MGR: Hijo del Festival de la Niebla

Manizales Grita Rock 2018

El Manizales Grita Rock (MGR) fue una iniciativa de Rafael Echeverri, James Vanegas y Juan Sebastián Gómez, quienes fueron hijos del Festival de la Niebla, el primer festival de rock realizado en el Eje cafetero en la década del noventa que se dio la media torta de Chipre.

Echeverri estaba dedicado a la escena del metal y a organizar eventos, Vanegas se enfocaba a la escena punk hardcore, y Gómez a organizador actividades culturales. Un día se sentaron a pensar cómo unir sus gustos y armaron el primer encuentro de bandas rock de Manizales.

El Festival empezó en 2006 en el ecoparque Los Yarumos como un encuentro de bandas de rock locales. Pensaron que sería el único, pero no se imaginaron la respuesta de la gente, su comportamiento y la receptividad de las bandas participantes. “Lo hicimos con muy poco dinero, pero se hizo un excelente festival, que dio origen a MGR”, así lo expresa Gómez al recordar el primer evento. En las versiones siguientes empezaron a llegar bandas nacionales. A ese primer MGR se esperaban unas 1500 personas, pero llegaron un poco más de 3500.

Cuando comienzan a llegar bandas internacionales, las traen no sólo  por el nombre sino por el momento de producción musical y porque muchas de ellas nunca antes habían tocado en Colombia. Misael Peralta, jefe de prensa del MGR, dice que en sus 13 años han llegado 54 bandas internacionales. De esas, 27 lo hacían por primera vez en Colombia y 14 se presentaban por primera vez en Suramérica. Esta edición trae 5 grupos internacionales, 7 nacionales y 6 locales.

El MGR ha tenido patrocinadores públicos y privados. En el 2012 la Alcaldía se apersonó del evento y se convirtió en su inversor casi único durante varios años. En el 2016, el  cambio de alcaldía le trajo al Festival una crisis económica, al punto que estuvo en duda de hacerse. Se realizó con menos recursos, con menos agrupaciones y de tres días de fiesta se pasó a dos.

 Asistencia

Cada año fue subiendo la cifra de asistentes. En el 2012 (cuando de Los Yarumos pasa a Expoferias) llegaron 19.500 personas; en 2013, fueron 23.500 asistentes; en el 2014, llegaron 27.300 y en el 2015, 33.500. Debido a la crisis económica del Festival y al cambio de administración en la Alcaldía, bajó la asistencia en 2016 a 13.300 personas; en 2017 se recuperó un poco: asistieron 18.000 a los conciertos.

Gómez comentó que ahora no es el mejor momento del Festival, pues el apoyo presupuestal ha disminuido en un 60%. Eso  ha obligado a buscar nuevos aliados. A luchar para que el MGR no desaparezca. Además dice que el Festival le ha aportado mucho a la ciudad en cultura y económicamente, pues han llegado a tener 80% en ocupación hotelera, 100% en hostales y 100% en transporte aéreo y terrestre durante los días de conciertos.

Llegó a ser el segundo festival de rock más importante del país, pero este ha cambiado con los años. En sus inicios estaba acompañado de audiciones, las cuales convocaban a mucha gente. Las últimas audiciones que se hicieron participaron grupos muy reconocidos del país, con gran trayectoria, lo cual es un gran orgullo, ya que las audiciones estaban pensadas para grupos no tan famosos.

Las eliminatorias  locales y nacionales se realizaron en las casas de la cultura de la ciudad. Participaron más de 300 agrupaciones y estas audiciones dieron pie a otros procesos, como el Visual Rock. Este es un concurso que permitió que las bandas locales clasificadas se presenten en MGR y posteriormente en las universidades de Caldas y Nacional, y se les grabe videoclips con posterior presentación y lanzamiento de los videos en el teatro de Los Fundadores. La historia del MGR estará en un libro que se presentará el 13 y 14 de octubre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *