Rebuscar: la manera de ganarse la vida con el trabajo informal

En portada Reto 25

Realizado por: Santiago Zapata Zapata / Sofía Quintero Ramos / Valeria Sánchez Contreras / Juan Diego Gallego Ramírez / Luisa María Llano / Ángela Álvarez / María Alejandra Valencia / Camilo Castrillón / Isabela Saldarriaga / Antonia Bernal Duque y María Fernanda Agudelo

Frutas, aromáticas, tintos, dulces, discos, loterías, galletas e incluso billetes son algunos de los productos que venden los trabajadores informales de Manizales para llevar el pan a la casa.

En Colombia, el término rebusque es utilizado coloquialmente para referirse a la actividad que desempeña una persona con el fin de conseguir recursos para su sostenimiento o el de su familia. Su sinónimo más acertado es venta ambulante, y representa la situación más extrema del empleo informal.

La informalidad puede darse en varios aspectos; por ejemplo, un establecimiento o almacén que no esté pagando impuestos ni esté cumpliendo las condiciones legales es un establecimiento informal.

Para inicios del año 2018, Manizales se ubicaba, junto con Bogotá y Medellín, como una de las tres ciudades con menor tasa de informalidad en el país. Exactamente, de 354.025 habitantes aptos para trabajar, 79.010 eran informales, según el informe de Manizales Cómo Vamos.

Aunque durante los últimos diez años, la cantidad de rebuscadores en la capital caldense disminuyó en un 8,3%, en el resto del país, la mayoría fue de crecimiento. Para explicar que la venta ambulante es una actividad que se hereda de generación en generación, Héctor Mauricio Serna Gómez, administrador de empresas y docente de la Facultad de Ciencias Contables, Económicas y Administrativas de la Universidad de Manizales, afirmó: “La informalidad es permanente y mayoritaria; es practicada, generalmente, por personas mayores, que no pudieron acceder a una educación completa y no tienen vivienda propia, subsidios ni protección social, por lo que sus familias no tienen buenas oportunidades de progreso y reciben el legado del rebusque como forma principal de subsistencia”. Escuche la entrevista completa aquí:

Por otro lado, para el economista Alejandro Barrera Escobar, el hecho de que las personas que trabajan en la informalidad en Manizales se formalicen no tendría un impacto marginal para la economía, debido a que la ciudad tiene una de las tasas más altas de formalidad del país. “Sin embargo, las políticas de intervención, en ese sentido son importantes, porque es necesario recordar que todas esas personas, conforme a su avance a la formalidad, tienen mayores oportunidades de crecimiento empresarial, de acceso a mercados financieros que les permita entrar a echar raíces y hacer crecer sus negocios, lo que mejora la calidad de vida”, expresó.

Escuche la entrevista completa aquí:

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) tiene siete situaciones por las cuales los trabajadores pueden ser catalogados como informales. Todas hacen referencia a empresas de máximo cinco personas:

  1. Empleados particulares y obreros.
  2. Trabajadores familiares sin remuneración.
  3. Trabajadores sin remuneración en empresas de otros hogares.
  4. Empleados domésticos.
  5. Jornaleros o peones.
  6. Trabajadores por cuenta propia (no cuentan independientes profesionales).
  7. Patrones o empleadores.
  • Se excluyen los obreros o empleados del Gobierno.

Conozca algunas de las historias de empleos informales en el Centro Histórico de Manizales:


Algunas personas pueden considerar que el término rebusque se utiliza despectivamente para referirse al empleo informal; sin embargo, es totalmente aceptable el uso de este nombre porque se refiere a una actividad que desarrollan las personas que carecen de capacidades industriales o productivas y no pueden satisfacer las condiciones de la mano de obra planteadas en la economía; estas personas, al no conseguir directamente un empleo con unas condiciones buenas, que lo satisfagan, se desvían de inmediato a llevar a cabo actividades de rebusque o de venta ambulante.

Entrevista vendedor de Marihuana medicinal

Entrevista aromáticas

Entrevista Ruben puesto de música

La creatividad y la necesidad contribuyen a que, día a día, las personas creen nuevas formas de rebuscarse su sustento.

No solo son las cabeza de familia o las personas que necesitan una fuente de ingresos para asegurarse una calidad de vida aceptable; también existen universitarios que buscan dinero con el fin de autosostenerse y aminorar los gastos de su hogar o ahorrar y darse un gusto determinado. Las “chazas” con paquetes y dulces son la fuente de ingresos más común entre ellos.

El hecho de que los universitarios se empeñen en ejercer dicha actividad incrementa el fortalecimiento del emprendimiento universitario (además del desarrollo de aptitudes como la persuasión y de estrategias de mercadeo), formal e informal, que cada vez es más fomentado por las instituciones de educación superior. “No obstante, este microcomercio debe ser regulado, principalmente porque la mayoría de los productos son perecederos y se debe pensar en la salud pública, no solamente en vender por vender”, aseveró también Serna Gómez.

Brecha salarial

Una investigación realizada por Serna Gómez concluyó que los hombres ganan el 23 % más de sueldo que las mujeres incluso en la informalidad. Esto es debido a que las mujeres, generalmente, tienen labores en el hogar  y con sus hijos y familiares. Keidy Johana Peláez Higuera, estudiante de la Maestría en Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente y colaboradora en la investigación, concluyó que ser madre es una de las mayores discriminaciones que sufren las mujeres al entrar en un proceso de selección en una empresa. Por el contrario, “los hombres se ven beneficiados cuando son padres o tienen una familia debido a que son percibidos como personas responsables, de familia, puestos y serios”, explicó.

 

Les preguntamos a las personas cómo se rebuscan la plata para su sustento, esto fue lo que nos respondieron:

Escuche aquí la nueva emisión de Rebuscando Ando, un programa para hablar con la gente.

Reto 25

Nueve trabajos periodísticos se presentaron en Reto 25, concurso dirigido a los estudiantes de la Escuela de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Manizales. Se conformaron nueve equipos y a cada uno, por sorteo, se le asignó un tema. Dichos grupos tuvieron 25 horas para realizar el trabajo periodístico (desde las 7 de la mañana del martes 7 de mayo y hasta las 8 de la mañana de este miércoles).

Este trabajo fue el ganador y abordó el tema Manizales y el rebusque. El jurado destacó de esta historia su redacción limpia, la presentación de los datos de contexto y el manejo de las fuentes. “De otro lado, se resalta la creatividad para abordar las historias, la calidad sonora y la interacción con el usuario desde la propuesta multimedia, esto se resume en una entrega ordenada y concreta”.

El jurado estuvo conformado por Mónica Arango Arango, Elizabeth Ramírez, Augusto Ramírez, Alejandro Jiménez, Alejandro Higuita y Jhon Jairo Herrera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *