Proponen revisar precios de la cafetería en la U. de Manizales

Economía Unidiario Universidad

Una de las propuestas de los recién elegidos representantes estudiantiles al Consejo Superior de la U. de Manizales es revisar el contrato con la cafetería. A inicios de año sus precios subieron un 3%. Sin embargo, el director administrativo y financiero de la universidad, Jhon Jairo Madrid Velásquez, argumenta que los costos están nivelados con otras universidades.

La UM tiene arrendado el espacio de la cafetería a la empresa Castel, la cual hace seis años invirtió en infraestructura para la Universidad con ventanales, pisos, muebles, entre otros y debido estas y otras circunstancias decidieron incrementar el valor de la mercancía.

Madrid Velásquez explica que los costos suben dependiendo del Índice de Precios al Consumidor (IPC) o de las condiciones del mercado. A pesar de ello, afirma que se hacen constantes reuniones con la empresa para supervisar los precios de la cafetería y pactar tarifas accesibles para la comunidad estudiantil.

No obstante, Ana María Mesa Villegas, profesora de la UM y locutora de Radio Nacional de Colombia, con sede en la Universidad de Caldas (UC), comenta que allí hay un buen manejo de oferta y variedad de productos en la cafetería. “Los costos son aproximadamente la mitad del precio respecto a los establecidos en la U. de Manizales; una cocada vale $1.300 y en la U de Caldas puede costar $400”.  

En comparación con la Universidad Autónoma, la estudiante Laura Gonzáles Franco, dice que la botella de agua cuesta $1.600; el pastel de pollo, 1.800, y la empanada “1.400. En cambio en la UM la botella de agua vale $2.200; el pastel de pollo, $2.300 y las empanadas $1.350.

Uno de los representantes estudiantiles al Consejo Superior de la Universidad, Nicolás Quintero Duque, explica que entre las propuestas a realizar, es hacer una nueva licitación con la cafetería de la U. “La idea es que otra empresa pueda arrendar este espacio y así, junto con la Facultad de Ciencias Contables y Administrativas, se revisen los productos que se deseen vender y calcular adecuadamente sus precios”.

Según el gerente de la empresa Castel, Juan David Arias Castellano, la metodología utilizada para calcular el valor de sus productos es que toman del total de ingresos, descuentan el arriendo, el salario de los empleados e impuestos, entre otros; después se saca el 5% de la utilidad del producto.

Lea aquí el UniDiario completo: ud 11 sep

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *