Incendio Manizales

Al margen del INCENDIO

La Voz de Caldas: 1926-2019 UMCentral

La Voz de Caldas presentó, seis días después del incendio del 20 de marzo de 1926, un balance de las pérdidas materiales que ocasionó esta tragedia. Es curioso ver el valor que tenía la Catedral de Manizales (500.000 pesos) en ese entonces. Veinte edificios destruidos fueron avaluados en $968.000. A continuación presentamos el balance.

      

   

 

Resumen de las pérdidas ocasionadas por el incendio del 20 de Marzo. 20 edificios que representan un valor de $ 968.000, incluyendo en éste el de los solares. Mientras los Establecimientos industriales ya dichos se reorganizan y empiezan de nuevo su funcionamiento, el Municipio deja de percibir, por Vía de contribución, mensualmente:

Por 24 almacenes$ 715
Por 7 agencias de negocios340
Por un Banco150
Por 4 Cafés35
Por 1 Cigarrería3
Por 2 Consultorios12
Por 1 Club120
Por 1 Droguería100
Por 1 Farmacia10
Por 2 Joyerías20
Por 2 establecimientos de juegos permitidos95
Por 2 Muestrarios15
Por 3 Peluquerías6
Por 1 Zapatería15
Total,$ 1.639
Además: por impuesto de aseo, aproximadamente$30
Por impuesto de agua, aproximadamente25
Total, $ 1.691

No se incluye aquí el dato del lucro cesante para el Municipio por las instalaciones de luz y telefónicas, por no tenerlo exacto. Tampoco, por no estar con impuesto, la Tipografía de La Patria, ni los muestrarios del doctor Gabriel Gonzáles y de Zoilo Guzmán Chaves. Igualmente dejaron de ser en esa zona el Tribunal de lo Contencioso Administrativo, y la Lotería de Manizales”.

Nota: La foto de portada registra unos ciudadanos frente a un edificio en ruinas. Foto tomada del blog Desde el corredor de la ilusión.

 

 Viernes, 26 de marzo. La Voz de Caldas

Adiós a las casitas de teja de barro

Según la historiadora Elis del Rosario Cardona Ramírez los edificios que existían alrededor de la Catedral y que también se vieron afectados en el incendio, fueron reconstruidos en 1928 con una base arquitectónica del estilo republicano. “Los edificios antes de la tragedia eran las típicas casitas de teja de barro, con chambranas, patios interiores, típica arquitectura del Mediterráneo que luego llegó a España y de allá nos llegó por Antioquia. Estuvo mal que no cayeran en cuenta al adoptar estos modelos, de que el clima del Mediterráneo no sería el mismo clima de acá. Y ahora todas estas casas tienen problemas interiores”, explicó Elis.

Mucho de lo que había sobrevivido al primer incendio de 1925 no pudo ponerse a salvo en el incendio de 1926. Las tres manzanas más valiosas de la ciudad fueron calcinadas, pero lo que más les dolió a los manizaleños fue la destrucción de su Catedral.

 

 Martes, 26 de marzo de 2019. UMCentral. Mariana Arroyave Delgado

 

Avisos de ayer

En su lote se levantó el Banco de los Andes (en la foto) y luego el Banco del Ruiz (carrera 22 y 23, calles 22 y 23) hasta el incendio del 3 de julio de 1925 (que calcinó las carreras 20, 21, 22, 23 y 24 entre calles 23 y 17 –solo se salvó la Catedral, la Alcaldía y una manzana del centro de la ciudad). Por el proceso de reconstrucción, en el mismo lote del Banco del Ruiz se levantó el Banco del Comercio, que luego sería destruido por la torre noroccidental de la Catedral de Manizales como consecuencia del terremoto del 30 de julio de 1962. Esto obligó a la reconstrucción del banco.

 

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Universidad de Manizales. Esta sección busca rescatar notas publicadas en este periódico en 1926 y contextualizadas hoy (las transcribimos tal como fueron publicadas).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *