Docentes universitarios reaccionan a las objeciones a la JEP

UMCentral Unidiario

Después de casi cumplirse el plazo máximo dado por la Corte Constitucional para refutar la Ley Estatutaria de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP)(Lea: Cómo opera la JEP), el presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, objetó 6 artículos de 159 que estudió esta alta Corte luego de su paso por el Congreso de la República. El anuncio lo hizo a través de una alocución televisada el pasado domingo.

Ahora el Congreso deberá estudiar dichas objeciones. Esta ley tiene como objetivo reglamentar la JEP. Para el abogado constitucionalista y docente de la Universidad de Manizales (UM), Rodrigo Giraldo, esto puede verse como una ruptura al sistema de pesos y contrapesos o separación de poderes (ejecutivo, legislativo y judicial) debido a que estos deben ser autónomos, independientes y armónicos.

“Esto es muy grave porque no se está objetando una ley del Congreso, sino que lo que se está refutando es el texto que, en clave de control constitucional, hace la Corte, lo cual es una intromisión no solo en el poder legislativo, sino en  el poder judicial y las decisiones de la Corte Constitucional”, expresó Giraldo. Por su parte, el abogado y docente de la Escuela Superior de Administración Pública (ESAP) y de la UM, José Ricardo Álvarez, opinó que la propuesta de objeción es acorde a las dinámicas del debido proceso, los derechos humanos y el derecho a la reparación de las víctimas.

Dentro de los artículos objetados están: el número 7 porque según el Jefe de Estado no establece claramente la obligación principal de los victimarios de reparar integralmente a las víctimas; el apartado octavo del artículo 63 porque “no determina el alcance para verificar la lista de quienes son reconocidos como miembros de los grupos armados que se sometan a un proceso de paz”, el inciso tercero del literal (j) del artículo 79 ya que no precisa las diligencias judiciales que la Fiscalía debe abstenerse de realizar.

También refutó por inconveniencia apartados sobre el tratamiento de los actos de los guerrilleros luego de la firma del Acuerdo de Paz y la extradición. Para Giraldo, la decisión tomada por el presidente Duque es netamente política porque fue una de sus promesas de campaña; por su parte, Álvarez afirmó que no cree que las objeciones afecten profundamente el Acuerdo de Paz con las FARC.

 

Oposición
En reacción a las objeciones de Duque, los partidos declarados en oposición

convocaron a una movilización nacional el próximo 18 de marzo.

Lea el UniDiario de hoy 14-03-19

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *