esta vez destruyó tres manzanas, pero una de ellas fue la que ocupaba la Catedral. Cuando ocurrió el último incendio ya existía el Cuerpo de Bomberos, creado 12 de octubre de 1925.

Tras este incendio la Junta de Reconstrucción habilitó, como se menciona en el texto, asilos para los damnificados y para quienes aún no habían recuperado sus viviendas de la catástrofe anterior.

Pero la Casa Ulen Co. tuvo inconvenientes en su labor, porque no podía cumplir todas las expectativas y porque otras empresas querían hacerse partícipes de la reconstrucción. Eso motivó a ampliar el campo de la oferta y se presentaron profesionales y empresas locales y extranjeras, que generaron roces con la Ulen por aquello de la competencia, pues empezaron a competir por ofrecer mejores precios, garantías y hasta ofrecieron técnicas de construcción en cemento o concreto (en consonancia a la petición la Junta de Reconstrucción en no usar madera). Los talleres de la Casa Ulen & Company funcionaron en la calle 22 entre Carreras 20 y 21, en donde operó durante muchos años el diario La Patria.

Martes, 21 de mayo de 2019. UMCentral. Santiago Zapata

Avisos de ayer

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Universidad de Manizales. Esta sección busca rescatar notas publicadas en este periódico en 1926 y contextualizadas hoy (las transcribimos tal como fueron publicadas).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *