El atrio de la Catedral

La Voz de Caldas: 1926-2019

Entre la Diócesis y el Concejo Municipal están en conversaciones sobre este importantísimo asunto del atrio para la Iglesia Catedral, que será un edificio de la mayor hermosura.

La Diócesis quiere conservar la parte que ha ocupado con el atrio en la Plaza de Bolívar, con el objeto de no disminuírle a la iglesia un espacio muy apreciable. Efectivamente, si el atrio se hiciera desde el punto donde debe principiar el nivel de la propiedad eclesiástica, la Iglesia quedaría reducida a un espacio muy pequeño, tan pequeño, que sería incapaz para darle cabida a sus fieles.

Además, el edificio, como Iglesia considerado, no podría construirse con elegancia en el campo que le quedaría disponible.

El Municipio puede perfectamente hacer esa cesión sin que le venga por eso ningún perjuicio. La Iglesia es para todos, la Iglesia es para el público. Ese campo particularmente no va a beneficiar ni al Obispo ni al cura, ni al sacristán. Además, allí en aquel lado sur de la plaza podría construírse un gran atrio, entre la Iglesia y el Banco de Caldas, muy hermoso, y que le daría a la amplia Plaza, asfaltada como va a quedar, sin el promontorio de la mitad naturalmente, un aspecto digno de la admiración.

Si Ud desea buenos servicios urbanos, contribuya a ellos.-

S.M.P.

Martes, 18 de mayo de 1926. La Voz de Caldas

Se construyó

El obispo Tiberio Salazar y Herrera saluda a Manizales desde el atrio de la Catedral. Eso ocurrió antes del incendio de 1926. Foto SMP

Atrio de la Catedral de Manizales, siglo XXI. Foto Jaime Salazar

Según los diccionarios un atrio es un patio abierto situado a la entrada de algunos edificios (generalmente tiene forma rectangular y está rodeado de columnas). En la antigua Roma, los templos tenía sus atrios, y eran patios con pórticos en sus alrededores. Todas los romanos podían entrar al atrio (espacio no sagrado), pero solo a los fieles se les permitía ingresar al interior del templo.

Lo que se pretendía con la Catedral de Manizales, consumida por un incendio el 22 de marzo de 1926, era levantarla de nuevo, pero con un atrio amplio y para eso se necesitaba que las autoridades locales le cedieran un espacio de terreno. Así sucedió.

Sábado, 18 de mayo de 2019. UMCentral. Laura Michel Giraldo Aristizábal

Avisos de ayer

Esta máquina era fabricada en los Estados Unidos. La empresa fabricante se fundó en 1886, y se llamó Corona Typewriters en 1909 y Smith-Corona en 1926. Se mantuvo en activo durante más de un siglo, hasta 1995. En una de ellas escribieron escritores y dramaturgos como Tennessee Williams o Joyce Carol Oates.

Información tomada de www.antiguedadestecnicas.com/productos/C-636.php

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Universidad de Manizales. Esta sección busca rescatar notas publicadas en este periódico en 1926 y contextualizadas hoy (las transcribimos tal como fueron publicadas).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *