En la Cátedra Orlando Sierra se reflexionó sobre las relaciones entre el periodismo y la pauta

Cátedras Orlando Sierra En portada Periodismo

Por qué, en ocasiones, los medios no hacen denuncias, cuáles son los retos y qué peligros enfrenta el oficio, fueron algunos de los temas que trataron en la Cátedra Orlando Sierra, que tuvo como ponentes a la periodista Claudia Morales y el docente e investigador Richard Millán. El moderador fue Camilo Vallejo, gerente de la Corporación Cívica de Caldas.

En UM Central destacamos algunas reflexiones del encuentro, que se realizó este martes 22 de octubre:

Relaciones entre autoritarismo, pauta, periodistas y autocensura: amenazas a la información de calidad

La pauta oficial: Nace para visibilizar y hacer los informes que por ley le corresponden a los gobiernos. Se debe tener en cuenta que la autocensura se diferencia de la autorregulación, pues esta última se considera como un elemento para discernir la información y así, tener un análisis previo de lo que puede ocurrir si esta se publica o no. “Los medios prefieren no hacer denuncias para evitar problemas”, señaló Millán.

 


 


El silencio: Este lo asumen los periodistas por temor a confrontar el poder y perder su puesto en el trabajo; no hay una amenaza explícita, clara y directa desde los mandatarios, pero hay consecuencias. Según Claudia Morales, silenciar tiene tres elementos: coartar la libertad, peligro a convertirse en un remedo de democracia y afectar la verdad. El sacrificio sobre la libertad es la mayor consecuencia.

La empresa privada: Es mayor el dinero que entra desde la empresa privada para pautar. “La corrupción que viene desde esta es enorme, claro está, es más fácil pagarle a lo público”, señaló Morales refiriéndose a la pauta que viene de las entidades del Gobierno.

La ética: El medio y el periodista deben tener claro qué pueden hacer y qué no. Mientras que Millán habló de proponer una ley para regular la pauta oficial que se destina en los medios de comunicación del país, para así tener un conducto que regule el dinero destinado, Morales opinó que “la corrupción está en cada ser que quiera ser corrupto y eso no lo arregla una ley”.

Cualquiera puede ser periodista: En el transcurso del tiempo, se encuentran “mercaderes de la información y periodistas”. Esto no define que la persona sea corrupta o no, es la calidad del ser humano la que lo demuestra. Se debe formar audiencia crítica para que las audiencias sean críticas con la información que reciben.

Nuevas propuestas: Los medios alternativos pueden brindar información veráz porque no tienen pauta oficial. Es importante un modelo de negocio innovador para hacer nuevo periodismo, pues “hoy se vive la mayor crisis de credibilidad del periodismo”, señaló Morales.

 

La consultora Gartner advierte en su último informe de Predicciones Tecnológicas para el 2018, que en el 2022 el 50 por ciento de la información que aparezca en internet, será falsa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *