Demolición en barrio Girasoles equivale a 30.000 metros cúbicos de tierra

Ciudad El Matutino UMRadio

Un total de 27 viviendas están pendientes por demoler en el barrio Girasoles, en Manizales, puesto que ninguna cuenta con licencia de construcción por estar en una ladera de protección. Además, por debajo de las mismas pasa un cauce, según un informe de la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas).

El fallo fue impuesto por un juez desde el año 2014, pero en su momento no actuaron las administraciones correspondientes, por lo que se impuso una multa a la ciudad.

A las 33 familias afectadas con esta orden de desalojo y demolición sles preocupa por su reubicación. Hasta hace un año continuaban llegando familias al barrio.

Por medio de un comunicado de prensa, el alcalde de la ciudad, Octavio Cardona León, indicó: “Queremos hacer con ellos un proceso de autoconstrucción dirigida, en donde el Municipio concurra con el lote, para lo cual tendríamos que pedir aprobación del Concejo, y los apoyaríamos con un banco de materiales, asesoría y acompañamiento en los trámites de licenciamiento y construcción para llevarlo a cabo”.

La sentencia señala que el material con el que se hizo el relleno debe retirarse para permitir el comportamiento normal del drenaje natural. La demolición equivale a 30.000 metros cúbicos de tierra.

La norma ambiental indica que no debe haber construcciones sobre los drenajes, ni a 15 metros a la redonda; por lo que de las 35 casas, solo ocho están fuera de la zona indicada.

Entre los antecedentes del proceso se encuentra: demanda presentada en 2011 por un particular, sentencia del 2013, confirmación en 2014, incidente de desacato en 2016, fallo de desacato e informe de la Personería señalando incumplimiento y un informe de Corpocaldas indicando el procedimiento a seguir; por lo tanto, de no presentarse una orden judicial retractando el desalojo, la Administración deberá cumplir con el mismo.

Las siguientes son las opiniones que se escucharon en El Matutino, de UM Radio:

Gustavo Martínez Arboleda, vocero del barrio Girasoles: “Es un terreno de mi propiedad, le hice unas mejoras y lo vendí. Yo compré la posesión del terreno hace 12 años (…) el señor alcalde ha estado atento a nuestros problemas y todos estamos unidos en el barrio”.

Juan David Arango Gartner, director de Corpocaldas: “Lo más importante es reducir la vulnerabilidad de los habitantes del sector. Es inminente el riesgo en este predio”.

César Díaz Zapata, concejal de Manizales: “Ha faltado mucho control de las autoridades que evite el asentamiento de personas en estos sectores. El estado debe brindar soluciones como lo es la reubicación”.

 

Escuche aquí las entrevistas completas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *