El FITM finalizó con Cosas pequeñas y extraordinarias

Unidiario

La compañía Proyecto Perla presentó su obra Cosas pequeñas y extraordinarias en la última función del XL Festival Internacional de Teatro de Manizales, el domingo a las 7:00 p.m. en Los Fundadores.

La obra cuenta la historia de Emma, una niña de ocho años que colecciona cosas pequeñas y extraordinarias para categorizarlas en su museo. Su país atraviesa una situación violenta en la que sus padres, ambos periodistas, se ven en peligro luego de la desaparición forzada de su tío fotógrafo; esto los lleva a emigrar a un sitio donde se habla otro idioma. Ella trata de adaptarse con ayuda de sus amigos Gato y Maia, mientras se mantiene en contacto con su abuela a través de cartas.

Esta obra fue dirigida, escrita y protagonizada por Daniela Arroio y Micaela Gramajo, acompañadas por los actores Mario Eduardo D’León y Sergio Solís. Juntos conformaron esta compañía mexicana en 2011 dedicada a hacer teatro para niñas, niños y jóvenes como un homenaje a la directora y dramaturga Perla Szuchmacher.

Daniela Arroio, quien interpreta a Emma, explicó la razón para basarse en estos temas: “Nos gusta tratar temáticas que a todos nos tocan (…) Micaela y yo compartimos historias de migración. Es un tema muy común en los países latinoamericanos”. Complementa que decidieron contarlo desde los ojos de la niña para hacerlo llevadero, divertido y abierto a todo el público.

Por otro lado Sergio Solís, quien encarna al padre de Emma y al gato, cuenta que busca unir a las personas por medio del arte: “Espero que algún día podamos tener algo más que la crisis en común… el teatro, por ejemplo”. Añade que haber participado del FITM fue importante ya que les dio la oportunidad de mostrar un enfoque distinto, dar una “luz de esperanza” en un tema conocido.

El estreno de esta obra fue en Ciudad de México luego de año y medio de investigación sobre casos de migración, y cómo estructurar el contexto de la historia conjuntamente con la escenografía. Para ello usaron un proyector de opacos casero (al que los actores llaman caja de luz) con el que creaban la ambientación de cada escena. Este fue el último show de una gira que el grupo comenzó en abril en Costa Rica, pasó por Argentina y terminó en Colombia.

 

Destacado:

Esta fue la única obra dirigida por una mujer en esta edición del FITM.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *