Teatro Municipal y Pabellón de Carnes

Caldas La Voz de Caldas: 1926-2019 UMCentral

“El doctor Julio Zuloaga, a más de buen médico, es un hombre alto espíritu público. Ayer nos hizo la exposición de un interesantísimo proyecto del cual con mucha complacencia nos hemos hecho eco y lo sometemos a la consideración del Concejo Municipal.

Se trata de darle valor y oficio retributivo a la manzana que tiene el municipio entre lo que era antes la Gobernación y el colegio de las Hermanas de La Presentación en la siguiente forma:

En el costado norte de la manzana, que es plano, se levantará un pabellón de carnes, que tendrá toda la extensión de la cuadra y una latitud de 15 o 20 varas, con piso al nivel de la calle actual. Este edificio tendrá paredes laterales y hacia el frente puertas y ventanas, unas provistas de vidrio y otras de malla de alambre para favorecer la* entrada de polvo y de las moscas. Estará provisto este pabellón de mesas de mármol, agua suficiente con sus derramadores, y serán de mosaico sus pisos y paredes. El fondo del pabellón será la muralla misma que se ha servido para contener el relleno del resto de la manzana, y esta parte, que es la sur, tendrá el nivel de la calle en ese lugar. El techo del pabellón será de concreto, y terminará en la muralla antes mencionada, quedando de esta manera toda la manzana con una misma nivelación.

En la parte oriental de la manzana se levantará otro muro al nivel de la calle actual, muro que subirá hasta el nivel de la Plaza para que sirva de sostén al lleno que se deba hacer en la calle que debe en aquel punto ser más o menos alta, pero sería preferible que subiera hasta el mismo nivel de la Plaza.

Las calles sur y occidental tendrán igualmente muros para contener el lleno de la Plaza, pero conservarán su inclinación actual. La calle oriental en su extremo inferior tendrá verja y escalas para los transeúntes, y sólo hasta ese extremo será propia para vehículos. También tendrán las otras calles escalinatas más o menos hermosas y amplias para ascender a la Plaza, y ésta a su vez debe estar rodeada de una verja.

En el centro de este lote, de aquella manera preparado, se levantará un teatro, con una circunvalación de andenes propios para vehículos. La situación de este edificio facilitaría el proveerlo de un número suficiente de puertas tanto para entrar como de escape en casos de incendio. A este teatro podríase llegar en vehículos de rueda por la esquina suroeste y por toda la extensión de la cuadra.

La planta donde hemos situado el Pabellón de Carnes, podría dedicarse a otra cosa, como almacenes, depósitos, y aún para salones de descanso y diversión del mismo teatro. Sería más lucrativo para el Municipio el Pabellón de Carnes”.

*Creemos que el periodista omitió la palabra no.

Nota: Así era un sábado de mercado a comienzos de siglo en la Plaza de Bolívar. Foto SMP de Manizales. El texto original se publicó sin foto.

 

Jueves, 1 de abril de 1926. La Voz de Caldas

Gresca en la Galería

Edificio del Centro Galerías Plaza de Mercado de Manizales. Foto de RCN Radio

El sábado pasado (30 de marzo de 2019) se presentó un enfrentamiento entre la policía y comerciantes informales en una de las esquinas del Centro Galerías Plaza de Mercado. La confrontación se generó cuando 40 policías comenzaron a levantar los puestos de ventas de frutas y verduras de unos 50 vendedores ambulantes. Los comerciantes dijeron que no les devolvieron el material decomisado.

Hay que tener en cuenta que en febrero pasado el Juzgado Cuarto Administrativo de Manizales le dio un plazo de 4 años a la Alcaldía de Manizales para reubicar a los vendedores informales instalados alrededor de la Plaza de Mercado. El Juzgado tomó esta decisión luego de que en 2016, cerca de 66 comerciantes formales de la Galería interpusieran una acción popular para recuperar el espacio público del sector.

La pregunta que surge es qué pasará con los vendedores informales plantados allí. En la Galería no hay permisos para los vendedores ambulantes. Según Justo Pastor López, gerente de la Plaza de Mercado, hay más vendedores informales por fuera de los pabellones de la Galería que dentro, sumando 600 personas que han invadido el espacio público, poniendo su mercancía en los andenes o en la misma calle. Dice que estos vendedores están cansados de trabajar en forma tan desfavorable, porque están expuestos al mal clima, a los robos y otras desventajas.

Historia

El primer semi mercado de Manizales se instaló en los troncos de los árboles derribados en lo que hoy es la Plaza Bolívar, en 1847. Dice Gonzalo Duque-Escobar en su texto Las dinámicas territoriales en la plaza de mercado, que en 1905 Manizales tenía unos 30 mil habitantes (consecuencia de la explosión de la economía cafetera) y que hacia 1910 el escenario de la plaza de mercado separa funciones “quedando las del comercio para la Plaza Alfonso López, donde toldos y tenderetes se van transformando en barracas, y estas en pabellones tras secar la cañada del lugar y adecuar el terreno, para mutar hasta conformar unas galerías propias de una plaza de mercado al llegar a contar con siete pabellones en dos manzanas, entre el Colegio de la Presentación** (1905) y los Agustinos (capilla en 1903 y templo en 1923)”.

Cada sábado los campesinos llegaban a la Plaza para vender sus productos hasta 1919. Los comerciantes instalaban sus toldos durante el día y en la noche los desmontaban. Al crecer la población la necesidad de alimentos aumentó, se construyeron unas instalaciones en material fijas, donde se podía atender durante toda la semana a la clientela, en la Plaza Alfonso López Pumarejo.

“Cuando la ciudad superaba los 125 mil habitantes, se diseñó y construyó la actual Plaza de Mercado, por José María Gómez M., Alfonso Carvajal E. y Jorge Arango U., relata Duque-Escobar. Fue inaugurada en 1951.

**En 1926 el colegio de las Hermanas de La Presentación operaba en lo que hoy es actualmente la carrera 19 con la calle 21 en el sector Parque Alfonso López. Allí fue donde se construyó el teatro y el pabellón de carnes.

   Lunes, 1 de abril de 2019. UMCentral. Mariana Corredor Lucuara

Avisos de ayer

Fueron muchos los negocios destruidos por el incendio del 20 de marzo de 1926, como el de “la señora González viuda de Jaramillo en donde estaba situada la telegrafía y en la planta baja los almacenes de la señorita Marta Gómez y de don Alfredo Botero G. dentro el Café Majestic y la peluquería Majestic, y un establecimiento de billar”. Así reseñó La Voz de Caldas, dos días después de la tragedia.

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Universidad de Manizales. Esta sección busca rescatar notas publicadas en este periódico en 1926 y contextualizadas hoy (las transcribimos tal como fueron publicadas).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *