Los 27 municipios de Caldas participaron en el Simulacro Nacional

UMCentral

El departamento Caldas se comprometió con diversas actividades en la jornada nacional de simulacro de emergencias. El 60% de los municipios simularon reacciones frente a un sismo, el 20% frente a un incendio, el 15% simularon acciones por casos de inundación y el 5% por subsidencia, es decir hundimiento del terreno. Lo anterior lo aseguró Santiago Díaz Ocampo, comunicador de la Jefatura de gestión de riesgo, medio ambiente y cambio climático (Jedeger).

Por séptimo año consecutivo la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd) convocó al Simulacro Nacional de evacuación en busca de mejorar la planeación, coordinación y comunicación entre entidades públicas, privadas y la comunidad, para la respuesta efectiva frente a eventos generados por diferentes fenómenos amenazantes.

Un simulacro es un ensayo o práctica sobre cómo se debe actuar en caso de una emergencia provocada por un temblor, incendio, actividad volcánica, inundación, deslizamiento y, según el comunicador de la Jedeger, “en los últimos 4 años también se viene creando una conciencia frente al cambio medio ambiental que está volviendo los terrenos vulnerables”.

La participación en estas actividades de simulacro de evacuación ha aumentado en el transcurso de los últimos años. En esta ocasión colegios, instituciones y empresas realizaron evacuaciones para prepararse ante emergencias. Por parte de la Universidad Autónoma de Manizales, el simulacro se realizó en horas de la mañana, y contó con la participación de personal administrativo, docentes y estudiantes. “Nosotros siempre realizamos un simulacro pedagógico (…) la idea es explicarle a la gente cuáles son las rutas de evacuación, puntos de encuentro, salidas de emergencia, para que en el momento de que llegue la situación real ellos (el personal universitario) lleguen de manera autónoma”, aseguró Luisa Fernanda Cuellar Botero, de Atención Pre Hospitalaria (APH).

Los simulacros deben efectuarse en todo lugar en el que pueda sorprenderse la población ante una emergencia, en el hogar, el trabajo, escuelas, supermercados, entre otros. La Universidad de Manizales pretende realizar un simulacro sin previo aviso el próximo mes, para así lograr ver cómo actuaría el personal universitario ante una situación de emergencia real, “después del simulacro se reúne la Brigada de Emergencia y el Comité de Gestión de Riesgo (…) y se socializa el resultado del simulacro para ver las falencias”, afirmó la coordinadora de seguridad y salud en el trabajo, Luz Estela Arroyave Villegas.

Las ventajas de realizar un simulacro son que se puede comprobar con anticipación si las acciones de preparación son eficientes y permite corregir las acciones requeridas para una mejor atención de la emergencia en caso de ser necesario y permite estar bien entrenados para actuar correctamente ante un desastre.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *