Privación del instinto animal

En portada Reto 25

Privación del instinto animal

Realizado por: Valentina Hoyos González / Miguel Orozco / María Camila Gómez / Natalia Delgado / Luisa María Parra / Yony Alexánder Zuluaga Betancur / Kelly Yohana Osorio / Sofía Gómez Piedrahíta / Esteban Gallego González / María Alejandra Castellanos / Aura María Valencia Gutiérrez / Santiago Soto Marín

Manizales es un relicario de colores vivos que se mantiene permeado por la suciedad de los que lo utilizan. Anfibios, serpientes, felinos y aves endémicas han caracterizado a la región como una de las más ricas en biodiversidad y, como consecuencia, en una de las más peligrosas por temas de maltrato animal. Pese al esfuerzo de movimientos ambientalistas, de líderes sociales y de la implementación de políticas públicas, las especies nativas siguen en peligro, acechadas por la ambición y la humanización del hombre sobre ellas.

A continuación se presentan las diferentes maneras de comportamiento que se tienen con los animales en la ciudad, tanto con especies endémicas, protegidas por pertenecer a la fauna silvestre, como con las domésticas, que habitan domicilios y sostienen un mercado diverso en la urbe.

Sacándoles jugo a los animales

Como todo un ser humano, así son tratadas actualmente muchas mascotas. Foto: Esteban Gallego González

En un país violento por naturaleza, los manizaleños han aprendido desde niños cuáles son las consecuencias del narcotráfico y a partir de qué armas se han mal arado las tierras de la nación. Esto ha producido un eclipse político e intelectual que ha obviado la riqueza natural de esta zona del país y que, a su vez, ha abandonado a especies endémicas que hoy se ven en el limbo de la extinción.

De hecho, según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), la comercialización de armas sin registro estatal y el tráfico de estupefacientes ocupan, respectivamente, el primer y segundo lugar en la lista de negocios ilícitos más rentables en el mundo; y en el tercer lugar figura el tránsito de fauna silvestre.

“La riqueza natural que ofrecen las laderas norte de los Andes colombianos ha beneficiado a la ciudad pero no a los animales”, alega el director del Jardín Botánico de la Universidad de Caldas, José Humberto Gallego Aristizábal. Asegura que en los últimos años ha mermado el tráfico de especies gracias a un incremento en la conciencia ambiental y a la implementación de políticas públicas asertivas.

La Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas) es la entidad departamental encargada de velar por la protección de los animales silvestres. Ésta cuenta con tres centros de atención para las diferentes especies entregadas voluntariamente por particulares o que son rescatadas en domicilios de Montelindo, Palestina y en La Victoria. Además tiene un hogar de paso en el barrio Maltería, a las afueras de Manizales.

Conozca cuáles son las especies endémicas de Caldas aquí

En 2018 los refugios tuvieron 1081 ingresos de animales. Para diciembre de ese año, los Centros de Atención, Valoración y Rehabilitación (CAVB) cerraron con 361 individuos. En Manizales no se conocen cifras exactas, sin embargo en lo que va del 2019 se han hecho dos incautaciones, la de una tortuga en un restaurante chino, y la de un armadillo muerto dentro de un vehículo particular.  

El abogado de Corpocaldas, Nicolás Arango García, explicó que la institución es promotora de la preservación de los animales silvestres y, con base en esto, actúa a través de un protocolo uniforme en cualquier caso de tráfico de especies:

  • Se realizan operativos con la policía y el acompañamiento técnico de Corpocaldas. Si se encuentra alguna especie de fauna que no esté amparada, se le realiza el decomiso preventivo.
  • Las especies se llevan a un CAVR (Centro de Atención, Valoración y Rehabilitación) de fauna y se le hacen los cuidados pertinentes mientras que se surte el procedimiento sancionatorio.
  • Se envía un informe técnico a la secretaría general y el abogado debe legalizar la medida preventiva que se impuso.
  • Expedición de un acto administrativo que legaliza el decomiso preventivo de la especie en donde se le notifica a la persona sobre el proceso.
  • Por último. se realiza una orden con la apertura y procedimiento sancionatorio ambiental y se hace una investigación para determinar si fue por caza o con procedencia legal pero sin la gestión de los permisos para la movilización.

Arango García explicó las sanciones a las que se enfrentan los traficantes y las modalidades que ha habilitado la Corporación para la denuncia ciudadana:

El tuit de la galemba

El Centro Galerías Plaza de Mercado de la capital caldense fue, hasta hace una década, la meca de la comercialización de especies silvestres y el dolor de muela de Corpocaldas. Hoy, el pabellón de las ramas recibe a decenas de comerciantes. Navega a continuación por una experiencia visual que ilustra este espacio de la Galería.

Galería animal

José Duber Quintero es un comerciante de este pabellón y desde su puesto de trabajo siente cómo se comunican los animales desde las trincheras de lo popular:

Lea también En Manizales pasó desapercibido el Día Internacional del Animal sin Hogar

Los animales que han sido abandonados o que no tienen un hogar, ya no se alojan entre los pabellones de la plaza más emblemática en la historia de la ciudad. La Unidad de Protección Animal (UPA) funciona desde abril del 2015 en la vía a La Linda. Su objetivo es rescatar a estos individuos vulnerables para darles refugio, alimentación y cuidado.

#AnimaListos, equipo periodístico que realizó este reportaje, visitó el refugio y se encargó de retratar algunos de los seres que viven allí.

Huéspedes de la Unidad de Protección Animal

Le puede interesar: Perros que pocos adoptan: un amigo que te espera

El hospital público para mascotas, igualmente, es un proyecto que ya está en marcha desde la Alcaldía de Octavio Cardona. Hasta el momento está en estado de licitación pública con 98 proponentes. El próximo 30 de mayo se adjudicará el contrato y se espera arrancar la obra la primera semana de junio de este año. Se contactó al secretario de Medio Ambiente de Manizales, Ricardo Germán Gallo, para conocer las normativas de animales en la ciudad e indagar sobre el hospital, pero su respuesta fue no tener tiempo disponible.

Como perro por su casa

Las mascotas se han convertido en una parte fundamental de las familias, el trato hacia estos animales se compara con la relación que existe entre un padre y su hijo. Esto se evidencia en el aumento de negocios que ofrecen diversos servicios para el mundo de las mascotas. Lo que antes parecía impensado, ahora se toma rutinario. Existen colegios, hoteles, hospitales, spas para mascotas; también hay psicólogos, abogados y recreacionistas para estos seres, además se les presta servicios funerarios, de seguros de vida, etcétera. Lea también: Los cuidan como reyes

Recorra la ciudad a través de esta herramienta y conozca las principales características, precios y servicios que tienen algunos establecimientos:



Cada vez hay mayor oferta en las tiendas de mascotas, por ejemplo, de vestuario.  Ofrecen desde tenis, corbatas, disfraces, hasta calzones, medias y balacas para perros y gatos. Esto es criticado por algunos animalistas que ven a la humanización de los animales como maltrato.

Recorre aquí para conocer más:

El que sabe, sabe

Laura Helena Yepes Torres, psicóloga de profesión y magíster en psicología clínica, hace un análisis de las relaciones de las personas con sus mascotas.

¿Cómo se puede explicar el afecto tan grande que puede sentir una persona hacia su mascota?

Esta generación ha tenido una sensibilización más grande con las otras especies. Hay mucha más conciencia de los afectos puros, del amor incondicional de su mascota y eso hace que sea una generación más cuidadora, apegada y con mucha más responsabilidad frente a estos seres. También, para muchos es una manera de anclarse a relaciones sociales más amplias.

¿Qué razones puede tener una persona para considerar a sus mascotas como humanos?

Suele pasar cuando hay muchas falencias afectivas. Las personas dicen que los humanos les han fallado y por eso prefieren expresar su afecto en las mascotas. El amor hacia una de ellas también está mediado porque pueden hacer con estas criaturas lo que quieren. Un ser humano pone sus límites y sus barreras y la ‘mascotica’ sí permite que uno haga todo con ella y eso también está enmarcado por ese tipo de personalidad.

¿Qué situaciones emocionales se pueden presentar en una persona cuando pierde a su mascota?

Las mascotas nos enseñan a hacer esa transición entre tener y no tener; entre la vida y la muerte, porque ellas tienen una vida más corta que los humanos. Siempre tendremos la experiencia de la pérdida de una mascota. Por supuesto aparece la depresión, el dolor y la tristeza, dependiendo de la personalidad. Eso trae beneficios: asumir pérdidas, aprender de lo inevitable, seguir adelante y saber que la vida sigue.

#AnimaListos escuchó a los propietarios de mascotas sobre el tema y esto dijeron:

¿Cómo asume una persona el reemplazo de su mascota cuando esta muere?

Hay personas que tienen más capacidad de transitar y tramitar una pérdida. Otras sí generan todo un cuadro depresivo. Es muy importante, cuando se tienen mascotas, saber amar sin apegos, cuidarla y disfrutarla, pero sabiendo que también llega un momento en que no va a estar.

¿El amor de una mascota puede reemplazar al de un humano?

Hay personas que sienten que quieren más a las mascotas que a cualquier otro ser. Eso está muy relacionado con personas que han estado en relaciones muy desencantadas y dolorosas, donde se refugian con sus mascotas y sienten que con ellas no van a tener dolores de frustración, desencanto, ni desengaño.

¿Qué consecuencias se pueden generar en la personalidad de alguien al contraer un afecto excesivo hacia un animal?

La mascota cambia a las personas, pero no en esencia a la personalidad. Ya existe una personalidad de base que es la que se vincula con una mascota. Lo que puede cambiar son los modos de asumir las situaciones de la vida. Por ejemplo, la forma como asumen la responsabilidad en el cuidado y expresan el afecto. Es muy positivo la posibilidad que se tiene de experimentar el afecto con su mascota, pero no humanizándola, porque ya ahí sería también un abuso de parte del humano hacia el animal. Ellos son lo que son y hay que amarlos como son, pero no intentar trasladarlos a nuestra condición, porque esto lleva a que se pase al abuso.

La fuerza del vínculo que se establece entre el propietario y la mascota no se ha limitado a convencionalismos. Algunas familias acogen en sus hogares animales extraños, que no suelen utilizarse como mascotas y que en el menor de los casos impresionan.

Lea enseguida la historia de Catalina Giraldo Sánchez, Camilo Vargas y sus mascotas inusuales.



Estiró las patas

La taxidermia se conoce popularmente como la práctica de disecar animales. En esta, la piel de los individuos se desprende del cuerpo, se envenena con formol y, a la par, se sacan las vísceras y la sangre para que evitar olores pútridos. Se escoge la posición en la que quieren que quede el individuo y vuelve a envenenarse todo el cuerpo con formol. Durante ocho días el animal disecado se pone al sol para luego ser entregado al propietario

Aquí se mostrarán las historias de tres personas que han estado implicadas en este proceso. El primero es aprendiz en el tema de la disección, el siguiente tiene su mascota disecada en su casa, y el último propone un nuevo método que busca las réplicas de diferentes especies en materiales sintéticos.

Muestras de animales disecados en el anfiteatro de Veterinaria de la Universidad de Caldas. Fotos: Esteban Gallego González

César Augusto García Gómez es médico veterinario zootecnista. Es graduado de la Universidad de Caldas hace tres años y ha realizado tres sesiones de taxidermia a perros: un pastor alemán, un pekinés y un mestizo. “A mí me entregan los animales vivos para que les aplique la eutanasia porque están mal de salud y yo les cojo la vena yugular, se las abro para ponerles Euthanex y puedan morir”, explica García Gómez. Él hace estos procedimientos a amigos que le dicen que quieren tener a sus mascotas un rato más en sus vidas.

Por tratarse de personas cercanas, el veterinario solo cobra los insumos, sin embargo el costo que él cree pertinente por todo el servicio es de $400.000. “Yo nunca haría eso con mi mascota porque no estoy de acuerdo, pero entiendo que son pacientes y debo tratarlos como tal aunque sepa que los animales sufren con esa práctica”, añade el zootecnista que gasta cuatro litros de formol en cada proceso.

Amplia más información sobre la taxidermia aquí:  Taxidermia, el arte de disecar animales

Por su parte, Juan Guillermo Londoño Bustamante tiene disecado en la entrada de su casa a Gringer, un lobo siberiano que llegó en 1993 a su familia: “Cuando yo nací, el perro ya tenía dos años, le cogí mucho afecto porque yo me crié con él”. El husky murió en 2006 luego de que le aplicaran una inyección de eutanasia porque estaba ciego, con cáncer y con un tumor en las patas que no le permitía caminar bien.

La evolución de Gringer desde el nacimiento hasta la disección. Foto: Cortesía Juan Guillermo Londoño.

“Cuando Gringer murió, mi abuela estaba obsesionada con la porcelana de un perro, entonces qué mejor que disecar al propio”, cuenta Juan Guillermo entre risas nerviosas. Admite que lo que empezó como una broma familiar por parte de sus tíos, terminó siendo una realidad, puesto que ahora el canino inerte es quien da la bienvenida en su hogar cada vez que alguien abre la puerta y se lo encuentra de frente.

La copia de material biológico es una estrategia alternativa que propone, tras 28 años de experiencia, el docente de Ciencias Agropecuarias de la Universidad de Caldas, Héctor Gabriel Zapata Herrera. Este método busca que la disección de animales se haga con material sintético para una buena conservación del individuo. A continuación, él mismo explica en qué consiste esta práctica:



Reto 25

Nueve trabajos periodísticos se presentaron en Reto 25, concurso dirigido a los estudiantes de la Escuela de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Manizales. Se conformaron nueve equipos y a cada uno, por sorteo, se le asignó un tema. Dichos grupos tuvieron 25 horas para realizar el trabajo periodístico (desde las 7 de la mañana del martes 7 de mayo y hasta las 8 de la mañana de este miércoles).

Este trabajo ocupó el segundo puesto. El equipo abordó el tema Manizales y los animales. El jurado dijo de esta historia: “Se destaca el interés de ofrecer un panorama completo sobre la situación de los animales en la urbe; esto se evidenció tanto en el texto como en el montaje. Las fotografías, la ambientación sonora, la presentación de los personajes y la graficación”.

El jurado estuvo conformado por Mónica Arango Arango, Elizabeth Ramírez, Augusto Ramírez, Alejandro Jiménez, Alejandro Higuita y Jhon Jairo Herrera.

https://southafricancasinos101.co.za

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *