En la iglesia catedral hirió esta mañana una mujer a un hombre

La Voz de Caldas: 1926-2019

En Manizales es la primera vez que ocurre el caso desgraciado que hoy ocurrió, en las horas de la mañana.

Se habían acercado al altar Carlos Valencia y la señorita Encarnación Silva a recibir del sacerdote la bendición nupcial, antes de verificarse esto se llegó hasta ellos, furtivamente, Carmen Emilia Cárdenas que desde lejos presencia el matrimonio y sin respetar el lugar sagrado en que se hallaba sacó una navaja de barba de entre el seno e hirió con ella al novio gravemente en la cara y en el cuello.

La sorpresa de los concurrentes fue extraordinaria y de todos los pechos salieron exclamaciones de protesta contra la inaudita agresora. El novio se bañó en sangre y la novia cayó desmayada al suelo.

El motivo de esta tragedia consistió en los celos; pues en tiempos anteriores existieron correspondencias amorosas entre Valencia y la Cárdenas.

La mujer fue inmediatamente reducida a prisión y al ser interrogada en la Oficina de Permanencia donde se iniciaron las primeras diligencias sumarias se expresó tranquilamente y manifestó que había cortado a Carlos ´por traidor y por infame´.

Inmediatamente después del desgraciado acontecimiento, el sacerdote hizo en la iglesia las consagraciones del caso para borrar las huellas de este sacrilegio.

-En el paraje del Algarrobo en la noche del sábado último a las ocho aproximadamente, según informaciones recibidas, se sabe que trabaron riña encarnizada Carlos Gutiérrez y Jesús Rendón, quienes se atacaron con sendas peinillas y en el calor de la refriega uno de ellos sacó un revólver y disparó contra su contendor, causándole una herida de gravedad a una mujer llamada Alicia Gutiérrez en el bajo vientre. Por datos de última hora, se sabe que la Gutiérrez falleció. El señor inspector 4°  se trasladó al lugar de los hechos a practicar las diligencias del caso.

-El sábado en las horas de la noche en el paraje de  ´San Julián´ jurisdicción de Villamaría atacó fuertemente con arma cortante Camilo Gómez a Ricardo Alzate, Ester Julia Muñoz y Elena Ospina, causándoles heridas de alguna gravedad, según el dictamen de los médicos legistas. Hasta la fecha se desconocen pormenores sobre el particular. Los heridos fueron trasladados al Hospital de esta ciudad en donde se les hicieron las atenciones correspondientes.

Lunes, 10 de mayo de 1926. La Voz de Caldas

Ira e intenso dolor

Esta crónica cuenta cómo Carmen Emilia Cárdenas en un acto de celos desata una tragedia en el matrimonio de Carlos Valencia y Encarnación Silva. La señora Carmen Emilia tomó la decisión de matar al novio en su propia boda. Este caso se representa en el Código Penal (1890 a 1936) como de “ira e intenso dolor”. Así, en aquellos años, si un hombre mataba a su compañera porque ella estaba cometiendo adulterio, él no tenía castigo alguno; pero, por el contrario, si una mujer mataba a su compañero por las mismas condiciones, debía pagar la condena en prisión por homicidio.

Hoy, se castiga a todas las personas que comentan este tipo de homicidio culposo, y no importa si lo hicieron porque estaban afectados emocionalmente. Aunque podrían beneficiarse con alguna rebaja en su condena si demuestran que actuaron sin pensar. No se considera delito de ira e intenso dolor un ataque de celos extremos o un feminicidio, por lo tanto, no se reduce la condena.

Más información en agenciadenoticias.unal.edu.co/detalle/article/ira-e-intenso-dolor-siguen-justificando-homicidios-por-celos

Viernes, 10 de mayo de 2019. UMCentral. Valentina Arias

Avisos de ayer

En 1926 existía la venta de sobres para cartas u otros oficios. Hoy por hoy siguen vendiendo este tipo de sobres en las papelerías o negocios de regalos como Taller de Sueños y Amor Es. En este tipo de tiendas se puede hacer un sobre personalizado con mensajes de cariño para una persona en especial.

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Universidad de Manizales. Esta sección busca rescatar notas publicadas en este periódico en 1926 y contextualizadas hoy (las transcribimos tal como fueron publicadas).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *