Primeras 48 horas de huelga de hambre de docentes

Caldas

Cuatro docentes universitarios del país iniciaron el pasado martes 16 de octubre una huelga de hambre en protesta por la desfinanciación de la universidad pública. Ellos son Juan Carlos Yepes, representante de los profesores ante el Consejo Superior de la Universidad de Caldas; Luis Fernando Marín, docente de la Universidad del Quindío; Adolfo atehortúa, exrector de la Universidad Pedagógica y Orlando Aguirre, representante del Consejo Nacional de Educación Superior (CESU).

“Nosotros no queremos ponerle un muerto a esta protesta (…) Nuestra pretensión es que el Gobierno Nacional escuche y analice lo que está en juego”, destacó en El Matutino el representante de los profesores ante el Consejo Superior de la Universidad de Caldas, Juan Carlos Yepes.

La historia de la huelga de hambre como protesta comienza con Mahatma Gandhi, quien el 8 de mayo de 1933 ayunó durante tres semanas para reclamar por la opresión del gobierno británico en la India.

Al respecto de este tipo de protestas, el médico José Norman Salazar, dijo en El Matutino: “La persona que ayuna, con el paso de los días pierde toda la vitalidad y la fuerza. En el caso de que sufra de otras enfermedades, se ve mucho más afectada”.

La protesta se complementa con marchas de los estudiantes de las universidades públicas del país. Ayer a las 10 de la mañana se realizó una movilización por la educación en Manizales con estudiantes de las Instituciones de Educación Superior (IES), la cual generó bloqueos en la Estación Uribe y Tres Puertas.

Son 10 peticiones las que se hacen desde las universidades públicas:

1. Incremento presupuestal de 4.5 billones para las universidades públicas.

2. Reliquidación de las deudas de los estudiantes con el Icetex.

3. Cobro de matrículas de las instituciones superiores privadas no se puede sustentar en un modelo mercantil; haciendo crítica directa al programa Ser Pilo Paga.

4. Aumento del presupuesto para Colciencias en un 100 por ciento con base al asignado en el 2018.

5. Generar un plan de pago de la deuda histórica que tiene el Estado con las universidades públicas, en un plazo no mayor a 10 años.

6. Rechazo a la actual forma como se constituye y aplica el Sistema Nacional de Educación Terciaria (SNET).

7. Derogación de la Ley 1911, de Financiación Contingente al Ingreso, bajo la lógica de la construcción de una nueva regla fiscal.

8. No condicionar a las IES a realizar procesos de acreditación de alta calidad.

9. Derogación de la Ley 1740, la cual trata de inspección y vigilancia de las instituciones.

10. Respeto y garantía para la movilización, sin represalias a las IES.

Escuche aquí las entrevistas que se realizaron en El Matutino:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *