Debatieron sobre movilidad y salud en las universidades de la ciudad

Unidiario

“Los vehículos como los Ecolectivos de Serviturismo son amigables con el medio ambiente y la movilización de la ciudad”, aseguró la funcionaria de Efigas, Liliana Bonilla Prado en el II Congreso Internacional Ambiental que se realizó en las universidades Nacional, Manizales y Católica. Este tenía como objetivo indagar en temas de movilidad sostenible, combustibles, tecnología vehicular, su impacto en la calidad del aire y salud pública.

Uno de los temas abordados fue la inclusión al servicio público de 25 colectivos que trabajan con gas natural y su impacto en la reducción de la contaminación del aire. Diariamente son utilizados por 8.200 personas.

Según Bonilla Prado, Efigas, con lo aprendido con los E-colectivos, adelanta iniciativas con otros medios de transporte para que reduzcan su huella de carbono.

Por otra parte, la docente de Ciencias Sociales y Contables de la Universidad  Manizales, Marleny Cardona Acevedo, puntualizó que lo primero que se debe garantizar para una  movilidad amigable con el medio ambiente es que las personas tengan opciones para desplazarse en la ciudad. Hizo alusión al uso del transporte público, bicicletas y otros medios.

Salud pública

En el evento también se habló de salud pública. Allí se abordó la manera en la que la calidad del aire, y las partículas que allí se encuentran, tienen relación con elementos cancerígenos, es promotor de enfermedades respiratorias y de tiroides a largo plazo.

Todos estos efectos desfavorables para la salud se pueden minimizar si se toman acciones contundentes, así lo expresó Fabián Guillermo Gaviria, funcionario de Corpocaldas e integrante de COTSA, entidad encargada  de tomar decisiones relevantes en materia de salud ambiental en los municipios del departamento.

Para los organizadores del II Congreso Internacional Ambiental de Manizales: calidad del aire, salud pública y movilidad sostenible, fue un gran acierto haber conectado estos 3 temas, puesto que se pudo hacer el monitoreo e identificar los contaminantes y así pensar en soluciones  para mejorar la calidad de vida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *