Peligros de incendio

Caldas La Voz de Caldas: 1926-2019 UMCentral

“Ayer recibimos la siguiente información de la cual damos traslado al señor Alcalde para que se digne disponer lo conveniente por constituir serio peligro de incendio.

En la calle 16 frente a la casa de don Rafael Naranjo hay descubiertas unas líneas eléctricas de las cuales dice el respectivo informante que son primarias.

En la casa de don Vicente Ramírez en la misma calle hubo ayer  un conato de incendio en dos alambres de la luz eléctrica. El peligro fue denunciado por el joven don Elías Zuluaga quien vió cuando los alambres ardían.

Hace casi un mes cerca a la casa de don Marco Gómez, siempre en la calle 16, se provocó un incendio en los alamabres de la luz.

Los damnificados

Nuevamente nos permitimos hacer saber a la Junta de Auxilios que el incendio del 20 de marzo último causó daños graves a muchas personas pobres que vivían de su trabajo y que necesitan un auxilio inmediato en las necesidades que les ha creado el desamparo en que hoy se encuentran. Entre estas personas citamos los empleados de la empresa periodística La Patria, los jóvenes dueños del Café del Ruiz, los trabajadores del doctor Aquilino Villegas &.&.

Justo nos parece asímismo, que se solucione cuanto antes el problema que en sus manos reposa, en relación con la distribución de la partida que en días pasados se votó para los tipógrafos damnificados en el incendio del 3 de julio próximo pasado, pues ya estos se muestran vejados en sus legítimos derechos”.

Marzo de 1926. La Voz de Caldas.

 

Sin La Voz de Caldas en Semana Santa

El 2 de abril de 1926 no circuló el periódico La Voz de Caldas debido a que se conmemoraba la Semana Santa (desde el 28 de marzo -Domingo Ramos- al 4 de abril -Domingo de Pascual). Por tal motivo presentamos algunos de los cientos de avisos y otros mensajes relacionados con el incendio del 20 de marzo de 1926 que redujo a cenizas parte del centro urbano de Manizales y a su Catedral.

Dicen los historiadores que luego del incendio del 20 de marzo de 1926 se desató en el Departamento una ola de conatos de incendio, muchos ni siquiera alcanzaron a ser conatos. La mayoría estaban relacionados con el cableado de las líneas de energía.

Martes, 2 de abril de 2019. UMCentral. Mariana Corredor Lucuara

Avisos de ayer

Una Manizales que progresaba necesitaba una segunda Catedral y así fue como la Junta de Reconstrucción de la ciudad emprendió la tarea de edificarla, “Hagamos una Catedral de tales magnitudes que las futuras generaciones nos llamen locos”, dijo en ese entonces el coordinador de la Junta, don Miguel Gutiérrez, como relata el libro Caldas 100 años.

El negocio de doña Marta Gómez fue destruidos por el incendio, como el de “la señora González viuda de Jaramillo en donde estaba situada la telegrafía y en la planta baja los almacenes de la señorita Marta Gómez y de don Alfredo Botero G. dentro el Café Majestic y la peluquería Majestic, y un establecimiento de billar”.
En el edificio de don Rafael Jenaro Mejía (recién comprado con su terreno por 70.000 pesos) tenía él sus oficinas y en la planta baja los almacenes de El Abanico de don Roberto Posada. Negocios que quedaron  incinerados declaró Manuel Rodríguez Becerra.

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Universidad de Manizales. Esta sección busca rescatar notas publicadas en este periódico en 1926 y contextualizadas hoy (las transcribimos tal como fueron publicadas).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *