Presentan lista sobre hábitos que afectan al cerebro

Unidiario

Mala alimentación, fumar, exponerse a ambientes contaminados, no dormir lo suficiente, consumir alcohol, mantener altos niveles de estrés, ser violento, no realizar actividad física y la falta de estímulos mentales, son algunas de las actividades que resaltó la Organización Mundial de la Salud (OMS) que afectan la salud cerebral.

“El cerebro necesita para un correcto funcionamiento alimento, oxígeno y descanso. Además, se desarrolla no solo con estímulos mentales sino también físicos y, aunque parezca lógico, cabe recordar que debemos evitar intoxicarlo. En la fase de desarrollo del cerebro, es importante darle un buen cuidado al órgano, ya que durante esta etapa las células cerebrales y las neuronas realizan conexiones entre ellas”,  expresó el médico general, Javier Gutiérrez Patiño. El profesional también hizo énfasis en que dependiendo del tipo de estímulos se generan nuevas conexiones, lo que se conoce como plasticidad neuronal.

Los universitarios no están exentos de sufrir estos males. Según Diana Flórez Acevedo, enfermera con diplomado en docencia universitaria, los afanes de la vida académica fomentan fácilmente la adopción de malos hábitos sin ser consciente de estos hasta que el cuerpo emite señales de alarma como cansancio crónico, irritabilidad, falta de concentración y de creatividad. Lo que convierte en tediosa la jornada académica.

La Asociación Colombiana de Neurología estima que se presentan más de 45.000 casos de ataques cerebrovasculares (ACV) al año en el país. Pero también pone como causal de la cifra que aproximadamente el 38 % de pacientes de este mal no reconocen los síntomas, lo que deriva en que no reciben asistencia a tiempo. Lo que deja al derrame cerebral como la primera causa de discapacidad en adultos.

Los expertos recomiendan mantener un estilo de vida saludable, contar con una alimentación equilibrada, meditación, relajación, leer, hacer ejercicio por lo menos 3 días a la semana, además de evitar exponerse a sustancias tóxicas para reducir los riesgos de sufrir daños cerebrales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *