A la velocidad del Punk Hardcore de TORPE

Manizales Grita Rock 2018

En el 2015, sin pensar o proyectar algo, nace la banda Torpe. Se inclinan por el Punk Hardcore, subgénero derivado del Punk Rock, en el que sus raíces residen en Estados Unidos, con expositores como Madball y The Walls of Jerico. La banda está compuesta por Sebastián Garzón en la guitarra, Cristian Quintero en la batería, Emily Arango como vocalista, Daniel Arcila y Sebastián Suárez bajistas. “Nosotros nos conocemos hace mucho, nos reunimos y dijimos qué chimba tocar”, dice Cristian al contar cómo conformaron la banda.

En Manizales el Punk Hardcore no se da como tal. Es Punk o es Hardcore. Se crece escuchando influencias del Punk masivas como lo es el Punk Rock y el Anarcopunk. A medida que ese tipo de subgéneros comenzaron a llegar a la ciudad, fueron acogiendo más esas influencias. Por esto se tiende a pensar que Manizales es una ciudad d-beatera, ya que este subgénero comenzó con la banda inglesa Discharge, en el año 1977 y su forma de abordar el hardcore con la primera ola Punk, en la que las agrupaciones tenían un carácter mucho más agresivo en letras, estética y la actitud en el escenario y que al final hacen parte del D-beat.

“Bandas de un estilo ochentero son las que nos han gustado y tratamos de meterle esta influencia a Torpe”, expresa Daniel. En estos grupos los toques eran rápidos, las estructuras de las canciones tenían varios cambios, no eran tan monótonas. La mayoría de estas canciones no pasan de dos minutos en su duración.

Otras de las influencias musicales que han tenido son G.L.O.S.S, con canciones como Masculine Artifice y Outcast Stomp; Apatia no, con Atrapado y Contra ti capitalismo.

El Punk como tal tiene muchas variaciones, el Hardcore posee sonidos más fuertes y rápidos con la guitarra, la batería puede tener de 180 a 200 pulsaciones por minuto, el tiempo en las canciones no sobrepasa de los dos minutos por su aceleración; las voces distorsionadas también se encuentran aquí en el Core. Ambos géneros se han complementado y han hecho parte de una escena similar por ideales como el veganismo o el anarquismo.

“En estos géneros el ritmo va tan rápido que tú te aceleras totalmente y acelera toda la banda. Las letras son concisas, al grano; no sé si decirlo de esta manera, son tan violentas, que no se extienden en más cosas”, dice Emily, vocalista del grupo.

Luego de varios covers, vieron la necesidad de sacar sus propias canciones. Sebastián Suárez, uno de los bajistas, empezó a escribir letras inspirado en las desigualdades y opresiones sociales. La realidad de los ingenuos es una de ellas y reúne la rutina diaria para revelar el verdadero significado que tiene el trabajo para ellos.

La estética del punk está muy marcada, contrario a lo que es Torpe, “en algún momento las personas pueden tener un raye y decir que somos gomelos, pero es tan punk de casa que no importa. “Todo el mundo se conoce por ser la ciudad y la escena tan pequeña”, comenta la banda.

Dentro de sus admiradores caben personas de ambos sectores, pero mayormente reúnen a skaters, bikers y personas que practican de este tipo de deportes; ya que la mayoría de bandas hacen parte de este sector.

De esta manera, los toques de Punk Hardcore se vuelven muy representativos por su velocidad en los ritmos; lo que causa que al momento del pogo, baile característico en este tipo de géneros, se cree un ambiente enérgico que ha servido de inspiración para las canciones.

*Fotografías tomadas por Lania Lex.

Escucha un poco del grupo TORPE:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *