La miseria y los parásitos representados en la calle y el teatro

Teatro

El reclutamiento forzoso, trata de personas, prostitución y la mendicidad son los temas que aborda la obra Parásitos en Plus de X2 Teatro y El reino de la miseria del director Pablo Castro, es una crítica al gobierno de Iván Duque y sus decisiones frente a la educación superior.

Ambas obras se presentaron el pasado sábado en el Parque Ernesto Gutiérrez. Verónica y Daniela López Mendoza, dos hermanas y estudiantes de Artes Escénicas de la Universidad de Caldas, actuaron por primera vez en Parásitos en Plus. Realizaron una danza contemporánea en donde exponen la temática de la trata de personas. Según ellas: “La preparación durante estas últimas semanas se llevó a cabo mediante la investigación e insertándose completamente en el papel que iban a desempeñar”.

Por su parte, El reino de la miseria contó con una preparación de tres meses, y a través del humor muestra la difícil situación económica y social del país. Esta obra se desarrolla en la calle por los contenidos sociales que se maneja, “la calle es ese espacio en donde podemos acércanos más a la gente”, reiteró Castro.

Vivir como actor

“Nosotros sobrevivimos del trabajo, de intentar hacer día a día nuestro trabajo bien hecho, con decisión, responsabilidad y todos los días preparándonos para eso; estudiando, diseñando desde el pensamiento ideas que le propongan al público reflexión”, esto afirma el director de X2 Tea- tro, Giovanny Largo León, sobre la manera en la que el teatro se convierte en una forma de subsistencia.

León asegura que el teatro ha tenido dificultades financieras pero que las han sabido superar y en la actualidad obtienen recursos de diferentes formas. “Ya sea a través de las funciones, proyectos y sobre todo la creatividad en  conjunto”.

Con respecto a los salarios que reciben los actores, las hermanas comentan que el Festival de Teatro de Manizales paga por las presentaciones. De acuerdo con Pablo Castro, el director de El reino de la miseria, dicha obra nace de un proyecto concertado con el Ministerio de Cultura y estos recursos les permiten contar con un sueldo mensual. Adicional a esto, “el festival nos financia una parte de algunos recursos”, y además se ayudan al solicitarle al público apoyo económico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *