Controversia por la firma del decreto que permite decomisar la dosis mínima

Unidiario

El presidente de la República,  Iván Duque Márquez, firmó este lunes el decreto que permite  a la Policía Nacional confiscar la dosis mínima, aunque ya se encontraba en el Código de Policía. Esta decisión permite decomisar, destruir y multar con $208.000 a quien porte o consuma drogas en lugares públicos.

En septiembre se anunció que se iba a hacer este decreto para disminuir el consumo de sustancias psicoactivas. Según el Observatorio de Drogas de Colombia en su más reciente encuesta encontró que el 84.4% de los adolescentes encuestados habían probado alguna vez la marihuana.

“Considero que el decreto que ha emanado el Gobierno Nacional  es un retroceso, y no soluciona de fondo el problema del consumo de las drogas en el país”, afirma el docente e investigador en Maestría en Culturas y Droga de la Universidad de Caldas (UC), Manuel Ignacio Moreno Ospina.

Por su parte, el concejal de Manizales del Centro Democrático Jorge Alberto Betancourt Raigoza, aseguró que “el ejemplo arrastra. Unos jóvenes consumiendo droga  en los parques y en las vías donde pasan nuestros hijos es algo negativo para ellos. Puede estar llevando a jóvenes o niños a considerar que el consumo de drogas es algo bien visto por la sociedad”. Igualmente señaló que esta medida no busca penalizar “absolutamente nada”.

Según la Ley 30 de 1986 la dosis mínima son 20 gramos de marihuana, 5 gramos de hachís, 1 gramo de cocaína o sustancia a base de la misma, y 2 gramos de metacualona (medicamento sedante), aunque la Corte Constitucional cambió esta decisión en el 2016. Para no ser multado por utilizar o portar este tipo de sustancias es necesario presentar un certificado médico o del padre de familia que demuestre su condición de adicto.

En el último estudio realizado por el Observatorio de Drogas del Eje Cafetero, el 1,53% de la población en Caldas abusa o depende de sustancias psicoactivas. Según el miembro de la junta directiva del Movimiento Cannábico Colombiano, William David Calderón Aguilar, el 10% de la población presenta un consumo de abuso de drogas y el 90% “son personas totalmente normales y es injusto que quienes están dentro de este porcentaje tengan que declararse adictos aunque no lo sean, así mismo, tener que pedir un certificado”, y  le piden al Gobierno Nacional coherencia con gran parte de la población que no tiene un “consumo problemático”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *