Dr. Aquilino Villegas

Caldas La Voz de Caldas: 1926-2019 UMCentral

“Ha recibido el doctor Aquilino Villegas una manifestación de lo más honrosa merecida como tendrán ocasión de verlo nuestros lectores en la sección telegráfica de este diario con motivo de su triunfo en el discutido problema de Gacha por donde acaba de pasar con la mejor ventura la locomotora del ferrocarril.

Se recordará que cuando llegó al ministerio de Obras Públicas el doctor Villegas se propuso evitar las curvaturas de la línea, por en medio de rocas y cuestas, ordenando el paso de la locomotora por sobre los pantanos de Gacha. Una comisión de ingenieros aprobó el proyecto del doctor Villegas; entre ellos está el doctor Uribe Gauguin. A pesar de todo se gastaron inmensas toneladas de papel y de tinta escribiendo improperios contra el doctor Villegas por su pretensión gloriosa y sobre todo eso los trabajadores se adelantaban contra todos los obstáculos, terraplenizando aquellos hondos pantanos.

Dejó el doctor Villegas el Ministerio y lo sucedió el doctor Laureano Gómez quien los abandonó y dispuso otro estudio de la línea. Los ingenieros dijeron de nuevo: “El doctor Villegas tiene razón y el ferrocarril solo puede pasar por los pantanos “. Nuevamente se activaron los trabajos.

Hoy el éxito ha coronado el proyecto del doctor Villegas y la locomotora del ferrocarril ha pasado por allí proclamando la victoria de un Ministro que tenía razón en su ciencia, en su conciencia, en la economía y hasta en el sentido común que como él mismo lo ha dicho es el más escaso de todos los sentidos”.

 

Nota: El caricaturista Ricardo Rendón traza a Aquilino Villegas. Esta imagen no iba con el texto original.

Martes, 30 de marzo de 1926. La Voz de Caldas

 

Aquilino y el ferrocarril

El texto de La Voz de Caldas hace referencia a la construcción del Ferrocarril de Norte, que iba desde Villavieja (Huila) hasta Chiriguaná (César). En su trayecto debía pasar por los famosos pantanos de Gacha, ubicados en Ubate (Cundinamarca), sobre el valle del mismo nombre. Un informe sobre estos pantanos, elaborado por el ingeniero Jorge Triana para el Ministerio de Obras Públicas de la época (y rescatados por José Ochoa), sostenía: “Por  ahora el problema delicado para el F. C. Central, del Norte se haya en la parte de los Pantanos de Gacha. Pero la vía tiene que atravesar una región pantanosa comprendida entre los kilómetros 115 y 142; que no ofrece plena seguridad, pudiendo reservarnos sorpresas para el futuro”. Luego agrega: “Parece, esta es la opinión de muchos ingenieros que se han preocupado del asunto que nos ocupa, que hubo un grandísimo error al elegir la vía, y que de todos modos debiera haberse desechado el paso por los pantanos en una extensión de 27 kilómetros, más sin haber hecho estudios  geológicos completos, que si hoy la parte verdaderamente difícil es Gacha, en una extensión relativamente corta bien, pudiera haber ocurrido igual desastre en la mayor parte de la línea, con grandísimas perdidas y fracaso completo”.

El asunto es que la posición férrea del caldense Aquilino Villegas simpatías y distancias con los políticos de la época, al punto que las páginas de los periódicos se convirtieron en campo de batalla para defenderlo o atacarlo.  Más aún cuando su contradictor era Laureano Gómez, de su partido político, el Conservador.

Don Aquilino (1880-1940) fue uno de los grandes líderes que le dio Caldas a Colombia. Abogado, escritor, periodista, político, orador, ensayista, panfletista y poeta. Fue senador en varios períodos, ministro de Obras Públicas en el gobierno del general Pedro Nel Ospina (1922)- Gobierno que marcó las pautas para el desarrollo ferroviario del país a partir de un plan, bajo la dirección de sus dos ministros del ramo, Aquilino Villegas y Laureano Gómez.

Sábado, 30 de marzo de 2019. UMCentral. Mariana Corredor Lucuara

 

Avisos de ayer

Este aviso hacía referencia a un nuevo almacén que abrieron los sucesores del señor Ismael Sánchez Q. en la esquina de los correos. Vendían ropa de seda solo para mujeres. Sánchez Q. fue un reconocido hombre de negocios de la época. Tuvo acciones en varios proyectos como se referencia en el libro Almas en pena chapolas negras, biografía de José Asunción Silva, escrita por Fernando Vallejo; y en el Diario Oficial de Bogotá del 25 y 26 de marzo de 1913 donde se informaba la venta de su compañía a un grupo familiar de apellido Mac Allister:

“Que los señores Ismael Sánchez Q., Ernesto y Jose Mac Allister e Isabel Vanegas, domiciliados en esta ciudad han declarado que el señor Sánchez Q. ha transferido a los señores Mac Allister los derechos y acciones que tenía en la Sociedad colectiva civil y de comercio denominada Sánchez & compañía, construída entre la señorita Vanegas y el mismo señor Sánchez Q. , el 3 de noviembre de 1909”.

 

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Universidad de Manizales. Esta sección busca rescatar notas publicadas en este periódico en 1926 y contextualizadas hoy (las transcribimos tal como fueron publicadas).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *