Las privadas apoyan la marcha de las públicas

Unidiario

“Ser de la U. privada no nos hace indiferentes a lo que suceda en la universidad pública, la paz se construye desde la educación”, afirmó Mateo Rodríguez Riaño, representante de la Universidad de Manizales, sobre el apoyo que brindarán los estudiante de algunas instituciones privadas a la marcha que se realizará en contra del presupuesto para la educación superior pública.

El próximo 10 de octubre las universidades públicas de Manizales, con apoyo de estudiantes de las privadas, realizarán un cese a las clases para marchar en contra de la situación actual de la educación superior pública, las falencias económicas, el rechazo a las reformas tributarias, entre otras.

Los representantes estudiantiles de las universidades privadas de la ciudad apoyan de manera personal las protestas para exigir el aumento del presupuesto. “La educación no puede ser entendida como un producto, además está consagrada como un derecho fundamental de los ciudadanos y una obligación del Estado”, afirmó Juan Felipe Restrepo Gonzales, representante de la Universidad Católica Luis Amigó.

Los alumnos buscan evitar un colapso en el sistema de educación pública. Según el Sistema Nacional de Información de la Educación Superior, Colombia cuenta con 32 universidades públicas y 1,8 millones de jóvenes cursan algún programa.

La Federación Nacional de Representantes Estudiantiles de Educación Superior realizó un encuentro que tuvo como sede la Universidad Autónoma de Bucaramanga. A este asistieron representantes de Manizales, Cartagena, Quindío, Bogotá, Boyacá, Medellín, Ocaña, Cúcuta y Bucaramanga con la intención de apoyar la manifestación pacífica. “Apoyo la movilización, no el paro”, dijo Daniel Vélez Ríos, represenante de la Universidad Autónoma de Manizales, quien asistió al evento.

Por su parte, Cristian Fernando Alzate Santa, representante de la Universidad Católica de Manizales, dijo que seguirá apoyando el movimiento estudiantil por medio de las redes sociales y carteleras dentro de la institución, puesto que las consecuencias son para todos y se verán en un futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *