La inauguración del matadero

La Voz de Caldas: 1926-2019

Ayer se verificó la inauguración del matadero público. Asistió al acto una enorme concurrencia. La banda de la Policía Departamental amenizó el acto con algunas piezas de su repertorio. El ilustrísimo señor Obispo asistió acompañado de varios sacerdotes y procedió a la bendición del edificio.

Desde la azotea don Ricardo Arango Franco, miembro del Concejo, pronunció el discurso de inauguración.

Es este edificio uno de los mejores que hay en la república en su género. Está compuesto todo de hierro y de cemento, nada de madera.

El señor Walter Wilczek, alemán, fue el ingeniero director de esta hermosa obra.

El costo del edificio fue de $92.000; éste con el terreno valió $150.000. Se hizo en un año aproximadamente.

Tiene capacidad para sacrificar 200 reses diarias, en series de doce animales.

Consta de las siguientes dependencias: a) Sala de espera para ganado vacuno; b) Sala de matanza para ganado vacuno con doce puestos; c) Sala de matanza para los cerdos, con corrales y cuba para escaldar; d) Sala de arreglo de tripas y mondongos; e) Estercolero; f) cuarto de la caldera de vapor y otro para taller y para depósito de combustible.

La matanza se hace por el sistema del aturdimiento, por medio de una mascarilla y con un punzón que entra por la frente a golpe de martillo. La piel se le quita al novillo en el suelo en un bastidor puesto debajo de la espalda; se continúa el arreglo de las carnes, con el novillo colgado en el camal de la grúa.

El mismo procedimiento se emplea para los cerdos en lo que se refiere a la forma de darles muerte y luego se procede el degüello. Se pela enseguida al animal por medio de agua hirviente en la cuba de escaldar.

Otras dependencias tiene el matadero como edificio aislado para oficinas del veterinario y demás empleados que se necesitan.

El señor Walter Wilczek es un verdadero técnico en la construcción de esta clase de obras y el contrato con el municipio de Manizales lo cumplió con el más estricto esmero, motivo por el que cual es acreedor a la gratitud pública.

Merece el Concejo Municipal un voto de aplauso por haber dotado a la ciudad de Manizales de una obra que es un orgullo del departamento y del país.

 

En la década de los 20 del siglo XX el ganado se vendía en la Plaza de Bolívar. Foto SMP

Viernes, 14 de mayo de 1926. La Voz de Caldas

Momentos del matadero

-En 1923 se plantea la necesidad de construir, en el norte de la ciudad, un matadero moderno.

-En 1924, el personero municipal Tulio Gómez Estrada contrató con una firma alemana la construcción del Matadero Municipal. Los responsables de su construcción es la firma Kleebauer y Gómez y Cía, de la que hace parte el ingeniero José María Gómez. La edificación se realizará en concreto reforzado.

-1925. El belga Kleebaver y José María Gómez y Cia Ingenieros hacen el diseño.

-Mayo de 1926: se entrega la obra; el ingeniero director es Walter Wilczek.

-1956: Se adelanta la construcción de un nuevo Matadero junto a la Plaza de Ferias.

-1969. Se emprende la urbanización del barrio Minitas. Gracias a la cercanía de la quebrada Olivares y a partir de la zonificación se brinda áreas libres, zonas verdes y espacios recreativos de las cuales carecen las urbanizaciones de la ciudad. El sector cuenta con elementos urbanos de importancia, como el matadero municipal y un pequeño sector industrial. Información tomada de la investigación Patrimonio urbanístico, arquitectónico y artístico del municipio de Manizales, dirigida por José Fernando Muñoz Robledo.

-En agosto de 1984 comienza a operar la central de beneficio de Manizales en las antiguas instalaciones del antiguo matadero municipal.

-En el 2008 el Gobierno Nacional ordena que los departamentos tienen que impulsar una racionalización y regionalización de las plantas de sacrificio animal.

  Martes, 14 de mayo de 2019. UMCentral. Laura Michel Giraldo Aristizábal

Avisos de ayer

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Universidad de Manizales. Esta sección busca rescatar notas publicadas en este periódico en 1926 y contextualizadas hoy (las transcribimos tal como fueron publicadas).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *