Incluyen nuevos servicios al programa de acompañamiento

UMCentral Unidiario Universidad

El Programa de Acompañamiento Estudiantil de la Universidad de Manizales cambia. Ahora será de Acompañamiento Integral. La institución decidió hacer inversiones para aumentar los servicios para los estudiantes con atención familiar, psicológica, psicopedagógica y brindar apoyo para la construcción del proyecto de vida. Lea: Universidades le apuestan a evitar el acoso.

Este programa nació en el 2010 y el año pasado recibió cerca de 1.100 solicitudes de servicios. El rector, Guillermo Orlando Sierra Sierra, con todo su equipo directivo tomaron la decisión de ampliar los recursos financieros y profesionales del programa para acoger y acompañar a los estudiantes en su tránsito por la visa universitaria.

Uno de los objetivos del programa es ayudarles a las personas a redescubrirse (Quizás también le interese: Universidades de Manizales, una plaza para las drogas), a implementar hábitos de vida saludable, incorporar herramientas para tomar de decisiones, entre otros, esto con la compañía de 9 profesionales y 7 practicantes. “Queremos que los estudiantes cambien el chip que han tenido, el prejuicio de ir a pedir ayuda y reconocer que tienen alguna fragilidad o necesidad, de eso se trata el acompañamiento integrado”, dijo el coordinador de Acompañamiento Integral, José Orlando Herrera Campiño.

En los nuevos servicios que ofrecen está el acompañamiento familiar (Lea: Universidades preocupadas por aumento de suicidios), herramientas y técnicas de estudio y para mejorar la relación con los docentes. “Es muy importante que los estudiantes sean capaces de pedir ayuda cuando tienen una dificultad de cualquier orden, ya sea profesional, afectivo, relacional, familiar, académico o si tiene que ver con el docente, allí también podemos orientar algunos asuntos”, explicó Herrera Campiño.

Por su lado, la psicóloga Tatiana Cortés Zapata expresó que le parece importante que la U. de Manizales se preocupe por la salud mental y el tipo de profesionales que se forman en la institución. Aseguró que estas iniciativas permiten que los estudiantes no se sientan solos ante las dificultades. “Tener este programa hace que prevengamos situaciones como lo es la depresión, el estrés y hasta el suicidio. El punto malo de esto es que no se divulga de la manera adecuada” concluyó.

Lea el UniDiario de hoy 27-03-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *