Pliegos tipo y presupuesto participativo en las preguntas 3 y 4 de la Consulta Anticorrupción

UMCentral Unidiario

Según datos de la Contraloría General de la República, en el país, la corrupción cuesta cerca de 50 billones de pesos al año. El próximo 26 de agosto se realizará la Consulta Popular Anticorrupción en la que se podrán aceptar o no 7 propuestas.

UniDiario le preguntó a analistas sobre las preguntas 3 y 4.

Contratación transparente

“La pregunta tres de la consulta habla sobre establecer mecanismos que disminuyan la arbitrariedad  que tienen los gobernantes en el momento de la asignación de los contratos”, comentó Camilo Vallejo Giraldo, abogado especialista en derecho constitucional de la Pontificia Universidad Javeriana.

Ese mecanismo consiste en aplicar los pliegos tipo, que plantean  la posibilidad de presentar convocatorias a licitaciones con esquemas  prediseñados de tal forma que no se puedan aplicar modificaciones.

“Lo que se busca son mecanismos preventivos de lucha contra la corrupción, no se está buscando castigar a los corruptos, sino establecer medidas que hagan más difícil la corrupción”, indicó Vallejo Giraldo.

Lo que permitirá los pliegos tipo es que la contratación se gane por meritocracia, experiencia y cumplimiento de requisitos.

“Lo importante de esta pregunta es que va a permitir que una cantidad de oferentes diferentes puedan entrar en la licitaciones públicas del Estado y los contratos no se entreguen a dedo”, afirmó el politólogo Julián García Cortés.

Presupuestos públicos

La cuarta pregunta busca que la ciudadanía participe en los debates sobre los presupuestos de los municipios, departamentos y la Nación.  

“Nosotros como ciudadanía tenemos que estar pendientes en qué se invierten nuestros recursos públicos y en las necesidades reales de la comunidad”, afirmó García Cortés.  

García Cortés explica que uno de las dificultades de esta pregunta es que las personas no tienen desarrolladas las capacidades suficientes para participar políticamente ya sea por falta de tiempo o de educación. “Hay gente que se levanta a las 5:00 a.m., se va a trabajar y llega a las 7:00 p.m. a su casa. Ellos no tiene ninguna intención de llegar a su casa a ponerse pensar en la corrupción y el presupuesto”.

Vallejo Giraldo apuntó que aquí se busca romper el intercambio de favores que existen entre las redes clientelistas. Los presupuestos generalmente suelen  dejar recursos que no están atados ni al funcionamiento, ni a los proyectos del plan de desarrollo, y se convierte en la famosa “mermelada”.

Desde ayer y hasta el próximo 26 de agosto estarán abiertas las urnas en el extranjero para votar la Consulta en 69 países. En Caldas se instalarán 251 mesas de votación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *