Trabajos… solo para temerarios

En portada

En UMCentral se recuerda un texto publicado la edición 236 de Página  en mayo de 2018 a propósito del Día del Trabajo.

Según un estudio realizado por el Ministerio de Trabajo y la Federación Colombiana de aseguradoras en 2012, hay trabajos que representan un mayor riesgo que otros para quienes lo ejercen. Página hizo un recuento de cinco de estas labores, realizadas diariamente de manera casi anónima y silenciosa por millones de colombianos.

Recolector de basuras

“Entre la basura y la enfermedad”. Estas personas son las que trabajan día a día con los camiones de basura y en los basureros municipales. En este trabajo, se debe estar expuesto a infecciones por contacto con desechos como el plomo, la sangre, material fecal, cadáveres de animales, vidrios rotos y agujas. Su salario es de: 781.242 pesos.

Foto por: Fabián Giraldo R.

“El principal problema que tenemos es la falta de colaboración de las personas, egoístas e irresponsables que no piensas en nosotros los encargados de recoger las basuras, a veces meten vidrios en la basura y no ponen un aviso que advierta que hay vidrios. Por otro lado, la falta de equipos de protección, hay muchos guantes rotos, así como la falta capacitación para el manejo de desechos por parte de la empresa, esto nos hace vulnerables a enfermedades y accidentes”, expresó Camilo Echeverry Ruiz, recolector de basura de la empresa Emas.

 

Técnico en radiografía y diagnóstico de imágenes

“Radiación silenciosa”. Los rayos X son uno de los inventos más beneficiosos y necesarios en el campo de la medicina, sin embargo, tienen efectos nocivos para la salud y es un verdadero riesgo para sus operarios. Su sueldo es de: 1´100.000 pesos.

Imagen tomada de Depositphotos

“Toda radiación es dañina, en este caso los rayos X, afectan principalmente a las células y esto podría generar en un futuro diferentes enfermedades, a pesar de utilizar los equipos de protección; como el mandil de plomo y las gafas. Esta profesión es un juego al azar, no sabemos que órgano se puede afectar. La enfermedad más común es el cáncer”, afirmó Jaime López Urrea, operario de rayos X de la Clínica Versalles.

 

Obrero de construcción

“Construyendo vida”. Los trabajadores de construcciones son unos verdaderos ´toderos´, pues en sus largas y desgastantes jornadas de trabajo bajo la luz del sol: reparan, soldan, remueven, pican, trabajan en altura. Muchas de las obras no cumplen al pie de la letra las normas estipuladas en materia de riesgos laborales. Sin contar que es un trabajo mínimamente remunerado comparado con el esfuerzo y desgaste que demanda esta labor. Su salario es de 781.242 pesos.

Foto por: Fabián Giraldo R.

“La verdad este es un trabajo que no me gusta hacer por lo complicado y mal pago que es. Yo soy bachiller, pero nunca tuve la facilidad económica para entrar a una universidad, así que desde los 17 años trabajo en construcción con mi papá. A mi me pagan el mínimo y esa plata no refleja lo difícil que es este trabajo”. Dice este hombre de 25 años de edad y de piel trigueña curtida por el sol.

 

Fuerzas militares y Policía

“Cerca de la gente, cerca de la muerte”. Este es uno de los oficios más peligrosos, producto de la misma inseguridad que se vive en el país. Es un trabajo altamente riesgoso porque se debe soportar todo tipo de agresiones; aprender a manipular diferentes armas; tener un buen estado físico y soportar largas y tediosas jornadas de trabajo. La muerte está a su sombra. Su salario como suboficial es de: 1´225.000 pesos.

Imagen tomada de rcn radio

“Ser policía es una verdadera vocación porque significa entregar la vida por las demás personas sin importar si las conozcamos o no, también les damos la mayoría de nuestras vidas porque un policía no tiene descanso en ningún momento, sin importar que descuidemos a nuestras familias. En ocasiones uno sí se pregunta sobre qué le tendrá preparado la suerte o el futuro en esta profesión, conociendo uno tantos atentados y hechos fortuitos en contra de nosotros”, afirmó el patrullero José Iván Sepúlveda Marín.

 

Trabajo en alturas

“A la altura de la profesión”. Generalmente, son los trabajadores del sector eléctrico o que trabajan con las torres de telecomunicaciones o mantenimiento de transformadores. El peligro de este trabajo es por las caídas que pueden sufrir o las descargas eléctricas. Su salario es de: 820.000 pesos.

Imagen tomada de Isama

“Gracias a Dios no he sufrido ningún accidente. Cuando entré a trabajar recibí una capacitación primero sobre el manejo y mantenimiento de todo tipo de torres eléctricas y segundo sobre el trabajo en alturas, incluyendo maniobras de rescate, manejo y posicionamiento de escalas, uso de elementos de protección como el arnés y el cinturón liniero”, comentó José Aldemar Vergara Jaramillo.

Recuadro

Página indagó sobre qué medidas o acciones toman las aseguradoras para reducir, prevenir y vigilar los accidentes laborales. Claudia Marcela Anduquia Gómez, directora regional de la aseguradora de riesgos laborales Colpatria, afirmó: “Nosotros tenemos un proceso de identificación de incidentes potenciales y condiciones de peligro para cada uno de los pasos básicos y se elaboran procedimientos de seguridad y controles para reducir la probabilidad de la materialización de este. Este análisis de seguridad tiene como finalidad realizar una identificación

Texto por: Fabián Giraldo 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *