Aprobadas las licencias de construcción para el Centro de Innovación de La Dorada

La Dorada Municipios UMCentral Unidiario

Entre dos o tres semanas tardará respuesta de Min. Hacienda para hacer el giro de los recursos y proceder con las licitaciones para el proceso de edificación del nuevo Centro de Innovación de la Universidad de Caldas con sede en La Dorada, después de que a principio de este mes se otorgarán las licencias de construcción.

Se espera que en abril comience la obra estructural, que se ubicará en el corregimiento de Guarinocito, y que contará con 6.000 metros cuadrados de espacios distribuidos entre aulas de formación, oficinas y salas TIC; adicionalmente dispondrá de laboratorios de suelos, biotecnología, creatividad, innovación, entre otros. (Lea: La caldense Sara Victoria Alvarado integra la Misión de Sabios)

Este proyecto, que costará $ 16.000 millones, de los cuales $ 15.000 millones fueron aportados por la Gobernación de Caldas y los 1.000 millones restantes por parte de la Universidad de Caldas, la Alcaldía de La Dorada y otras empresas aliadas. El objetivo es beneficiar a unas 3.000 personas, además desde allí brindarán asesorías y acompañamiento a proyectos productivos y emprendimientos de la comunidad de la zona del Magdalena Medio, en donde viven cerca de un millón de personas.

“Lo que queremos es dar un valor agregado a través de la biotecnología, con investigación para fortalecer y sofisticar ese sector biodiverso y agropecuario de la zona”, indicó Patricia Salazar Villegas, vicerrectora de Proyección de la Universidad de Caldas, quien además señaló que por su ubicación, y en busca de resolver las necesidades del entorno, este centro se enfocará en los temas bio y de agroindustria. Lea: hoy se inaugura el Centro Cultural Rogelio Salmona (2017)

Los diseños de este complejo de 3 plantas estuvieron a cargo de la U. Nacional con el arquitecto Edison Henao Carvajal, quien destaca que las estructuras triangulares les ahorraron 100.000 toneladas de acero.

Además, la orientación de norte a sur disminuye el impacto de la radiación solar, y por tanto el calentamiento; también le permite recolectar los vientos cruzados provenientes del río Magdalena, lo que ayudará a refrescar el espacio sin la necesidad de aire acondicionado, concluyó.

 

Lea el UniDiario de hoy 21-03-19.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *