FUEGO Y AIRE: Los contrastes del grita

Manizales Grita Rock 2018

“Lo único que hacen es acabar con la población civil, o sino, ¿qué pasó en el Catatumbo en el 2013 con la familia del tomate o en el Urabá o en Mapiripán o en muchas otras, todo está en la historia pero no en la memoria. Somos un pueblo sin memoria”

-Fuego en el aire-Queremos ser libres

 

Cinco años lleva en Manizales la agrupación de reggae Fuego en el aire dejando mensajes en sus letras llenas de conciencia sobre reivindicación, paz, amor y multiculturalidad. Además de la creación de música, también se preocupan por el trabajo comunitario y de mejorar el entorno que los rodea a través del arte para menguar la precariedad en la que viven esas poblaciones afectadas a las que le cantan.

Nace por un amazonense que por circunstancias de la vida llegó a Manizales con la fuerza de un contexto social que sufre los problemas de represión y de marginalidad, la comunidad Uitoto. Enamorado del reggae brasileño decide empezar a conformar una banda que expresara toda esta problemática.

Este sábado 13 de octubre Dean Sabir, el vocalista; David Chika en el bajo, Juan David Delgado en la guitarra y Pablo Martínez  en la batería y como músicos invitados el flautista Daniel Valencia y el percusionista Felipe Rendón abrirán la 13° edición del Grita con un sello completamente armónico por sus melodías que invita al público a bailar y a estar en comunión el uno con el otro.

Las expectativas son grandes, “Lo que más nos importa como banda de proyectarnos en un escenario de esa magnitud, es llevar toda nuestra resignificación social, todo lo que es Fuego en el aire, hay historias que no son tan importantes para ciertos grupos sociales o culturales y lo que queremos es llegar al punto de evidenciarlas” comenta David Chika dejando claro que ellos no hacen música protesta, sólo dan mucho énfasis en la reivindicación social.Aunque no descartan la posibilidad de conocer y ampliar su red de contactos, guardan la esperanza de encontrar una alianza que los catapulte en nuevos escenarios.

“Estamos muy agradecidos y con mucho anhelo de darlo todo allá en el escenario” dice David mientras mira a sus colegas e irradia cierta felicidad y orgullo en sus ojos, pues es la primera vez que se presentan a un festival de esta talla, que si bien, ha tenido buen posicionamiento a nivel nacional. “Queremos mostrar que la música que se hace en la región tiene otros matices que no son sólo musicales, también está el trabajo comunitario, la conciencia social y ambiental que se genera también es fuerte, que es el caso de Fuego en el Aire y del reggae y las raíces del reggae en general”.El reggae no será el único género que se escuchará en GRITA2018. Géneros como el Ska, Punk, Hip Hop, Death Metal, Hardcore, Trash metal, hard rock clásico y otras derivaciones del metal también serán protagonistas. Un contraste muy significativo en cuestiones de estéticas, audiencia e instrumentación.

¿Cómo ven ustedes el contraste de su música frente a estas otras bandas que en su mayoría interpretan sonidos mucho más pesados?

-”El reggae es una música muy terapéutica”– Responde Pablo Martínez en tono lento y terminando entre risas con sus compañeros – “Peace and love y disfrutemos de este festival, ahora, nosotros como banda también tenemos referentes agresivos, algunos de nosotros ya hemos tocado en bandas de rock por ejemplo, y lo que hacemos nosotros es fusionar un poco esto. Desde hace unos años atrás hemos visto cómo el reggae se mete en estos géneros del rock.

Indiscutiblemente, sí, el reggae genera una atmósfera de tranquilidad en el ambiente.

-”Se puede decir que nosotros sí somos la “tacita de té” del grita en el sentido de que recogemos todos estos sonidos de la naturaleza y los resignificamos con los instrumentos, las olas del mar, el viento…Y es bonito que nos vayan catalogando como tal, porque el reggae es eso, algo bonito y no puede ser catalogado de otra manera”– Agrega Juan David Delgado.

¿Este género no se encuentra muy acorralado por las otras bandas en esta edición del Grita2018?

A lo que todos en un coro responden que no. -”Son estéticas totalmente diferentes, por ejemplo la música de nosotros no inspira a un pogo como ocurriría en una presentación de punk, de metal hasta inclusive de ska, más bien inspira a bailar”– Afirma David Chika.

¿Cuáles son los colores de su música?

 A lo que responden de nuevo en coro la bandera del reggae “verde, amarillo, rojo” mientras se preguntan entre ellos si están de acuerdo a lo que indudablemente dicen sí.

-”Sí total, se ven los diferentes matices de esas tonalidades, un amarillo no tan amarillo o un verde no tan verde  y se compara mucho con la fusión que nosotros hacemos del género, nosotros no nos quedamos con el género puro, si bien nuestra base es rockera: una batería, un bajo y una guitarra tipo Beatles”– Dice David Chika generando gracia entre sus compañeros a lo que impulsa a Juan David a hacer una anotación importante -”Hay dos colores que también van mucho con nosotros que ha sido el blanco y el negro. Hay una canción de Fuego en el aire que se llama Alma rasta y es precisamente haciéndole un homenaje a los colores. Pero también blanco y negro en el sentido el Ying y el Yang y hablar un poco sobre esos colores que terminan por lo general siendo estigmatizados como “racismo”

Habrá uno que otro melómano del metal que quiera disfrutar de géneros que se centran más en dar un mensaje de reivindicación a la audiencia como lo es el ska, el punk y el hip hop, pero en general estos públicos son muy separados. Sin embargo se espera que se goce este festival en un ambiente de paz y de respeto.

“Creemos en un proyecto que es bonito: Entregar con el corazón a través del arte un mensaje bonito a todos los que nos escuchan”

-Fuego en el aire. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *