TIC y deficiencias auditivas: Las puertas al futuro

Ciencia y tecnología Ciudad

Diego  Fernando Cabrera Castellanos es un joven nacido en la Dorada (Caldas), y graduado este 12 de septiembre como Ingeniero Electrónico, de la Universidad Nacional de Colombia-Sede Manizales. A través de sus estudios y cualidades se inquietó por una idea que pretende mejorar la interacción social y educativa de la población sorda colombiana, en especial de Manizales, llamada “Inclusión en la comunidad no oyente en aulas de clase, basado en tecnologías de internet de las cosas”.

El joven caldense fue escogido como uno de los ocho universitarios del país en ganar la tercera edición de la convocatoria Semillas del Futuro, la cual tuvo como premio un curso de redes móviles 5(G), otorgados por la compañía China Huawei Colombia, en la ciudad de Shenzhen, definida como “la ciudad que conquista los continentes con su tecnología”.

Pero como toda historia tiene un inicio, en su vulnerabilidad social Cabrera encontraría la representación a lo que sería un trampolín en su carrera. Cuenta que “un día iba caminando por la ciudad y me encontré con un grupo de personas sordas, allí estaban tratando de comunicarse con un vendedor para comprarle algo, pero fue difícil lograrlo”. Desde ese momento se preguntó cómo ayudar a este grupo a través de las brechas tecnológicas que existen.

Dado lo anterior, Cabrera fue realizando su anteproyecto, el cual consistió en diseñar un dispositivo que permitiría hacer traducciones en tiempo real, del lenguaje de señas colombiano al español y viceversa. Esto permite mejorar la relación interpersonal y educacional entre personas sordas y oyentes.

Diego Fernando comprendió que esto sería una ayuda al conflicto de comunicación que de manera cotidiana no se puede resolver, pero a través de herramientas TIC (Tecnología de la Información y la Comunicación) generaría un cambio y avance social en diversos sectores, no solo mutuos, sino también agropecuarios, científicos y demás. Recibiendo las ideas de esta comunidad que, como todas, tiene algo por aportar.

Un paso al futuro

Aquí se unificaron dos intenciones, tanto personal como global, pues el programa es insignia de responsabilidad social en todo el mundo y eso es lo que buscaba este ingeniero electrónico. En este espacio conoció las herramientas 5(G) de nueva generación, que le permitieron comprender la automatización del mundo modernista que trae este continente, pero sobre todo concebir su idea como algo viable, asequible y útil.

Según la Comisión Colombiana de Informática y Telecomunicaciones (Ccit), en el ranking mundial, Colombia se ubica en el puesto 71 en disponibilidad 4G con un índice de 65,51%, y en su apartado de velocidad 4G se colocó en el puesto 54 con 18,45 megabits por segundo.

Es por ello que este futuro realizador recuerda la invención de la bombilla eléctrica como una idea que, en principio se consideró “tonta”, pero con el paso del tiempo marcó la revolución humana y científica, como un ejemplo e impulso a ejecutar su proyecto que tiene como objetivo un desarrollo social e incluyente.

¿Cómo se visualiza?

Este anteproyecto se tiene concebido como un accesorio o gadget que permitiría censar de manera portable y ergonómica a aquellas personas que lo lleven consigo. Esto en colaboración con tecnologías 5(G) o similares, que permitan comunicar lo deseado por el individuo sordo.

Un anteproyecto es la esquematización de un proyecto definitivo, el cual se genera con diversas ideas y piezas prueba para un resultado final.

Cabrera apunta a Manizales, como una de las posibles potencias a nivel nacional, ya que esta puede desarrollar gigantes tecnológicos con el apoyo universitario y sobre todo gubernamental. Recordemos que la ciudad desde el año 2013, cuando MINTIC (Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones) visitó la capital caldense bajo el Gobierno Santos y encendió oficialmente el primer supercomputador de Colombia en el Centro de Bioinformática y Biología Computacional (Bios) ubicado en Los Yarumos, ha posibilitado la creación de más de 500 grupos de investigación en biotecnología que han sido beneficiados en Universidades y semilleros de formación.

Caldas y su población

De acuerdo con el último reporte CENSO 2017 de INSOR Colombia (Instituto Nacional para Sordos), en Caldas se reportan cerca de 2,687 personas sordas, de las cuales 1,415 son mayores de 60 años. Este es el principal y en el rango de 0 a 5 años, 11.

En Caldas, ASORCAL (Asociación de personas sordas de Caldas), es la entidad encargada de apoyar a las personas no oyentes, en compañía de sus intérpretes se han generado capacitaciones, campañas e incluso, actividades de formación para el gabinete municipal o gremio docente de Manizales.

Cabe recordar que esta es apoyada por FENASCOL (Federación Nacional de Sordos de Colombia), quien tiene como principal objetivo la educación e información general. Esto con herramientas tecnológicas que incluye su plataforma, la cual (con boletines informativos en  formato de video) impacta a la comunidad sorda de Colombia.

Lo anterior contiene talleres municipales y futuros cambios, tales como la obtención del pase de conducción para ellos, tema que causa preocupación e inquietud por los múltiples procesos que han sido llevados a cabo por parte de esta Federación, que busca obtener una respuesta del Ministerio de Transporte.

Es así como espera estudiar su anteproyecto y materializar las ideas que derivan de sus largas jornadas de maquetación y planeación. Buscando alternativas tecnológicas  para esta comunidad y un futuro comprometido a nivel social. Un gremio que corresponde a cerca de 152.981 habitantes a nivel nacional.

Escuche aquí la entrevista:

Por: Alexandra Franco y Juan David Parra

Foto de Diego Fernando en su viaje a HONG KONG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *