De Manzanares

Caldas La Voz de Caldas: 1926-2019 Manzanares Marulanda UMCentral

“Señor Gobernador, Diputado Ramírez, de la Calle.- Manizales

Carretera Manzanares, Dorada, es obra de grande aliento que traerá la redención económica esta importante región, pero para que llene sus fines es necesario aprópiese partida suficiente fin ejecútese totalmente. Encarecidamente roigámosles trabajar en presupuesto aprópiense cuando menos setenta mil pesos ($70.000) más, cantidad con la cual trabajos recibirán enorme impulso. No olviden que hasta hoy estamos sujetos al tutelaje del Tolima y que empresas cable, ferrocarril Dorada, por sus altas tarifas, mala organización, constituyen un verdadero estorbo para intercambio comercial”.

El anterior texto está escrito como mensaje telegráfico, por eso omite palabras. La fotografía de portada refleja la construcción de caminos por parte de los arrieros. Imagen de la Central de Cooperativas Agrarias. El texto original se publicó sin fotos.

Lunes, 15 de marzo de 1926. La Voz de Caldas

Sí la construyeron pasando por Tolima

Según el ingeniero Gonzalo Duque Escobar, la carretera Manizales-La Dorada fue inaugurada en 1939. Entre la autoridades caldenses de la época existía el temor de que la vía fuera construida en jurisdicción del departamento de Tolima y por eso en la misiva, el diputado Ramírez solicita que Caldas se apropie de la obra.

En su momento, el ministerio de Obras Públicas, ahora de Transporte, buscaba construir una vía que articulara a Manizales con Bogotá, pasando por el río Magdalena y la ruta expedita era por Fresno (Tolima), por donde se construyó. Para Duque Escobar, si se hubiera querido conectar a Manizales con Bogotá, sin pasar por el río Magdalena, la hubieran construido por Armero (Tolima).

El cable aéreo y ferrocarril a La Dorada

En la época también se planteó la construcción de un cable aéreo a La Dorada. El cronista Lope de León escribió en la portada de La Voz de Caldas del 5 de marzo de 1926: “… sin duda alguna el Cable a La Dorada es de las dos obras es más urgente para el departamento porque éste no solamente consulta las ventajas de que venimos hablando, sino que se impone como obra decorosa, toda vez que no podemos continuar soportando la descarada tutela que patrocina la compañía inglesa del cable Manizales-Mariquita por conducto de sus gerentes M. Higgins y M. Waren”. Se refiere a a empresa The Dorada Railway Ropowey Extension Ltda, compañía que monopolizó el transporte por el río Magdalena.

El proyecto de construir un cable aéreo entre Manizales y La Dorada sí existió, pero no fue construido. Los habitantes de Manizales se comunicaban con el puerto a orillas del río Magdalena por el ferrocarril. Los socios de la empresa constructora del ferrocarril se interesaron en levantar el cable a La Dorada, como una inversión rentable que garantizaba su empresa ferroviaria. Se construyó una línea de cable que conectaba a Mariquita con Manizales y que intentó dominar todo el flujo comercial, subiendo los fletes ferroviarios a las mercancías que no habían utilizado sus barcos. Esta estrategia acabó con la competencia.

Este es el ferrocarril que se construyó en Caldas. Tomada de Godues.

Viernes 15 de marzo de 2019. UMCentral. Laura Isabel Betancur Giraldo

Avisos de ayer

El anuncio hace referencia a la Tipografía Blanco y Negro, de don Mario Camargo, que tenía sede en un lote donde está hoy el Palacio Nacional. Desde 1923 editó libros como Historia de la ciudad de Manizales del padre Fabo de María (1873-1933) y Alma helénica, del poeta Juan Bautista Jaramillo Meza (1892-1978) y revistas como la Revista Colombiana de Revistas.

 

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Universidad de Manizales. Esta sección busca rescatar notas publicadas en este periódico en 1926 y contextualizadas hoy (las transcribimos tal como fueron publicadas).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *