Parando para avanzar

Caldas UMCentral Universidad

La falta de recursos para financiar la educación superior pública es la principal razón de que se mantenga el paro académico que inició hace casi un mes. El 10 de octubre del 2018, estudiantes y docentes salieron a marchar en búsqueda de soluciones, sin embargo, seis días después empezó el cese de actividades.

Son 32 instituciones del país que están en paro o están manifestándose en contra del desfalco monetario. Según cálculos del SEU (Sindicato Español Universitario), las universidades públicas necesitan $3,2 billones para gastos operacionales y $15 billones para saldar la deuda en infraestructura y calidad académica.

Las universidades públicas se vieron en la tarea de duplicar, año tras año, los cupos y programas ofrecidos, sin garantías y con la misma base presupuestal. El dinero destinado actualmente a la educación es de 37,5 billones, de los cuales, una parte es destinada a financiar universidades privadas a través de programas como Ser Pilo Paga.

Según el portal Las 2 Orillas, el 70% de los docentes laboran con contratos precarios. El profesor de la U. de Caldas, Juan Carlos Yepes, permaneció en huelga de hambre durante 11 días para reiterar su inconformidad con el presupuesto destinado para la educación.

El presidente Iván Duque se reunió con rectores de las universidades del país para buscar una solución al conflicto, y acordaron que:

  • Las transferencias para la Educación Superior serán de 3 puntos del IPC (índice de precios al consumo) en el 2019, y de 4 puntos en el 2020, 2021 y 2022.
  • Los recursos invertidos en instituciones públicas, serán de 300 mil millones anuales.
  • Se destinarán 1 billón de pesos para fomentar la inversión en infraestructura.

Generación E es el nuevo programa propuesto por el Gobierno de Duque para reemplazar Ser Pilo Paga. Esta nueva propuesta, busca financiar el 100% de la matrícula a personas de bajos recursos que quieran estudiar en la universidad pública.  Por medio de este, ingresarían 223.000 millones anuales a las instituciones.

Después de los acuerdos, los estudiantes se manifestaron en contra, pues afirman que el dinero que se destinará no es suficiente porque el desfalco en la educación pública es mucho mayor, por este motivo, el paro continúa vigente.

Lea también: ¿Marchar o regresar a las aulas?

Son 10 peticiones las que se hacen desde las universidades públicas:

1. Incremento presupuestal de 4.5 billones para las universidades públicas.

2. Reliquidación de las deudas de los estudiantes con el Icetex.

3. Cobro de matrículas de las instituciones superiores privadas no se puede sustentar en un modelo mercantil; haciendo crítica directa al programa Ser Pilo Paga.

4. Aumento del presupuesto para Colciencias en un 100 por ciento con base al asignado en el 2018.

5. Generar un plan de pago de la deuda histórica que tiene el Estado con las universidades públicas, en un plazo no mayor a 10 años.

6. Rechazo a la actual forma como se constituye y aplica el Sistema Nacional de Educación Terciaria (SNET).

7. Derogación de la Ley 1911, de Financiación Contingente al Ingreso, bajo la lógica de la construcción de una nueva regla fiscal.

8. No condicionar a las IES a realizar procesos de acreditación de alta calidad.

9. Derogación de la Ley 1740, la cual trata de inspección y vigilancia de las instituciones.

10. Respeto y garantía para la movilización, sin represalias a las IES.

 

 

 

 

Recopilación fotográfica:

Paro universidades públicas

Escuche aquí algunas voces de universitarios en pro de la educación:

Lea también: Primeras 48 horas de huelga de hambre de docentes

 

REALIZADO POR: Carolina Gómez, Juliana Díaz, Laura Vanessa Mejía, Stefanía Ramirez y Ximena Barco.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *