Jóvenes estudian menos por tener dispositivos electrónicos en sus habitaciones

Ciudad Unidiario

El estudio publicado por la revista European Journal of Sport Science reveló que los jóvenes que tienen mayor número de pantallas en sus hogares dedican menos tiempo al estudio y más a las actividades virtuales, por lo tanto, son sedentarios.

En la investigación se incluyeron 1.600 jóvenes, entre los 9 y 18 años, a los cuales se les midió su actividad física durante una semana y tanto ellos como sus padres respondieron una serie de cuestionarios para examinar sus hábitos. Lea: ( La inteligencia artificial lidera el futuro laboral).

José Fernando Vélez Trejos, psicólogo docente de la U. de Manizales y magister en Educación, aseguró que lo correcto sería que los padres creen normas y horarios para evitar que sus hijos abandonen las actividades académicas. “Cuando tienen más de 20 años se espera que ya adquieran cierta autocrítica y responsabilidad que en edades más tempranas no tienen”. Sin embargo, resaltó que hay que ser “tolerantes, tanto padres como docentes. Pero a la vez apretar un poco más las tuercas, es decir, las normas y las reglas porque esto les permite fortalecer su sistema ético y normativo”.

Investigadores de España señalan tendencia creciente al facilismo tecnológico

Según la investigación no solo el aprendizaje sino también la calidad de vida de los jóvenes está en riesgo debido a su sedentarismo, así lo aseguró el docente de Medicina de la U. de Manizales, César Ramírez Montoya, quien afirmó que cualquier persona que pase la mayoría del tiempo quieto, ya sea leyendo, conectado en un dispositivo móvil o haciendo alguna labor que le absorba su actividad física, va a desarrollar elementos de riesgo para su salud cardiovascular. Sin embargo, aclaró que se trata de un tema cerebral, ya que los adolescentes dejan de relacionarse con gente, entran en un proceso de introspección y todo se vuelve virtual. También le puede interesar (Regulan uso de celulares en colegios de Manizales )

Sofía Cantor López, estudiante de Fisioterapia de la U. Autónoma, aseguró que el hecho de pertenecer a “Gacelas”, equipo de porristas de la Liga Caldense, desde que era una niña le hizo adquirir responsabilidad y saber que el tiempo que no estaba entrenando lo invertiría haciendo trabajos o estudiando para las evaluaciones. De la misma manera que le sucede a Sofía, el estudio a los 1.600 jóvenes reveló que tener materiales o practicar actividades deportivas disminuye el tiempo que un adolescente promedio pasa en pantalla.

Expertos e investigadores de las universidades de Cádiz y la Autónoma de Madrid, con el apoyo del grupo Inmunonutrición del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España, fueron los encargados de realizar el Festudio.

Según el estudio, de las 7 horas laborales,un alumno gasta al menos 3 frente a una pantalla. Foto: Mariana Arroyave.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *