Cable aéreo del norte. Del informe del secretario de Hacienda

La Voz de Caldas: 1926-2019

“De todos los cables aéreos que tiene en proyecto el Departamento, éste es el que lleva obras más adelantadas, aunque no tanto como el gobierno lo ha deseado, debido a varios inconvenientes insuperables que se han presentado y que han retardado la iniciación de los trabajos tanto en éste como en los otros cables.

El primero de esos inconvenientes estuvo en que el señor J. H. Blackett, contratado como ingeniero gerente de los cables aéreos de Caldas, no vino de Inglaterra hasta el mes de agosto del año pasado. Llegado el señor Blackett se consagró por completo al estudio de lo que se había hecho y de lo que debía hacerse, llegando a concluir en qué era preciso rectificar algunos puntos entre los cuales figuraba como principal el lugar elegido para la estación de los cables en la ciudad de Manizales. Cómo la elección primitiva a los estudios hechos habían sido indicados por el señor Jaime Lindsay quien había fijado el lugar para las estaciones del Norte de la ciudad, el gobierno consideró prudente solicitar el consejo de dicho señor quien al momento tuvo para con él la gentileza de trasladarse a Caldas.

De un estudio minucioso e intenso se obtuvo la aceptación de una estación que propuso el señor Blackett, por el lado oriental de la ciudad, en el propio lugar donde se erigirá la estación del Ferrocarril de Caldas, a donde tendrá más tarde o más temprano que trasladarse la del cable aéreo de Mariquita y en donde quedarán también la de los demás cables de Caldas que deben confluir en esta ciudad. Allí será la gran estación central de los cables aéreos y de los ferrocarriles de Caldas, para la cual ideó el señor Lindsay una forma ingeniosa y admirable.

Como segundo inconveniente para trabajar intensamente en este cable como en los demás, se ha presentado la falta de dinero. Ya en otro lugar se informa que el Gobierno, en la oportunidad debida, tuvo listo para lanzarse el empréstito interno que autorizó la H. Asamblea en sus sesiones ordinarias últimas. Posteriormente se presentó la propuesta del empréstito extranjero, que el gobierno tenía que preferir por mil razones, siendo una de las principales la que con él se obtenían todos los dineros necesarios para todas las obras proyectadas. Mientras cursas esa larga gestación de ese empréstito, el gobierna ha tenido que venir poco a poco en los trabajos, atendiendo a ello con los pocos recursos que dan los presupuestos ordinarios.

Sin embargo, véanse en seguida las obras que se llevan adelantadas en el cable aéreo del Norte, entre Manizales y Aguadas:

Se hizo ya el trazado, preliminar entre Manizales y Aguadas, pasando por todas las ciudades que quedan entre las dos. Este trazado dio una longitud de 59 kilómetros.

El perfil del terreno está dibujado hasta Pácora.

Están ya empezando los trabajos en la estación de Manizales, en un lote que se compró por la suma de $30.000, contiguo a la explana que se está haciendo para la estación del ferrocarril. Igualmente se trabaja en el banqueo de las plazas para las estaciones en Neira, Aranzazu y Aguadas, con la intensidad requerida para que no haya demora al ir a montar los edificios;

Están pedidas las torres necesarias entre Manizales y Aranzazu (21 ks.) Los enclaves de ellas ya fueron despachados según avisó recibido, y las mismas torres se están despachando en estós momentos. Dentro de unos quince a veinte días empezarán a llegar a Buenaventura. También están hechos los pedidos de maquinarías para la estación principal y las poleas para las torres y se está negociando el cable para dicho trayecto.

Los materiales todos se han pedido escalonados en forma rigurosa de manera que vayan llegando a medida que les vaya llegando su turno para ser instalados.

Se trabaja en las fundaciones para las primeras torres hacia Neira, y se tienen extendidos trabajos en un trayecto mayor de dos kilómetros. Los predios para las estaciones en todas las poblaciones de tránsito fueron comprados hace ya algún tiempo.

Con varios dueños se ha contratado los derechos de servidumbre sobre los predios que el cable debe atravesar, y se trabaja con el empeño posible por adelantar en esta labor que es, por cierto, demasiado difícil.

Parece que son las cosas como vienen preparándose, dentro de unos cinco meses el cable del Norte va a ser una sorpresa. Silenciosamente pero con tenacidad y con constancia, el señor Blackett trabaja y trabaja, y su inteligencia y sus dotes de hombre organizador se ocupan en la tarea de presentar al pueblo de Caldas, en el menor término, el primer tramo de esa obra admirable que estamos anhelando”.

Viernes, 16 de abril de 1926. La Voz de Caldas

De Manizales a Aranzazu

Antigua estación del cable aéreo, la más cercana a la ciudad.

El Cable Aéreo del Norte comunicaba a Manizales con Aranzazu, pero su destino final iba a ser Aguadas. Desde 1928 hasta 1942 cerca de 1.1 millones de pasajeros viajaron desde la capital caldease hasta Aranzazu, más 200 mil toneladas de carga.

El historiador Albeiro Valencia Llano (revista Eje 21) dice que al comienzo del siglo XX el norte de Caldas recibía la influencia de Antioquia por su cercanía geográfica y por los caminos de herraduras, por eso el café caldense se comercializaba en Antioquia. Para acabar este monopolio la Asamblea de Caldas aprobó la construcción de un cable aéreo que comunicara a Manizales con los municipios de Neira, Aranzazu, Salamina, Pácora y Aguadas (en el norte). El inglés J.H. Blackett fue el encargado de su construcción, él optó por el sistema de monocable, para pasajeros y carga.

En junio 1928 comenzó su funcionamiento con el trayecto estación central (Manizales) hasta Alto Bonito (5 kilómetros); luego llegó a Neira, en 1929 y a la Estación Muelas. En noviembre de 1930 llegó a Aranzazu y ahí frenó su avance por la construcción de las carreteras y por la crisis económica.

Tuvo 23 kilómetros de extensión,  184 vagonetas de carga con capacidad de media tonelada cada una. El trayecto de Manizales a Aranzazu se hacía en 3 horas y 20 minutos, valía un peso y cuarenta centavos (dinero con lo que se podía comprar 11 botellas de leche). Los pasajeros volaban sobre abismos de 500 metros. Dejó de transporte pasajeros en 1938 y se liquidó del todo en 1942.

Martes, 16 de abril de 2019. UMCentral. Sofía Quintero Ramos

Avisos de ayer

Manuel Uribe Ángel fue uno de los fundadores de la Academia de Medicina de Medellín, y uno de los más importantes intelectuales del siglo XIX (el Hospital Manuel Uribe Ángel, en Medelin, tomó el nombre del académico). La emulsión Uribe Ángel ya no está en el mercado. La Emulsión de Scott en Colombia es la más conocida y la que circula en el mercado es un vitamínico para niños a base de bacalao.

 

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Universidad de Manizales. Esta sección busca rescatar notas publicadas en este periódico en 1926 y contextualizadas hoy (las transcribimos tal como fueron publicadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *