Luego de 5 años vuelve a funcionar el mamógrafo de la de Caldas

Unidiario

Tras casi 5 años de gestión, Germán Olarte Echeverri, docente investigador de la Universidad de Caldas (UC) y Ana María Jaramillo Hurtado, primera dama de Caldas, lograron “revivir” el mamógrafo que hace 10 años donó la embajada japonesa a la institución de educación superior.

Por dificultades tecnológicas y administrativas el proyecto se detuvo. Varios años estuvo sin uso hasta que, para actualizarlo tecnológicamente, “Davivienda hizo una donación de 130 millones de pesos a la IPS para comprar el digitalizador, y esto tardó casi 4 años”, dijo la gerente de la IPS de la U de Caldas, Jimena Aristizábal.

La Embajada de Japón  donó un mamógrafo a la IPS Universitaria de la Universidad de Caldas, el propósito, según Germán Olarte, investigador de la U. de Caldas, era apoyar proyectos sociales y científicos. El cáncer de mama en Caldas está por encima de la media nacional con 15.5 muertes por cada 100.000 decesos frente a 13 en el país.

Con ayuda también del Gobernador de Caldas, Guido Echeverri, junto con la decana de la Universidad de Caldas, Claudia Patricia Jaramillo Ángel, lo adecuaron de nuevo para volver a reiniciar un programa que cubra todo el departamento. Esta iniciativa tiene como objetivo poder realizar diagnósticos precisos y preventivos a las mujeres de Caldas, con el apoyo de las instituciones prestadoras de salud, alcaldías, entre otros.

“Hubo un cambio, ahora todas las mamografías son digitales, y antes no lo teníamos, pero ahora ya quedó montado para el diagnóstico preformativo y así volver a montar el programa para todo el departamento”, explicó Olarte Echeverri.

Antes de la actualización el mamógrafo solo imprimía las imágenes diagnósticas, con la nueva inversión todo el proceso es digital.

Contexto

Esta donación se hizo gracias a que desde la Universidad de Caldas se envió un proyecto para el control de este tipo de cáncer en Caldas. La Embajada de Japón y la Gobernación departamental participaron. “En Caldas el pasado hubo cerca de 79 muertes por cáncer de mama, y en el 2016, 100, y este año la cifra está igual de alta”, agregó Aristizabal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *