Mula Perdida

Caldas La Voz de Caldas: 1926-2019 UMCentral

“De la hacienda Rumazón se perdió una mula grande, parda, de unos ocho años de edad próximamente, marcada en la paleta del lado de montar J M A, enlazadas, tiene una pequeña matadura en el lado contrario de montar, cerca al riñón, rayada con la espuela en ambos lados.

Se dará una gratificación al que dé razón de ella.

Entenderse con José María Angel, en Manizales”. (página 7)

 “-LLAMAMOS la atención al inspector de aseo, para que haga poner remedio en una pesebrera pública que han establecido en la calle que comienza en la esquina del “Emporio” (Hoyo Frío), pues según dícenos un vecino en esa calle ordeñan, cuidan vacas en las aceras, interrumpiendo el tránsito de señoras y niños y llenando el lugar de inmundicias. Ojalá se ponga remedio inmediato”. (página 6)

Nota: Los semovientes transitaban por la naciente ciudad sin código de policía. Foto Academia Caldense de Historia (el texto original no publicó fotografía)

El Cambio

-HOY-

Dólares 101 y tres centavos.

Libras 98 y tres cuartos.

Pesetas 72

Liras 20 y cinco octavos

Francos suizos 28

Francos franceses 18 y siete octavos

Francos belgas 23 y cuarto”. (página 6)

 

Martes 23 de febrero de 1926. La Voz de Caldas

 

 

El peso de la ley para los animales en la calle

Según el Código Nacional de Policía en el artículo 116 No. 3 el propietario, poseedor o tenedor de un semoviente que permita deambular sin control en el espacio público tendrá una sanción correctiva, debe participar en un programa comunitario o en una actividad pedagógica de convivencia.

“De la misma manera, también la Inspección de Policía puede aplicar una multa tipo 2 equivalente a $220.830 según el artículo 124 No. 1: Dejar deambular semoviente, animales feroces o dañinos, en espacio público y privado, lugar abierto al público, o medio de transporte público, sin las debidas medidas de seguridad”, advierte el inspector del barrio Fátima, Luis Javier Gallego Gómez.

El animal será trasladado a la Unidad de Protección Animal donde estará albergado mientras el encargado cumple con las medidas respectivas.

También hay que recordar que el Decreto Nacional 178 de 2012 del Ministerio de Transporte prohibió el uso de vehículos de tracción animal (equinos y mulas). Su artículo 1° autoriza la sustitución de vehículos de tracción animal por vehículos automotores debidamente homologados para carga, para facilitar e incentivar el desarrollo y promoción de actividades alternativas y sustitutivas para los conductores de vehículos de tracción animal. En el parágrafo 1 se dice que quedan exceptuados de la anterior medida los vehículos de tracción animal utilizados para fines turísticos.

 

Sábado 23 de febrero de 2019. Dayana Andrea Arboleda Agudelo. UMCentral

Aviso de ayer

Los mejores sombreros se conseguían en este almacén, en la Plaza Bolívar

El almacén Los Hijos de Liborio Gutiérrez abrió sus puertas en 1890 y las cerró en 1998. Vivió 108 años. Este establecimiento, como otros antes de finalizar el siglo XX, fue cerrado por las repercusiones del mal desempeño de la economía nacional en ese entonces: “altas tasas de interés, contracción de la demanda, desempleo, entre otras”, según dijo Manuel Alberto Soto (director de Fenalco Caldas en 1998) al diario El Tiempo (4 de julio de 1998). Julián Gutiérrez Botero, uno de los propietarios del almacén, le expresó también a El Tiempo: “Desde hacía dos años el almacén atravesaba una situación complicada por la caída de las ventas, y pesar de que se implementaron todas las estrategias posibles para salvarlo, no pudimos”.

Así que Los Hijos de Liborio Gutiérrez sobrevivió a los tres incendios que destruyeron a Manizales a comienzos del siglo XX, pero no a la economía.

Edificio Liborio, en donde funcionaba el almacén. Foto godues.files.wordpress.com (godues.files.wordpress.com)

 

 

La Voz de Caldas circuló entre 1926 y 1939, luego de que en 1938 fuera asesinado su director Eudoro Galarza Ossa por un militar. En el 2018, Carlos Eduardo Galarza Jaramillo, nieto de don Eudoro, donó 800 ediciones del periódico a la Escuela de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Manizales.Esta sección es un viaje de 93 años a las páginas de La Voz de Caldas para rescatar notas publicadas en este periódico en 1926 y contextualizadas con información actual (las transcribimos tal como fueron publicadas).

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *