Eudoro Galarza regresa

Año Eudoro Galarza Ossa

Una denuncia a través del periódico La Voz de Caldas hecha contra el teniente Jesús María Cortés Poveda del Batallón Ayacucho por maltrato a uno de sus subalternos, fue lo que desató que el militar matara al director del medio el 12 de octubre de 1938. Ahí terminó la vida de Eudoro Galarza Ossa, el primer periodista registrado que perdió la vida por ejercer su profesión.

El 9 de abril de 1948 la Justicia encontró al teniente inocente. Su abogado, Jorge Eliécer Gaitán lo defendió con el argumento del honor militar. Horas después del fallo, Gaitán sería asesinado por Juan Roa Sierra, se desataría el Bogotazo y el caso de Galarza quedó en el olvido.

A pesar de que la muerte de Galarza fue un hecho que marcó la historia del periodismo colombiano, su caso no es tan recordado como debería. Por esto la Universidad de Manizales, durante el 2018, ha homenajeado la memoria del periodista con el Año Galarza Ossa, en el que se han realizado cátedras, cubrimientos informativos y homenajes para resaltar su labor y fomentar en los estudiantes el valor del periodismo y la veracidad en Colombia.

Como un acto en el que puedan recordarlo y conocerlo más, Carlos Galarza nieto de Eudoro Galarza ha querido dar su agradecimiento a la Universidad. Donó su archivo personal, 800 números de La Voz de Caldas que tenía guardado con publicaciones de su abuelo y los hechos más importantes que marcaron la historia en la época de Eudoro. “Las quiero donar en homenaje a mi abuelo y como punto importante toda la labor hecha por la Universidad, razón más que suficiente para que esto además quede al servicio de la institución y de los estudiantes”, expresó.

Muchos manizaleños no recuerdan al primer periodista asesinado en Colombia a causa de su profesión, no solo porque hizo parte de otras épocas sino porque su nombre se fue borrando de la historia, incluso, muchas personas que ejercen esta profesión ni siquiera saben quién fue. Carlos Galarza recalca que a su abuelo se le debe recordar como una persona prominente en el periodismo, “desafortunadamente la gente lo reconoce como el primer periodista asesinado en Colombia, es una triste realidad, pero es algo que debemos de tener presente y es una historia viva de Manizales y la tenemos que traer al hoy”, concluyó.

La primera semana de noviembre se hará el acto de entrega de los primeros 800 ejemplares de La Voz de Caldas a la Escuela de Comunicación Social y Periodismo. “Son importantes para la universidad, para que todos conozcamos del periodismo regional y conozcamos lo que se vivió 80 años atrás”, comentó Adriana Villegas Botero, directora de esta Escuela.

Le puede interesar

 

Línea de tiempo: Eudoro Galarza Ossa
Eudoro Galarza o la voz silenciada
Hoy no habría una sentencia como la que recibió el asesino de Galarza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *