Buscan llevar los cadáveres a los salones de clase

Unidiario

“Pretendemos aplicar una técnica que nos permite plastificar los cadáveres y las estructuras para poderlas manipular en un espacio diferente a un anfiteatro” (Lea: Aplican nuevas técnicas para conservar cadáveres), explicó Óscar Andrés Alzate Mejía, docente de anatomía y tutor del semillero Morfi de la UAM, acerca del proyecto que busca utilizar la plastinación en los 11 cadáveres que tiene la U. Autónoma y 8, de la U. de Manizales. Alzate Mejía explicó que esta técnica abarata los costos porque el gasto energético es menor, por razón de que no se necesitan extractores.

“Debido a esta preocupación internacional hemos decidido buscar otras estrategias de conservación de esas ´momias´ y hemos adaptado unas soluciones diferentes, por ejemplo, ahora trabajamos con una solución conservadora chilena la cual lleva a tener índices muy bajitos de formol, un 1%, ofreciendo así ambientes más sanos y seguridad laboral”, expresó Alzate Mejía pero su objetivo es eliminar completamente el formol y migrar hacia otras técnicas.

La plastinación se realiza con silicona especial, se envuelve y se captura la estructura para que la sustancia se impregne de tal manera que el cuerpo se pueda manipular sin riesgo biológico y se pueda llevar a otros sitios diferentes a la morgue. El proyecto surgió desde el semillero Morfi con el apoyo del grupo de disectores de investigación el cual tiene hasta el momento 12 estudiantes. Sara Valentina Carvajal, estudiante de la UAM vinculada al proyecto, comentó que sus responsabilidades tienen que ver con el seguimiento de la investigación, estar actualizada leyendo artículos científicos sobre las diferentes técnicas que se usan, apoyar la preparación de las sustancias y asesorar a otros alumnos en los procedimientos de disección. Lea: utilizan cucarrones para limpiar huesos.

El asistente del laboratorio de morfología, Gustavo Toro Alzate, aseguró que por ahora se está implementando la diafanización, que consiste en transparentar los tejidos blandos para lograr que se vean los huesos, en este caso de tres fetos. “Para la plastinación estamos esperando el contacto para cotizar los equipos que se encuentran en Alemania”. En este proyecto y en otras técnicas como la osteotecnia participa también el técnico del laboratorio de la Universidad de Manizales, James Mauricio Muñoz. Según Óscar Alzate, la iniciativa tomará de dos a tres años.

 

En la foto de portada tenemos a los estudiantes del Semillero Morfi del anfiteatro de la Universidad Autónoma. Foto Mariana Arroyave Delgado.

 

 

Lea el UniDiario de hoy 18-03-19

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *