Flavio Vargas, un graduado en el Banco de Desarrollo de América Latina

Decom Egrecom

Su abuelo ejerció periodismo en Sincelejo. Por esa influencia y con el ideal de hacer lo que más le gustaba -que en ese entonces era la televisión-, Flavio Ernesto Vargas Gomescásseres comenzó a estudiar Comunicación Social y Periodismo y se graduó en el 2007.

“Estuve entre estudiar arquitectura, diseño y publicidad. Al terminar el colegio me puse a pensar qué era lo que más me gustaba hacer y era ver televisión, con lo cual la comunicación se veía como una buena opción que iba en la misma vía de las influencias previas”, explicó el periodista.

Su recorrido académico

Luego de estudiar Comunicación Social y Periodismo en la U.Manizales, Flavio realizó un taller de periodismo con Miguel Ángel Bastenier, gracias a la Fundación Gabriel García Márquez. Era un curso de colaboración entre organizaciones de la sociedad civil y empresas en Iberoamérica, de la U. de Los Andes, Harvard Business School y Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresa (ESADE).

Además, cuenta con una especialización en Redes Sociales y Comunidades Virtuales, de la U. Abierta de Cataluña y una maestría en Información Digital de la U. Pompeu Fabra, ambas de España.

Como periodista

Su primer acercamiento con el mundo laboral fue en la Fundación Nuevo Periodismo Gabriel García Márquez (FNPI), en Cartagena. “Fui pasante y luego, coordinador del premio de periodismo, que en ese entonces se llamaba Premio Nuevo Periodismo”, agregó Flavio.

Después se fue a trabajar como director de programas y más adelante decidió laborar como independiente, durante un año en Bogotá.

“Pasé luego a la fundación Tomás Eloy Martínez en Buenos Aires, recién creada, y el plan era hacer actividades similares a las de la FNPI, así que estuve trabajando en ese frente y articulando los proyectos con la búsqueda de recursos”, relató el comunicador.

Su trabajo en el CAF

Comenzó a trabajar en el Banco de Desarrollo de América Latina como responsable de medios digitales, cosa en la que ya había incursionado cuando el internet todavía era nuevo, y en lo que quería dedicar su trabajo.

“Mi trabajo me permite integrar varias cosas: escribir, diseñar, editar, trabajar con piezas audiovisuales, analizar y responder frente al contexto del usuario, y ejercitar la lógica”, explicó.

Tener criterio

Para Flavio, un periodista con un criterio pobre da noticias pobres: “El criterio es cómo el periodista ha construido su subjetividad. Ese criterio es lo que da el valor añadido, ayuda a identificar información que otro no ha visto, a estructurar las ideas con pensamiento crítico (y autocrítico) que es la única vía para publicar con honestidad y sopesar las versiones”.

El consejo que deja Flavio para todos los estudiantes es que la universidad es un recurso en el que sirve lo aprendido en la medida en que cada persona sepa cómo utilizarlo y aplicarlo.

Redacción: Katherine Gómez Arboleda, prepracticante del Consultorio de Comunicación Corporativa UM.

Fecha de publicación: 20/V/19

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *